Cómo fluir con el plan que el Universo tiene preparado para ti

Como coach y mentora me encuentro a menudo con situaciones de mis clientes y lectores en los que la vida o el Universo nos pone a prueba, nos hace preguntarnos por qué me está pasando esto una y otra vez, qué sentido tiene esto. Hace no mucho una de las personas que me leen me hacía esta pregunta: ¿por qué la vida es tan injusta para algunas muchas personas? ¿Por qué hay situaciones tan dolorosas para unos y tan ventajosas para otros?

Nada sencillo responder a algo así. Sin embargo, si empezamos a ver la situación desde otro lugar, más profundo, más espiritual… veremos que son grandes aprendizajes que nos está trayendo la vida y, sólo encontrándole un sentido a lo que nos ocurre, y sólo desde la aceptación y humildad, lograremos desbloquear situaciones que nos duelen, nos hacen sufrir o simplemente se repiten y deseamos cambiar.

En este magnífico post invitado, Rossana Becerra, blogger y una de las alumnas más brillantes del curso SelfCoaching, nos ofrece respuestas profundas y reales para aprender a aceptar, y sobre todo, para lograr a fluir con el Universo para que éste nos traiga lo que nos tiene preparado.

He aprendido muchísimo en este post y te recomiendo leerlo con calma, porque está basado no sólo en conocimientos teóricos, sino en la propia experiencia de la autora.

Correspondencia y aceptación: Desbloquea tu intelecto y genera experiencias satisfactorias

Antes de lanzarme a contarte cómo he logrado desbloquear mi intelecto, permíteme agradecer a Masha por abrirme su ventana para llegar a ti con mi historia, su proyecto es esa plataforma donde los sueños se cumplen. Gracias por tu luz, Masha.

Bien, movida por un profundo deseo de manifestar en mi realidad todo aquello que tenía en mi cabeza, inicié este camino, el de comprender las leyes que nos rigen, unen y manifiestan.

Sí, yo quería que mi voluntad se hiciese, aunque dijera lo contrario.

Yo creía saber lo que era correcto y perfecto para mí.

Y cuando las cosas no salían según mi voluntad, regresaba entre los libros para verificar en qué paso había fallado el conjuro divino.

¿No estaba vibrando en el amor?

¿No estaba haciendo las preguntas correctas?

Yo estuve ahí, buscando en la espiritualidad las respuestas a mis dramas terrenales.

Y aunque muchos sueños y deseos formulados al universo se cumplieron, no llegaron con el paquete de felicidad y, contra todos mis pronósticos, generaron más conflicto.

No comprendía, era correspondiente con mis sueños y al mismo tiempo con el caos.

Y algo seguía tirando de mi brazo y lanzándome de regreso a las lecturas místicas.

Treinta años me tomó comenzar a salir de la corriente huracanda, sólo para confirmar que el plan fue perfecto, que para comprender la ley, y cómo funciona, debía conseguir todo eso, sólo así verificaría que lo que yo creía correcto y perfecto para mí, no siempre era lo correcto y perfecto para mí, pero si lo correspondiente para mi evolución.

¿Has escuchado la expresión “deja que la vida te sorprenda” o “los tiempos de Dios son perfectos” o “el Universo tiene un plan para ti”?

En este artículo me gustaría mostrarte cómo desbloqueé a mi intelecto para generar experiencias satisfactorias y fluir con el plan que el Universo tenía planeado para mí.

¡Sígueme!

Sistema de pensamiento: lo que hace que todo sea como es

Hemos sido educados en una sistema, para un molde, una caja.

Y nos han vendido que cuando llenamos esa caja con listones (pareja, hijos, viajes, trabajo, bienes materiales, solvencia económica, éxito) entonces alcanzamos la felicidad.

Y de esta premisa, de acuerdo a lo que he verificado en mi propia experiencia, nacen dos posibles resultados:

Que logres tus metas, objetivos y no seas feliz, entonces seguirás buscando.

Que no logres tus metas, objetivos y no seas feliz, entonces seguirás buscando.

Seguro has estado de los dos lados, y es que lamentablemente hay un hoyo negro entre nosotros y la felicidad que nos han pintado.

No es que lo que queremos alcanzar sea malo o bueno, de hecho, puedes alcanzar todos los listones y adornar con títulos tu paso por el mundo.

Pero no estamos aquí por los listones, ¿recuerdas?

“Entonces, si con ninguno de los dos resultados alcanzo la felicidad… ¿dónde está el truco?”

Bingo, en tu sistema de pensamiento.

Has puesto tu felicidad en asuntos externos que nada tienen que ver con ella.

En mi caso, una testigo viva del primer resultado, de las que conseguían todo y al final ese “todo” venía con un bonus extra de sufrimiento (parejas tóxicas, jefes arrogantes, envidias, celos…)

En ese pico de saturación hice una parada, ya no quería nada de eso, pero estaba en mi vida, me estaba pasando a mí.

Primero intenté lo fácil y te lo ilustro con un pequeño ejemplo: “Rossana, la felicidad nunca es completa, tienes un buen trabajo, no importa que tengas unas relaciones desastrosas, te pagan bien, no lograrás nada mejor en Colombia”

Bien, estos pañitos de agua tibia no duraron mucho, entonces me hice esta pregunta:

¿Hay una forma distinta de hacerlo?

La respuesta fue sí, y dolía. Despertar duele, no para siempre, pero reestructurar un sistema de pensamiento duele al principio.

Pero el sueño duele más, mantenerte en la caja, en el molde, duele más, y es el círculo perfecto de ensayo y error en el que consigues más de lo mismo.

Cuando despiertas, tienes la oportunidad de reestructurar tu pensamiento, de hacerlo de forma distinta, de desapegarte del resultado, de las expectativas (propias y ajenas).

Ahora tienes que tomar esta decisión ¿lo asumes o no? Y de esto se derivarán otros dos posibles resultados:

Ser feliz sin importar lo que pase afuera de ti, es una felicidad genuina, sin expectativas, sólo es. Y cuando te conectas con ella, tu entorno responde, tu vida responde, y comienzas a generar experiencias satisfactorias. Tú creas, porque tienes el control, siempre lo has tenido, pero ahora lo haces desde la consciencia.

O sigues en la caja, intentando entrar en el molde a través del círculo de logros por alcanzar.

Es tu sistema de pensamiento el que hace que todo sea como es.

¿Quiere salir de la caja, romper el molde? Quieres detener el sufrimiento y encontrar tu camino.

La caja es una ilusión, es tu mente, eres tú. Te invito a entrenarla y te muestro el camino que está funcionando para mi y para mi terco intelecto que lloraba sus cartones y listones.

Invierte ese sistema de pensamiento, llévalo de afuera hacia dentro y explota tu talento, tu energía, tú ERES.

Correspondencia

Seré directa:

¿Con qué tipo de situaciones sufrimiento eres correspondiente en este preciso instante?

¿Pareja infiel, jefe abusivo, amigos desleales, deudas, relación rota con tus padres, soledad, culpa, envidia?

Cada una de esas experiencias te está dando la oportunidad de regresar a ti, a tu poder, el que nunca debiste perder.

Tu vida es una experiencia perfectamente diseñada para tu evolución, viniste con un plan pedagógico entre los pañales.

Pero vamos más allá.

Las enseñanzas del maestro Schmedling

De acuerdo con el maestro Gerardo Schmedling, la correspondencia, que realmente es una ley universal, determina dónde, cuándo, cómo, y a quién le corresponde vivir qué experiencias específicas de aprendizaje.

Éstas experiencias están diseñadas por el Universo de acuerdo a la necesidad de evolución y a la función que le corresponde desempeñar a cada persona en un lugar específico.

De igual forma, determina cuál es la misión de amor y de servicio que le corresponde a la persona, y a quiénes se les prestará el servicio correspondiente.

Ese plan pedagógico, diseñado por el Universo para cada persona, determina raza, padres, nacionalidad, región, función, y todas las experiencias necesarias de destino y misión que corresponde con la conciencia que viene a tomar un cuerpo físico para continuar su proceso de evolución.

Todos los seres humanos estamos ubicados en el lugar perfecto, teniendo en cuenta que el destino se refiere a todo aquello que vinimos a aprender en esta vida, todo aquello que consideramos difícil o que nos cuesta trabajo, y que la misión se refiere a esas cosas que sabemos, o aprendemos a hacer, y podemos transmitir a los demás.

Y es así para lograr el aprendizaje exacto que nos trajo a este mundo físico, realizando un doble propósito de acuerdo con la ley de correspondencia, APRENDER – ENSEÑAR.

A dónde nos lleva este valioso conocimiento

Sé que esta información parece densa, increíble para los tercos intelectos como el mío.

Pero interiorizarla ha hecho de mi experiencia vital un antes y un después.

Es saber esto lo que me ha llevado a valorar mis problemas y sufrimiento, ya sé que no son casualidad, y que he venido a sanarlos, que hacen parte de un plan perfecto.

Apuesto a que has escuchado a muchos decir:

Si eso no me hubiera pasado (cualquier sufrimiento) no estaría donde estoy ahora.

Y seguro has escuchado a muchos profesionales del desarrollo personal decir cosas como: Estuve en la bancarrota y logré recuperarme y ser mucho más abundante que antes.

Tuve una pareja tóxica, violenta, y logré salir de ahí para amarme y ser fiel a mí

Tenía un trabajo que odiaba, un jefe abusivo, y logré reinventarme

¿Qué tienen en común estos personajes?

¿Aún crees que fue suerte?

¡No!

Hacía parte del plan, lograron atravesar situaciones de destino, sufrimiento, y hoy ayudan a otras personas desde la experiencia, porque lo vivieron.

Bien decía el maestro Schmedling, no puedes enseñar aquello que no sabes, y estos profesionales saben muy bien cómo salir de la bancarrota, cómo mejorar su autoestima, cómo dejar a una pareja tóxica.

Y lo saben porque estuvieron ahí y al transmutar todo ese sufrimiento en misión pueden servir al mundo desde ese aprendizaje.

Hermoso.

Cuando una situación ya no tiene nada que aportarnos, ya no tenemos nada que aprender de ella, y cuando ya no somos útiles para las experiencias de aprendizaje de las personas que nos rodean en un entorno, estamos listos para acceder a otro lugar y a otros experiencias más avanzadas y satisfactorias, la vida te mostrará el camino si se lo permites.

¿Y como llegar ahí?

Aceptación

Cuando aceptas que esas situaciones conflictivas son necesarias para tu propio crecimiento, te liberas del sufrimiento y te abres al aprendizaje, al cambio.

Esto sólo puedo contártelo desde mi experiencia como ciudadana de a pie, no tengo otra forma, y aquí te entrego la claves para lograr esa aceptación.

Cuando algo te perturbe pregúntate, ¿qué es lo que no estoy aceptando?

En ese momento llegará una respuesta a tu mente, y seguramente te responderás “Sí, es eso lo que me causa sufrimiento”.

Entonces, para dejar de sufrir podrán llegar dos nuevas preguntas:

¿Cómo puedo aceptar esto?

¿Cómo puedo aprender a aceptar esto?

Ahí comprenderás algo que te cambiará la vida, espero, como me la cambió a mí, en palabras del maestro Schmedling:

Por lo tanto, si tienes suficiente comprensión, ya estás listo para liberarte completamente del sufrimiento, a través de la aceptación, pues, de lo contrario, seguirás sufriendo».

¿Ejemplos?

¡Vamos por ellos!

Una hombre que sufre de celos. ¿Qué no está aceptando?

Que no es dueño de nadie. ¿Qué pasa cuando acepta que no es dueño de nadie? El sufrimiento ya no está.

¿Estás listo para eso?

Otro ejemplo.

Una mujer sigue apegada a la casa que tuvo que vender y sufre por ella. ¿Qué no está aceptando?

Que nada le pertenece y que siempre tiene lo necesario.

La vida te dará todas las oportunidades que necesites para integrar la aceptación, te dará tantas lecciones como sean necesarias.

Al resistirnos vamos hasta el fondo, hasta donde no nos quede más remedio que dejar de luchar y permitir que la corriente de la vida nos lleve.

Si quieres explorar otras formas de NO ACEPTACIÓN te recomiendo mi artículo 7 Claves para romper el hechizo y superar situaciones difíciles, espero que te ayude a reconocer cómo actúa y se justifica tu mente y ego para controlarte, cuando comprendes esto el control vuelve a ti.

De esto sólo me queda decirte que las situaciones de sufrimiento son proporcionalmente dolorosas a tu nivel de terquedad y no aceptación.

Verás que cuando logras aceptar en tu mente, desde la comprensión, las situaciones que te parecen más duras, éstas dejan de repetirse, pues la vida ya no podrá enseñarte nada a través de ellas, pues ya lo has comprendido.

Mi vida, mi entrenamiento espiritual

Fue a través de comprender la correspondencia y la aceptación que di el giro a mi sufrimiento.

Ya a este nivel tenía 3 cosas claras:

Soy 100% responsable de todo lo que en mi vida ocurre.

Toda experiencia, por dolorosa que parezca, si se manifiesta en mi vida es necesaria y ha sido perfectamente diseñada para mi desarrollo personal y espiritual.

A través de la aceptación consciente puedo soltar esas situaciones de sufrimiento, puedo mostrarles la luz a esas heridas.

Inicié este post diciendo que quería que todo lo que tenía en mi mente se manifestara en mi vida, quería que mi voluntad se hiciese.

Si quieres saber cómo me esforzaba y sufría lee el artículo El día que decidí despedir a mi jefe, donde relato cómo llegué hasta el fondo para ver la luz y el regalo que la vida me tenía preparado para cuando atravesara valientemente el sufrimiento.

Y la vida, infinitamente sabia, me llevó hasta mi fondo, donde comprendí que la existencia tiene un propósito, y es que aprendamos a ser felices sin importar lo que pase afuera de nosotros, aún si no tenemos o logramos todo lo que tenemos en la cabeza.

El entrenamiento de la vida nos da todas las oportunidades para lograr ese propósito.

Generar experiencias satisfactorias

Pero lo que más curiosidad me genera, es que cuanto más acepto, más naturalmente llegan las experiencias satisfactorias a mi vida.

Claro, aún tengo sueños y objetivos por cumplir, tengo mis pies plantados en la tierra de este planeta.

Pero no los fuerzo, viro mi barco cuando es necesario y me dejo sorprender por el plan divino, por la vida, que cuidadosamente ha puesto a mi disposición maestros, personas, proyectos y nuevos conocimientos.

Acepto lo que me molesta, reconozco mis emociones, esas mensajeras divinas que me anuncian que algo no está funcionando bien… Me dejo enojar y embriagar de rabia cuando es necesario, le doy su lugar a esos sentimientos para soltarlos y para permitirme comprender, y comprenderme.

Soy tan humana, tan feliz, en medio de la rara belleza del universo que no se rinde para demostrarme que todo está, y que siempre estoy, en el lugar que corresponde.

Y tú, ¿has pensado entrenar tu intelecto para entregarte a la maravillosa experiencia de vivir desde la consciencia?

Venga, te espero en los comentarios.

—–

Rossana Becerra es la creadora del proyecto rossanabecerra.com en el que a través de técnicas de autoconocimiento y espiritualidad acompaña a mujeres que buscan equilibrar sus facetas como madres, esposas y profesionales.

Descarga su guía gratuita “3 herramientas probadas para transformar tus frustraciones en experiencias satisfactorias”

26 comentarios

  1. Me encantó!!
    Me quedo con esta frase: «las situaciones de sufrimiento son proporcionalmente dolorosas a tu nivel de terquedad y no aceptación».
    Un articulo simplemente Maravilloso!
    Una combinación terrenal y espiritual que fascina.
    Dejarse envolver en cada relato para dejarte guiar dulcemente pero pracmáticamente hacia la solución que abra tu mente, es una bendición!!
    Pam

    1. Sabía que te encantaría Pam! Sobre todo después de la sesión de ayer. Rossana es una grandísima profesional (igual que tú) y espero que nos traigas pronto un artículo sobre liderazgo femenino! Nos encantará leerlo y aprender de ti! Un fuerte abrazo bonita!

  2. Masha, ha sido un gran placer colaborar en tu proyecto con este post y con estos temas.

    Me gustaría manifestar que es un sueño materializado el estar aquí, resultado del permitirme fluir con lo maravilloso que la vida tiene preparado para mí… Y si tejo hacia atrás, recuerdo como hace poco me sentía desorientada, así que solté el control para comenzar a ver las señales… Y la señal me dijo que ya estaba lista para nuevos aprendizajes, así llegué a al curso SelfCoaching y en consecuencia a tus manos y a tu sabiduría. Gracias a esa decisión he podido verificar la teoría, lo verdadero, para mí eso es SelfCoaching, total acción, y todo encaja… Hacerme correspondiente con este escenario ha sido un regalo para mí.

    De corazón espero que sigamos correspondiendo en este hermoso camino. Un abrazo!

    Rossana

  3. Excelente, Rossana. Doy fe, yo también, de que todo sucede como ha de suceder para seguir un plan, un aprendizaje o conseguir nuestros deseos. Voy a seguir leyendo los artículos que nos propones y te agradezco enormemente todo lo que nos aportas.
    Gracias a Masha también por ser la responsable de haber conocido a tantas buenas personas y magníficas profesionales. Un Abrazo.

    1. Hola Nuria, muchas gracias por tus palabras.
      Me alegra encontrar personas tan conectadas con la espiritualidad. Ya ves que cuando entendemos que todo es un plan perfecto sufrimos menos, COMPRENDEMOS, y dejamos de luchar con esas situaciones que nos generan sufrimiento, dejamos de querer tener razón e imponer nuestros puntos de vista e intensiones… Eso es fluir con la vida, así nos dejamos sorprender.

      Nos seguiremos encontrando en este camino de luz.
      Un abrazo!

  4. Me ha encantado!!! Es un tema que me cuesta mucho y el hacerse 100% responsable de tu situación es el primer paso. Y hacerlo sin culpa!! Mirando siempre el aprendizaje. Muy buenas preguntas las que nos plantea Rossana para desbloquear esas situaciones que nos causan sufrimiento.
    Ya tengo deberes! Repasar el principio de correspondencia!

    1. Hola Yolanda, gracias por tu comentario!

      La culpa no sirve para nada! Este fue un gran descubrimiento para mí bajo esta premisa «si todo lo que ha pasado en mi vida ha sido perfecto para mi despertar de consciencia y desarrollo personal y espiritual… esto también es cierto en la vida de las personas que me rodean» Resultado, cero culpa, claro, siempre que lo comprendamos y verifiquemos en nuestra experiencia a la luz de la consciencia, de otra forma sólo será una frase más acumulada en nuestro intelecto.

      Comprender esto me llevó a ver de otra forma la relación con mis padres y mi relación con mis hijas, en algunos puntos dolorosa, pero ahora comprendo que todas esas experiencias fueron parte de nuestros planes perfectos, y así como elegí a mis padres mis hijas me eligieron a mí para vivir determinadas experiencias y crecer… Quedarme en la culpa sólo me hubiera anclado al sufrimiento, culpando a mis padres por lo que «me hicieron», y culpándome a mí misma porque lo hice o dejé de hacer con mis hijas… Hoy todas esas heridas son mi luz y mi brújula de sanación.

      Ufff, gracias Yolanda… Cuantas cosas me han salido :)
      Un abrazo!

  5. iiHola Rossana!!
    No podía ser de otra forma que maravilloso, leo tus palabras y parece que te estoy escuchando hablar, porque es totalmente TÚ :)
    Es un verdadero placer el coincidir contigo :D
    Me encantó y me quedo con esto: «Soy tan humana, tan feliz, en medio de la rara belleza del universo que no se rinde para demostrarme que todo está, y que siempre estoy, en el lugar que corresponde»
    Hoy yo entiendo, que estoy en el lugar correcto rodeada de tantas personas; como tú, María, Pamela, Marissa, Nuria, Carmen, Yolanda, Jorge Humberto, Manoli, María Claudia y todas aquellas personas que no acabaría de mencionar en este pequeño espacio; ese es el lugar que hoy corresponde y me siento bendecida por eso.
    Hermoso articulo Rossana, Felicidades!!!
    Un abrazo!!

    1. Tere, ha sido muy emocionante leer tu comentario… Y confieso que tuve que regresar al post para confirmar que efectivamente había escrito esa frase, profunda y hermosa, gracias por hacérmelo notar. Hoy estoy convencida, porque lo he verificado, de que los personajes que hemos coincidido en SelfCoaching 2019 somos espejos, somos correspondientes… Esos son los regalos del universo, y ahora desde el amor, el profundo respeto, nos acompañamos en este bello camino de sanación.

      Gracias por hacer parte de esto.

  6. Hola Rossana:
    Llegar a estas frases desde la ACEPTACIÓN es un «click» tremendo y clarificador nada sencillo sobre «Las enseñanzas del maestro Schmedling: Todos los seres humanos estamos ubicados en el lugar perfecto, teniendo en cuenta que el destino se refiere a todo aquello que vinimos a aprender en esta vida, todo aquello que consideramos difícil o que nos cuesta trabajo, y que la misión se refiere a esas cosas que sabemos, o aprendemos a hacer, y podemos transmitir a los demás.

    Aceptación que no es resignación y que como dices :Toda experiencia, por dolorosa que parezca, si se manifiesta en mi vida es necesaria y ha sido perfectamente diseñada para mi desarrollo personal y espiritual.

    Me ha gustado mucho el desarrollo del post viendo como el enfado y el no entendimiento del principio se TRASNMUTA ,transformándose en experiencias satisfactorias.

    Genial articulo.
    Un abrazo para María y otro para ti Rossanna
    Virginia

    1. Hola Virginia, muchas gracias por pasarte!
      Para comprender la enseñanza del Maestro Schmedling que mencionas, para mí fue muy útil mirar mi vida en retrospectiva, ahí tuvieron sentido muchas vivencias que, aunque dolorosas, hicieron virar mi barca y me trajeron a las experiencias que disfruto hoy. Verás, aunque no tengas acceso a esta información «teórica» esto que expongo se puede verificar en la vida de cada persona… Y en la medida que vas caminando por la vida, vas transmutando ese destino y teniendo más misión, depende de cada persona recorrer ese camino desde el sufrimiento o desde el agradecimiento.

      Un abrazo!

    2. Hola Virginia, gracias por tu comentario.
      De acuerdo contigo, cualquier sufrimiento puede ser objeto de transmutación, sean emociones como el enfado u otras situaciones conflictivas que nos afecten, lo esencial es poner la lupa de la consciencia y lograr esa comprensión.
      Te dejo con esta frase del maestro Schmedling «tienes dos formas de vivir el destino, sufriendo y quejándote todo el tiempo o aceptándolo como plan perfecto y parte esencial tu crecimiento».
      Un abrazo!

  7. Hola
    Es un punto de vista interesante pero algo v conformista y cómodo.
    Que hay de los niños con cáncer, de wuienes nacen en la pobreza o la guerra sin NINGUNA posibilidad de acceder a planteos de misión y destino, o tan siquiera de sobrevivir a la infancia. Haití, Líbano, casi toda América del Caribe, buena parte de África, Asia… En fin, más de dos tercios de la gente…. Que plan cósmico es ese que de entrada te condena a condiciones inhumanas, y sin ningún acceso a un guru que te espabile? Menudo planteo el que hace usted.

    1. Hola Javier. Es cierto que en el mundo ocurren cosas horribles… y no se trata de no hacer nada. Si podemos aportar nuestro granito de arena, es nuestro deber hacerlo. Pero si nos quedamos con la sensación de que es todo injusto y sólo nos quejamos, ¿acaso mejoramos el mundo con estos pensamientos? Además el artículo no habla de cosas en general, sino de aceptar nuestro propio plan. Obviamente esos niños que no tienen acceso a la misma información ni se preguntarán esas cosas porque están en modo supervivencia. Pero nosotros que estamos mucho mejor que ellos y tenemos un ordenador y conexión a Internet y conocimientos, sí podemos cuestionarnos nuestra vida, verla de otra forma y aceptar cosas nuestras que no se pueden cambiar. El verdadero cambio empieza por uno, no por enfadarse con los demás porque la vida sea injusta. Y por supuesto si algo te molesta, cámbialo. No se trata de aceptar sin más, sino hacer cosas de manera consciente. Pero gracias por la reflexión porque siempre es bienvenida.

    2. Hola Javier, muchas gracias por tu comentario, me das la oportunidad de abordar un tema bastante interesante.
      Todas esas preguntas que te haces son las mismas que yo me hice desde que tenía 6 años. Siempre inquieta, no pude dejar que mi vida pasara viendo en las noticias como mi país, Colombia, era consumido por la guerra y la pobreza. Así que volqué toda mi carrera profesional al sector humanitario durante 12 años y con todos mis títulos me interné entre las montañas de este país para salvar a los desamparados y defenderlos de las injusticias sociales.
      Como era de esperarse, y con mi mente limitada, vi mucha pobreza, niños mutilados consecuencia de jugar con artefactos explosivos sin saber que lo eran, madres que nunca encontraron a sus hijos desaparecidos… fosas comunes que no podían ser exhumadas porque estaban rodeadas de minas antipersonal, las comunidades no podías rescatar a sus muertos…
      Claro que era y es aún doloroso, pero para mi sorpresa esas personas no estaban todo el día lamentándose, todo lo contrario, a pesar de la guerra, de los desplazamiento masivos, siempre regresaban a reconstruir sus montañas, a trabajar como comunidad, a sanarse colectivamente, cada día estas personas tomaban la decisión de levantarse y seguir viviendo… Comprender la firma de la paz para una persona de la ciudad es muy distinto a lo que un campesino víctima de la violencia comprende… Te explico, mientras en la ciudades la gente estaba indignada por los beneficios que recibían los guerrilleros con las firmas, los campesinos celebraban que una bomba no les cayera encima… Por esa época la palabra silencio era poderosa, se «silenciaron las armas», la gente en las zonas rurales comenzó a valorar lo que era irse a dormir tranquilos después de tantos años…
      Claro que no tienen acceso a la información que nosotros tenemos, gracias al avance de la tecnología, pero yo veo claramente su evolución… En esas experiencias comprendo la tan nombrada «dualidad», «la luz y la sombra», ellos están verificando constantemente la teoría y no necesitan saberlo… No por ahora, como dice Masha, sus necesidades e intereses son otros y corresponden con un nivel de evolución de consciencia.
      La vida no es buena o mala, la vida es necesaria con todas sus experiencias para nuestra propia evolución.
      Entre muchas otras cosas, me retiré del sector porque esas personas no necesitaban ser rescatadas, porque comprendí que mi paso por ahí, desde lo individual, no tenía más impacto, esas personas que yo quería salvar eran más felices de lo que yo era, tuvieron la valentía de adaptarse al medio, aprovechar los recursos disponibles y continuar viviendo, perdonaron… Y eso lo encuentro valioso, hermoso, admirable… Ellos si nos pueden dar una clase sobre cómo ser feliz con lo que se tiene, porque realmente lo son.
      Después de esto, me comprometo a escribir un post sobre «niveles de desarrollo de consciencia» para profundizar un poco sobre lo que Masha nos dice sobre ese modo «supervivencia»… Porque todos hemos pasado por ahí, pero esto tiene un enfoque muy espiritual y merece un artículo completo, ahí profundizaré sobre por qué el hambre, el cáncer… pero te adelanto, son experiencias necesarias y cada persona puede tomar la decisión de cómo vivir esas experiencias, en tanto no podrá evitarlas. Es ahí donde se une la ley de correspondencia y se crean todas las circunstancia para que cada quien tenga su aprendizaje.

      Espero haber respondido a tus dudas y estaré encantada de leerte nuevamente, este tema me apasiona.

  8. Hola Rossana!
    Es muy interesante el planteamiento expuesto. Aunque bien es cierto que hay que entrenar a la mente poco a poco para aceptar el plan que el Universo tiene preparado para nosotros porque muchas veces es difícil «entender» ese plan.
    Yo llevo un tiempo centrada en aprender de las cosas no tan buenas que me suceden y es verdad que sin darme cuenta empiezo a ver las cosas de otro modo, de manera más positiva y no dejando que lo malo me hunda. También es verdad que es relativamente fácil volver a caer en la negatividad ante un momento de flaqueza pero creo que, como todo, es cuestión de ir trabajando poco a poco lo que el Universo tiene preparado para nosotros.
    Gracias por la reflexión! Un abrazo

    1. Hola Cristina. Has dado en el punto, la vida en sí es el entrenamiento y pasa por entrenar también la mente.
      Aunque no lo parezca, en todo momento estamos decidiendo y cuando no permites que «lo malo te hunda» estás priorizando tu tranquilidad, tu paz, estás decidiendo no hacerte daño.
      Gracias por la lección de paciencia que nos das… pues como dices, se trata de ir trabajando poco a poco, sin afán, para descubrir y disfrutar los regalos del Universo.
      Un abrazo!

  9. ¡Enhorabuena por el post Rossana, me ha encantado!

    Vaya si el plan que el Universo tiene preparado para nosotros es perfecto, para evolucionar y crecer tenemos que pasar por experiencias que nos impulsen a hacerlo, muchas personas dicen “Si eso no me hubiera pasado (cualquier sufrimiento) no estaría donde estoy ahora”, y no se equivocan al decirlo, es precisamente eso que les ha pasado lo que les ha hecho estar donde ahora están.

    Con el tiempo he ido aceptando todo lo que he vivido y dando gracias por ello, si me ha pasado y he sido capaz de entender, aceptar y aprender el por qué me ha pasado, aunque en ese momento renegase de ello, o no entendiese nada y lo rechazase… Hacerlo es lo que me ha hecho ser quien soy hoy en día, y todo mi crecimiento y evolución, tiene mucho que ver con esa aceptación que comentas, y cuanto más acepto, más experiencias satisfactorias llegan a mi vida también.

    Todo cambio empieza en nosotros. No es fácil aceptar los cambios, pero elegir el camino de la aceptación ante los cambios como has hecho tú Rossana, nos ayuda a vivir en armonía, a afrontar con mayor entereza cuantos problemas se presenten en nuestra vida, y a mantener nuestro bienestar y paz interior

    ¿Cuál de estas dos opciones prefieres?

    1. Luchar y resistirte inútilmente a aceptar lo que está pasando, y vivir infeliz con esa lucha y resistencia.
    2. Abrazar el cambio y relajar tu mente, que poco a poco encontrará la paz y felicidad que estás buscando a través de esa aceptación.

    Yo tengo clara la opción que prefiero :) la vida es para ser feliz y fluir con ella, todo lo que sea resistencia, nos bloquea y aleja de esa vida que deseamos.

    Gracias por este post que nos hace reflexionar sobre cómo vivimos, cómo hemos vivido y sobre todo cómo queremos vivir, y la importancia de ser responsables al 100% de nuestra vida ;)

    ¡Un fuerte abrazo a las dos!

    1. Hola Mariví, definitivamente me quedo con la opción «Abrazar el cambio y relajar tu mente, que poco a poco encontrará la paz y felicidad que estás buscando a través de esa aceptación». Y créeme, aún vivo situaciones en las que tengo que tomar la decisión consciente de con qué opción me quedo, pero ya sabes… Es parte del plan, y entre más rápido aceptamos con menos drama vivimos.
      Muchas gracias por pasarte, un abrazo!

  10. Hola Rosana! Qué bien verte en éste blog como invitada!!!

    Pufff que intenso todo lo que cuentas.

    La verdad que muchas veces somos tan duras con nosotras mismas que sin quererlo no nos damos cuenta de todo lo que tenemos alrededor, de todo lo que aprendemos y avanzamos cada día.
    Estoy en un proceso personal de valorar más lo que tengo, de vivir en el presente y de valorar lo que las circunstancias nos trae, al fin y al cabo la vida es para disfrutarla y fluir. Así que gracias por aportar un granito más

    Un abrazote y te veo pronto.

    1. Hola Marta, que alegría verte por aquí :)
      Totalmente de acuerdo contigo, aveces estamos tan ocupados «queriendo» lo que no tenemos que nos olvidamos de disfrutar lo que ya nos está pasando. Como todo, considero que es un equilibrio, que es cuestión de fluir y «virar nuestra barca» cuando sea necesario frente a todas las metas y objetivos que nos planteamos.

      Un gran abrazo y nos vemos pronto!

  11. Un artículo muy profundo y es un tema que no es tan fácil de comprender o mejor que no es tan fácil ponerlo en práctica, cuando el subconsciente , está ahí listo a hacernos una mala jugada.
    Pero si que he aceptado y comprendido situaciones que he vivido y me han hecho aprender mucho, de consecuencia me han hecho sentir más tranquila.

    Muchas gracias.

  12. Hola Rossana! Me ha encantado tu post. Y que bien verte por el blog de Masha.

    Cómo fluir con el universo no es fácil. No siempre entendemos que nos pasa a nuestro alrededor y como eso que nos duele se conecta con nuestro Ser interior, nuestro crecimiento, nuestra energía. Como bien dices aceptar no significa resignarse y se confunde el como llevar a cabo ese camino, como actuar o como no actuar.
    Lo que es seguro es que todo proceso que signifique aceptación significa también aprendizaje.
    Enhorabuena por el post y un abrazo

  13. Me he encantado este post. Es simplemente maravilloso. Un artículo para leer y releer y volver a leer hasta asumir toda la profundidad de sus palabras. Me ha hecho reflexionar sobre el fluir con la vida, soltar el control y escucharnos más y mejor. Hemos venido aquí a aprender, somos nosotros los que nos empeñamos en mirar hacia otro lado hasta que no nos queda más remedio que escucharnos y amarnos.Gracias por compartir.

  14. Gracias por este estupendo post, es cierto que muchas de las situaciones que nos encontramos en la vida no son de nuestro gusto, pero todo cambia cuando sabemos ver el fabuloso mensaje que hay detrás de cada situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.