No tengas miedo. Estamos viviendo el mejor momento de la historia

Claves_del_articulo

Es posible que alguna de las caras de esta imagen pertenece a alguien que te cae mal, que no te gusta o incluso es una persona que odias. Y puedo entenderlo.

Hoy el mundo despertó con una noticia que nos sorprendió a unos, asustó a otros e indignó a muchos... Donald Trump ha sido elegido como nuevo presidente de Estados Unidos.

Unos se preguntan cómo ocurrió. Otros qué va a pasar. Algunos vaticinan cambios terribles para el planeta entero. Para mí hay dos cosas muy claras.

  • Una: el miedo sigue reinando en el mundo entero; por miedo nos dejamos manipular y controlar, porque no nos sentimos responsables de nuestra propia vida.
  • Y dos: no creo que ahora debamos seguir alimentando el miedo por lo que puede pasar.

Cosas terribles en nuestra historia han pasado, siguen pasando y probablemente vuelvan a suceder... Pero el verdadero cambio empieza dentro de ti, nunca fuera. No es la lucha contra el sistema lo que nos va a salvar, no es el miedo o la indignación, sino el despertar de nuestra propia conciencia, el aprender a vivir con amor esta vida tan imperfecta y muchas veces difícil, lo que nos hará ser más libres.

Si alimentamos el miedo, estamos permitiendo que nos controlen, que nos separen. Si trabajamos internamente desde el amor, la aceptación, incluso de aquello que no nos parece correcto, sólo así lograremos salir del dolor...

Este trabajo personal tan profundo y necesario es parte de mi nuevo programa SelfCoaching y es curioso cómo factores externos se convierten en pruebas a superar para nuestro ego, miedos o rabia.

¿Por qué creo que vivimos en el mejor momento de la historia?

Hace tiempo que oí hablar de ello a Juan Martínez-Barea, autor del libro “El mundo que viene” en una conferencia suya que se hizo muy popular y también fue bastante criticada. Aquí tienes el vídeo de esta conferencia por si te apetece verla.

Martínez-Barea sostenía que estamos viviendo el mejor momento de la historia de la humanidad, pese a la crisis, el paro tan alto que hay en España... porque decía que hoy día tenemos más oportunidades que nunca en la historia. Ya no es nuestra procedencia familiar o geográfica lo que marca nuestro futuro. Podemos nacer en una familia pobre y gracias a Internet y nuevas tecnologías aprender por nuestra cuenta, podemos viajar gracias a los medios de transporte a lugares mejores, podemos crearnos una vida que nos merecemos, si lo deseamos.

Según este autor más que recursos económicos o materiales, lo que cuenta en el Mundo que Viene es el ingenio, la creatividad y la actitud.

¿Y qué es todo esto sino la filosofía del coaching?

El que triunfa en el mundo de hoy no es el que mejores notas ha sacado, sino el que tiene una actitud optimista ante la vida, el que busca oportunidades en vez de quejarse, el que se enfoca en el crecimiento en lugar de la crisis.

Hoy podemos acceder a conocimientos que hasta ahora nos han sido vetados. Gracias a la era de comunicación y globalización, pese al miedo reinante, podemos romper las barreras, porque son ante todo barreras mentales.

El mundo que percibimos es el reflejo de nuestro estado mental

El mundo lleno de guerras, dolor y miedo es fruto del estado mental actual de los seres humanos. Si millones, billones de personas vibran en el miedo, en la escasez, en la separación, si alimentan continuamente el ego, el resultado que obtenemos son guerras, escasez, separatismos, nacionalismos, xenofobia, racismo, envidias, venganzas, etc.

El otro día estuve en un bautizo. Soy una persona espiritual pero no pertenezco a ninguna corriente religiosa. El cura hablaba del amor y me sentía totalmente identificada. Pero en un momento dado se encendieron mis luces internas: también decía que el que no está bautizado en la religión cristiana no es hijo de Dios. Yo no estoy bautizada. ¿Significa que no soy hija de Dios? ¡En absoluto! Afortunadamente no tomé en serio esas palabras, porque entiendo que son parte del discurso programado de la Iglesia.

La cuestión es que se trata de un mensaje que en vez de unir, separa. Estos son los buenos, estos son los malos. Estos están puros, estos están impuros. Si las religiones separan, ¿cómo la política no va a separarnos? Derechas, izquierdas... Mi equipo, el equipo contrario... Estos me gustan, a estos otros los rechazo...

Despertando a tu libertad personal

Y sin embargo, en medio de esta crisis vital que no es sólo la de ahora, se está prolongando durante miles de años, hoy más que nunca estamos despertando como humanidad. A pequeña escala, todavía. Pero cada vez veo a más personas conscientes, personas que deciden abrazar la espiritualidad de otra forma: desde el amor auténtico, profundo, ese amor del que hablaba Jesús y que se ha manipulado por la Iglesia y se ha usado por el poder para controlar, dominar y hacernos temer.

Hoy más que nunca podemos liberarnos de ello. Porque la auténtica libertad es interior. Es algo que no te pueden quitar ni estando en la cárcel. La esclavitud es temer el sistema. Incluso luchar contra el sistema de forma violenta. El que lucha con violencia sigue siendo un esclavo. El que lucha contra sus propios miedos, se vuelve más libre.

Nosotros decidimos qué podemos alimentar: el amor o el miedo. La libertad personal o la esclavitud.

¿Por qué el Coaching está tan de moda?

Por eso están surgiendo tantos coaches en los últimos tiempos. Decía Borja Vilaseca en uno de sus vídeos que esto ocurre porque no tenemos amigos de verdad, nadie que pueda escucharnos sin juzgarnos, sin darnos su opinión personal, empatizando con nosotros. Estoy de acuerdo.

Pero también sé que si cada día más personas quieren conocer, aprender o se interesan por el coaching es porque sienten una falta de propósito en sus vidas, están buscando respuestas y un sentido más allá de lo puramente material, lo económica, política y religiosamente establecido.

Estamos despertando a nuestro poder interior y es un poder ilimitado, como lo cuenta Tony Robbins: poder sin límites, llevamos un gigante en nuestro interior.

Eso es verdadera libertad. Y eso también nos da miedo. Porque no es nuestra oscuridad lo que más nos asusta, sino nuestra luz, como decía también Nelson Mandela.

Hay mucha luz retenida dentro, mucha bondad, un amor enorme, infinito. Sólo ese amor podrá romper con el dolor y el sufrimiento.

Pero el dolor y sufrimiento también son parte de la vida.

Dice Sergi Torres que nos da miedo la vida porque no sabemos sufrir. Porque buscamos seguridad por todos los medios, ya que nos da miedo vivir en su plenitud. Y la vida, sin embargo, siempre se nos ofrece plenamente para que la vivamos al máximo.

Para mí el coaching es un camino de crecimiento personal y espiritual. Porque cuando conectamos con nuestro poder interior estamos conectando con el amor en su expresión más grande.

Cuando conectamos con el miedo, alimentamos el rechazo, la separación y el ego. Al conectar con el amor, estamos siendo poderosos sin límite y alimentamos el alma.

Por eso ahora pregúntate:

  • ¿De qué te sirve enfadarte por la situación política y mundial?
  • ¿Qué emociones y qué valores estás alimentando al hacerlo?
  • ¿Te hace más feliz, mas completa, te conecta con el amor, con tu alma?

Nuestra vida no es perfecta, para nada. ¿Pero quién dijo que la vida debe ser perfecta? ¿Quién dijo que hemos venido aquí a alimentar nuestro ego a través del confort?

Por eso estoy enamorada del coaching. Y por eso quiero llegar con el coaching a muchas más personas. No todas pueden permitirse un proceso de coaching personalizado completo, lo entiendo y me da pena no poder llegar por razones económicas o porque mi tiempo es limitado a miles de personas y ayudarles a despertar. Pero ésta es mi misión de vida y esto es justo lo que el mundo necesita ahora.

Por eso en breve verá la luz mi nuevo proyecto más personal, más profundo e íntimo: SelfCoaching.

Por ahora, quiero compartir contigo lo que el coaching y el crecimiento personal te permiten alcanzar para conseguir tu libertad personal y plenitud en tu vida actual, aunque no sea perfecta, aunque todavía haya sufrimiento para ti, aunque no tengas todo lo que deseas.

9 Beneficios del Coaching y Crecimiento personal para vivir plenamente

Para mí el coaching supuso un antes y un después en mi vida. Fue hace tres años que llegué a él y cada día que pasa no paro de crecer internamente. Es un bello proceso que me llevará toda una vida. Y te invito a seguir descubriéndote a través de esta metodología de expansión.

El Coaching te permite:

1. Tomar conciencia de ti mismo

Vivimos en piloto automático. Nos quejamos por todo. Nos sentimos víctimas, apáticos, tristes o enfadados con la vida. ¿Y si todo está en tus manos? ¿Y si descubres que en realidad lo tienes todo para ser feliz aquí y ahora? Tomar conciencia de tu vida, tus pensamientos, creencias, valores y necesidades personales es algo imprescindible si quieres vivir de forma completa y, sobre todo, consciente.

2. Aprender a relativizar

Conozco a demasiadas personas que ven sus problemas como obstáculos insalvables. Que sólo ven el lado negativo de las cosas, que se enfocan en el miedo y el dolor. Pero la vida no es en blanco y negro. Hay de todo y lo negativo de la vida es sólo nuestra percepción particular. Al relativizar y desdramatizar tus problemas, vives de forma más ligera y positiva, enfocándote en oportunidades y tu ingenio.

3. Hacernos responsables de nuestra propia vida

Muchos vivimos echando balones fuera, como decimos en España. Creemos que nuestra felicidad depende de circunstancias externas, de que alguien de nuestro entorno cambie, etc. Pero no es así como funciona la vida. No son los otros que pueden salvarnos. Sólo tú mismo. Toda la responsabilidad de tu vida recae en ti. Es más: la vida es un espejo. Si vibras en el miedo, verás miedo a tu alrededor. Si te crees poca cosa, los demás también te verán así. Es hora de tomar las riendas de tu vida y entender que el poder solamente lo tienes tú.

4. Aprender a gestionar emociones profundas como el miedo

Para mí una de las claves del coaching fue ponerme en contacto con mis emociones más profundas. Porque vivimos acallando algunas como el enfado o el temor por miedo a sufrir. Traspasar las emociones, permitirnos vivirlas, entender qué quieren decirnos, reconciliarnos con ellas... nos permite tomar el control de nuestra vida y no que las emociones nos controlen a nosotros.

5. Ser más libres internamente

En mi nuevo curso SelfCoaching pongo mucho hincapié en la libertad personal. La verdadera libertad es siempre interna, y está ligada a nuestro poder interior. A través de poderosos ejercicios del coaching clásico, estratégico y espiritual puedes conectar con ese inmenso poder que llevas dentro y empezar a vivir tu vida desde un enfoque totalmente diferente. Ni te imaginas la sensación de plenitud que se alcanza cuando sientes que eres libre, que todas las respuestas y posibilidades están en ti.

6. Darnos cuenta de que la vida es aprendizaje y crecimiento

Este es otro de los factores fundamentales del coaching. Comprender que nuestras dificultades son bendiciones, aunque a nuestro ego no le guste nada oírlo. Si ves cada problema como tu gran oportunidad, agradeces tus lecciones de vida y las empiezas a vibrar con el amor y la gratitud.

7. Abrazar el dolor y dejar de temer el sufrimiento

Los seres humanos no sabemos sufrir y tememos el sufrimiento, por lo que buscamos todo tipo de distracciones o situaciones de seguridad máxima para no tener que sufrir en la vida. De ahí nuestro miedo al fracaso, miedo al rechazo, miedo a lo nuevo. Preferimos quedarnos como estamos por miedo al dolor. Pero el dolor es parte de la vida, es inevitable, y si aprendemos a gestionar el dolor y aceptarlo como parte de la vida, nuestro sufrimiento ya no será tan grande y sobre todo, los miedos serán más pequeños.

8. Aceptar que no somos perfectos y abrazar las diferencias

No existe la vida perfecta. Tenemos una idea de perfección que excluye la vida, como dijo en su conferencia Sergi Torres. Cuando creemos que tenemos razón, enseguida juzgamos a los que creemos que no la tienen. Y esto hace que separemos a las personas en grupos contrarios. Porque ellos no son buenos según mi idea de perfección. ¿No te parece absurdo? ¿Acaso tengo yo las respuestas de cómo tiene que ser la vida?

9. Aprender a perdonar

Ésta es nuestra lección más grande. Perdonar al que incluso nos hace daño, al que no entendemos, con el que no compartimos nuestra visión de la vida.

O como dice Enric Corberá: perdonar es dar gracias por tu aprendizaje. Nuestros verdugos son nuestros mayores maestros. Sé que ya es un nivel muy elevado de conciencia, pero si yo gracias al coaching he podido llegar a él, es algo disponible para todo el mundo.

Sí, creo firmemente que pese al calentamiento global, las guerras, las injusticias (que por cierto ha habido siempre y hoy existe al menos algo parecido a la democracia y derechos humanos, aunque por desgracia no para todos), estamos viviendo el mejor momento de la historia para despertar, aprender y abrirnos al amor.

Algunos me tacharán de optimista, ilusa o incluso mística. Por fortuna cada vez más personas se unen al tren del cambio, a la verdadera transformación interior.

Muy pronto compartiré contigo mi nuevo proyecto llamado SelfCoaching, con el que pretendo llegar a miles de personas y así contribuir con mi crecimiento a un mundo mejor. Porque el verdadero cambio empieza en uno mismo. Y porque la vida es expansión. Tú eliges si vas a expandir amor o miedo, si vas a expandir confianza o dolor, si vas a abrirte a la vida o prefieres seguir viviendo en la oscuridad.

Te dejo con el teaser de mi nuevo curso que está quedando precioso... No sólo en el contenido, sino también visualmente va a ser una maravilla, como los vídeos que anticipan este nuevo programa:

____________________________________________________________________________________________________

25 comentarios

  1. Qué gran artículo y cuánta razón tienes.
    El cambio empieza dentro y de todas todas el miedo es nuestro peor enemigo. Eso no significa ir comiendo florecillas y hacer ver que nada malo está pasando pero la verdad es que el poder para ser feliz reside en nuestro interior.
    Con respecto a lo que comenta Borja, tantos coaches, mentores (entre los que me encuentro), guías, maestros, tutores… yo personalmente no creo que no tengamos amigos “de verdad”, yo los tengo y mis alumnos también; pero tanto amigos como familiares van a echar balones fuera, van a darte el placebo de las culpas a otros, del “no pasa nada, mañana será otro día” o consejos de lo que ellos harían en tu situación (pero que casualmente nunca hicieron).
    El trabajo de un guía, un coach o un terapeuta sea del tipo que sea está muy infravalorado y es una pena, pero bueno, poco a poco vamos mostrando caminos a quienes quieren navegar con nosotros.
    Gracias por tu gran trabajo, siempre te leo, nunca comento, hoy me he animado.
    Lou

    1. Hola Lou! Qué ilusión me hace verte aquí. Yo también sigo tu blog y me encanta tu trabajo. En momentos como el de ahora la figura de tutor, mentor o coach es muy importante. Así que espero que se vayan valorando cada vez más profesiones como las nuestras. Un abrazo grande y a por todas!

  2. Acabo de ver tu artículo Masha y, aunque en el fondo comparto gran parte de tus conclusiones, creo que no llego a estar de acuerdo con alguna de ellas, en concreto con la que propones esquivar el miedo. Si bien es cierto que es una emoción que en muchas ocasiones bloquea e impide el avance, desde un punto de vista muy personal prefiero tener miedo de un modo totalmente consciente. A sabiendas de que la historia nos ha dejado hace años algunos “recados” en forma de guerras e inestabilidad mundial, ahora elijo sentir miedo. Porque es un miedo que previene, que me mantiene alerta ante lo que pueda suceder y que me hace estimar algunas opciones de manera anticipada. Desde mi libertad, y teniendo en cuenta que vivo a miles de kilómetros de la nueva residencia de el nuevo presidente del mundo, opto conscientemente por mantener a partir de ahora los ojos muy abiertos por lo que pueda pasar. No quiero dejar de lado el miedo que me da que un tipo así controle el planeta y que tarde o temprano pueda perjudicar a miles de personas. Y, aunque resulte paradójico, es un miedo que ejerzo desde mi libertad.

    1. Hola Rosa! Gracias por dejar por aquí tu comentario, me parece muy valioso e incita a un interesante debate. Coincido contigo en la idea de que no hay que taparse los ojos para no sentir miedo y mirar para otro lado. Lo que quiero transmitir es que no voy a alimentar el miedo, porque el sistema, gobierno, poder quiere que tengamos miedo para así controlarnos mejor. Eso sí: como bien dices, yo también siento una preocupación por lo que está pasando, voy a estar alerta viendo lo que ocurre, pero sin entrar en catastrofismos y menos aún en discusiones políticas de si Trump es mejor o peor que Hillary o si unos están conmigo por pensar como yo y otros contra mí. Al final aprendí que es muy doloroso ligar nuestro propio bienestar a circunstancias externas. Y también estoy aprendiendo (aunque no es nada fácil) que incluso del enemigo se aprende muchísimo, porque nos enseña algo que ya llevamos en nuestro interior. Sé que es un tema casi metafísico, pero partiendo de esta base estoy viendo la vida de otra manera, relativizando mucho y tratando de ser consciente de dónde está mi aprendizaje… En todo caso, gracias por aportar este comentario, me parece que completa muy bien mi post y sirve para reflexionar sobre este tema del que se hablará mucho estos días.

  3. Hola Maria, es un auténtico placer leer cosas tan bonitas y espirituales, tan llenas de paz y amor, por cierto que lo de perdonar, el punto 9, es uno de los más importantes actos que Dios, a traves de Jesucristo, nos inculca, y da unos beneficios grandes tanto a nivel personal, en tu akma y espíritu, como a nivel colectivo, pues , nos dice que en este mundo, si perdo as, te perdonaran, casi siempre funciona asi, aunque Dios pidiera mas.
    Pero quisiera que me aclaras algo de lo que has puesto, y es : no es la oscuridad, lo que más nos asusta, sino nuestra luz. Bueno no se si estamis en nuestro mejor momento de nuestra historia, pues es vierto que ha habido malos, pero tambi buenos, lleno de oportunidades, aunque las oportunidades, creo, hay que saber aprovecharlas, sean los momentos como sean, y D. Trump, por lo que he visto, siempre lo ha hecho, hizo lo que tenia que hacer para triunfar, para ser un ganador nato, y ser un multimillonario, inclydo a veces ilegalidades, no podemos decir lo mismo de los venezolanos.
    Para finalizar, quisiera preguntarte también, Fue Jesús, quizás, el primer Coaching de la historia?Muchas gracias Maria, un saludo

    1. Hola Justino. Gracias como siempre por tu comentario 🙂 Dicen que el primer coach de la historia fue Sócrates, de hecho en el coaching se habla del famoso diálogo socrático, donde a través de preguntas te llevan a reflexionar. En cuanto al perdón, totalmente cierto, es lo más profundo, lo más difícil y lo más liberador. Aunque es lo que más nos cuesta a los seres humanos. Desde luego la figura de Jesús es el ejemplo máximo del perdón. En cuanto a la frase que mencionas, nos da miedo nuestra luz porque nuestra luz es divina, porque somos parte de Dios, y nos asusta el inmenso poder que llevamos dentro porque no estamos acostumbrados a él, porque sobrepasa los límites de lo humano, lo material. Y porque si sacamos toda nuestra luz, la mayoría de personas de este mundo nos tomarán por locos… Supongo que eso también nos da mucho miedo. En todo caso, esta es mi opinión personal, pero me alegro que lo hayas preguntado porque es un tema profundo y hermoso. Gracias como siempre!

  4. Hola María:
    Como siempre tus artículos no tienen desperdicio. Me ha gustado mucho leerlo porque va mucho a colación del curso on line que estoy realizando de crianza respetuosa. Tenemos que criar a nuestros hijos sin miedo a la vida y para eso nosotros tenemos que cambiar el chip. Para aprender hay que desaprender y echar fuera patrones de la infancia que impiden avanzar. El miedo es un arma muy destructiva de manipulación. Jesús decía: “La verdad os hará libres”. ¿Cuál es la verdad? En mi opinión la verdad está dentro de cada uno de nosotros. Saludos María.

    1. Magnífico, Silvia. Por cierto, la frase de Sergi Torres de “no sabemos sufrir” no la publiqué completa pero era más o menos así: “no sabemos sufrir y por eso tememos que nuestros hijos sufran, tratamos de protegerles, pero la única forma para crecer y aprender es pasando por el error, incluso si eso significa sufrir”. Así que creo que va mucho con el tema de la crianza que mencionas. Un abrazo y como siempre, gracias por dejar tu aportación 🙂

  5. Enhorabuena, por gran articulo. Es tu gran talento, escribir. Muy de acuerdo contigo. Lo mas importante como tomamos las situaciones, las acontecimientos que nos rodean. Necesitamos ser responsables de nuestras decisiones. Esa noticia, me tomo por sorpresa, en cuando vi tu articulo en internet. Es que ya no me despierto leyendo o viendo noticias. Y casi me paso el hecho de las elecciones. Despues de que ya tenemos el resultado, no puedo creer que ha ocurrido. Solo quiero que sea para mejor de alguna forma para el pais y sus habitantes.
    Lo que llevo es que necesitamos tanto este cambio desde dentro para mas personas. Para que podemos vivir desde amor, desde abundancia, asi lo podemos multiplicar. Muchas gracias por todo el valor que aportas. un abrazo fuerte. Elena

    1. Muchas gracias Elena! Eres muy generosa con tus palabras 🙂 Yo tampoco veo noticias ya, pero me enteré de ello por Facebook y Twitter, porque es la noticia del día y posiblemente del año. Sé que nadie se lo esperaba ni deseábamos ese resultado pero la suerte está echada. Y tienes dos opciones: llorar, gritar, enfadarte, insultar o sentir miedo… O ver de qué manera puedes aprender de esta situación, qué puedes aportar tú a esta situación. Lo único que puedo aportar yo es amor, es ayudar a personas a que sean más libres para que no vuelva a ganar el miedo y la seguridad, sino el amor y la libertad.

      Por cierto, me alegro mucho de ver que tu blog ya está en camino. ¡Enhorabuena, valiente! Como ves, los coaches que somos íntegros y nos mueve la pasión por ayudar a otros tenemos mucho trabajo en los tiempos que corren. ¡Así que a por ello, Elena!

      1. Gracias Maria, como dice uno de titulos de mis libros favoritos. “Solo amor es real”. Ahora me abro a una aventura con mi blog, y a aprender por el camino. Lo mas importante es que me llene lo que hago, me siento feliz y puedo aportar el valor y ayudar a las personas a mejorar cada dia su calidad de vida.

  6. Inspiradora reflexión, como siempre, María!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Es cierto, sin embargo, que a veces puede resultar difícil no caer en la tentación del juicio y dejarse llevar por reacciones automáticas, de miedo, ira, etc.
    Más aún dependiendo de la influencia a la que seas sometido a diario.
    Yo cada vez cuido más de este aspecto: huyo de quejas, críticas, conversaciones derrotistas. también de la televisión y otros medios.
    Comprendo ese punto de vista y no me molesta, pero ya no me representa.
    Yo, a lo mío.
    A nutrirme de percepciones y estados de conciencia que me ayudan a construir algo mejor en mi realidad.
    Me nutro de información como la que tú y otras personas a las que admiro comparten.
    Un abrazo, María.

    1. Me alegro mucho de que compartamos esta visión, Cristina 🙂 Es como lo que dices: al principio te entra miedo, porque es lo que nuestra mente ha hecho siempre, es a lo que estamos acostumbrados. Pero yo con el miedo dentro me siento marioneta en manos de otros. Sin el miedo o al menos no dándole energía, me siento más libre y capaz de vivir mi vida como yo quiero. Si llegan cosas peores, ya veremos cómo las vamos a resolver, porque el ser humano sale de todo… Pero me niego a alimentar el miedo (que es lo que ellos quieren) y a sentirme asustada o impotente. Creo en nuestro poder interior, es algo que llevo en mí desde que soy pequeña… Yo me enfrenté a una guerra real y tuvimos que huir, sé lo que es tener ese miedo desde que tengo 9 años. Por eso no le dejaré entrar en mí, porque sé que éste no es el camino. Somos mucho más fuertes que eso!

  7. Excelente Maria, que Dios te siga llenando de sus bendiciones en este hermoso camino de ayudar a otros, desde lo que nos apasiona, y seguir en nuestro propio descubrimiento…

  8. Excelente el artículo, como siempre!!!!!! Muy inspirador y reflexivo. Yo también creo que cada vez somos más los que cansados y agobiados fundamentalmente por la presión social de ser exitosos, bellos, delgados, etc, etc, nos hemos dado cuenta que lo más importante es la espiritualidad, que allí somos todos iguales y bienvenidos en el amor, la comprensión y la gratitud.
    Un abrazo grande y lo mejor para tu nuevo proyecto.
    Sigo aprendiendo mucho de vos,
    Marcela.

    1. Miles de gracias Marcela! Así es, cada día somos más los que despertamos a nivel de conciencia y espiritualidad. Siempre cuento que llegué al coaching por la vía de la espiritualidad védica, y no al revés. Así que esto es síntoma de los cambios del paradigma actual. Me encanta ver que cada día somos más! Un gran abrazo 🙂

  9. Muy buen articulo y coincido contigo , la vida puede ser corta o larga , para que desperdiciarla en conflictos y guerras con los demás. Espero que sigas compartiendo estos articulos y un gran abrazo

  10. Buenos días:
    Muy buen artículo!! Y muchas gracias por el gran trabajo que haces ayudando a otras personas.
    Esty de acuerdo en que la vida hay que vivirla y que no nos debemos dejar llevar pero yo creo que los miedos hay que afrontarlos para aprender a superarlos.
    Mucha suerte en tu proyecto.
    Saludos.

    1. Por supuesto, Rebeca! Hay que entender los miedos, gestionarlos y no dejar que nos controlen a nosotros. Yo era de las personas más miedosas que conozco y aquí me ves emprendiendo y saliendo a la luz. Un abrazo grande y gracias por tus palabras!

  11. Es cierto. Lo que estamos viviendo nos sirve, al menos, para reflexionar. Creo que todo lo que ocurre es causa de que miramos siempre a los demás, dependemos de unos políticos u otros, de unos gestores u otros… Y se nos olvida mirar hacia adentro. Creo que tienes razón. Es momento de mirarnos a nosotros mismso y actuar en consecuencia, y eso es lo que nos falta. Estamos realmente necesitados de herramientas, porque ni siquiera sabemos por dónde empezar. Y claro, el mundo es un reflejo de nosotros mismos, de lo que hacemos, de lo que decimos, y al mismo tiempo, también de lo que no hacemos, y de lo que callamos.

  12. Hola, María:
    Completamente de acuerdo: el miedo paraliza y el miedo es una herramienta de control que saben utilizar (y han sabido utilizar) muy bien los gobiernos y gobernantes.
    Me parece muy acertada tu postura: hay que despertar internamente y ser consciente de la realidad sin filtros limitantes.
    José Antonio Marina tiene un libro (“La pasión por el poder. Teoría y práctica de la dominación”) en el que analiza el poder y habla, cómo no, de la herramienta del miedo. Si no lo has leído, te lo recomiendo, porque te va a gustar. 🙂
    Un artículo muy bueno. Muchas gracias.
    Un abrazo,
    Nuria

    1. Muchísimas gracias por tu recomendación, Nuria. Lo miraré porque creo que hace tiempo lo empecé a ojear en una biblioteca 🙂 Además creo que nos veremos hoy, verdad? Un gran abrazo!

  13. Querida María, gracias por abrir las ventanas cuando la mayoría e la gente dice que quiere cerrarlas.
    Somos los únicos responsables de nuestros sentimientos. Creo que sentimos lo que elegimos sentir, aunque sea de un modo inconsciente.

    Si puedo elegir sentir miedo cuando voy a ver una película de terror, también puedo elegir sentir miedo cuando abro el periódico. Pero también puedo elegir cambiar mi percepción de la realidad porque la realidad es neutra en si misma y aunque mi percepción me dicte que la mitad de los americanos están equivocados, no deja de ser mi visión individual. ¿Significa eso que la otra mitad está equivocada?

    Para alcanzar la unidad primero tenemos que ser conscientes de estar separados. Y esa es la gran noticia.

    Un sentido abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *