Cómo funcionan de manera práctica las 7 Leyes Universales

Hoy vengo a hablarte de un tema que me apasiona. Te hablaré de cómo de forma práctica, pero también espiritual, podemos crear esa vida que merecemos.

Te voy a hablar de las 7 Leyes Universales y el Autocoaching, pero como siempre con un enfoque práctico. La espiritualidad y el coaching es la unión perfecta para pasar a la acción.

Así que, te voy a explicar cómo funcionan y cómo aprovechar a tu favor las Leyes Universales para convertirte en tu propio coach y crear la vida que deseas y mereces.

Las Leyes Universales aparecen en el conocido libro llamado El Kybalion. Según este libro, se trata de los 7 principios de la verdad que rigen el universo y quien comprende estas leyes, posee la llave mágica que abre las puertas del templo. Es decir, comprendiendo estas 7 leyes vamos a poder crear esa vida que soñamos.

Así que, ¿empezamos?

1# Ley del Mentalismo: mostrarte con todo tu potencial y en tu verdadera esencia

“Todo es mente. El Universo es mental”.

Todo lo que vemos, sentimos y experimentamos proviene de una mente universal que es todo lo que hay. Y nosotros también somos parte de esta energía, Conciencia Universal, Dios, Universo, Energía o como lo quieras llamar.

Si toda esta realidad se crea a través de esta mente universal de la que nosotros somos parte, quiere decir que nosotros también somos creadores de nuestra vida.

Y al partir de esta conciencia de que somos creadores de nuestra vida, nos podemos mostrar con todo nuestro potencial y en nuestra verdadera esencia.

Y, de hecho, ahí radica la parte práctica: “Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, es verdad”. Es decir, si creemos que podemos buscaremos la forma de hacerlo, nos enfocamos en las oportunidades.

Y es que hay que tener en cuenta que primero hay que creer para poder crear y no al revés.

Por eso, el primer paso es darte cuenta de que eres creador de tu realidad. Aquello que está sucediendo en este momento en tu realidad es consecuencia de cómo piensas y los aprendizajes que te toca recibir.

Si te sientes creador de tu vida, la autorrealización es el camino perfecto para materializar en tu vida todo tu potencial.

Y es que cuando nuestra realización personal no está cubierta, podemos llegar a sentir que la vida carece de sentido, o bien tenemos la sensación de que todos los días son iguales o que vamos en automático. E incluso, podemos perder la ilusión por la vida.

Y esta búsqueda incesante, esta mejora continua y este crecimiento es el camino hacia la autorrealización.

La autorrealización es un proceso. No sucede de hoy para mañana. Es necesario transitar el camino.

Sin embargo, hay un momento en el que te embarga esa sensación de logro, incluso de orgullo. Vives con esa sensación de vivir en total plenitud y en conexión contigo mismo.

Te muestras en tu verdadera esencia y con todo tu potencial, te amas y te sientes a gusto contigo mismo. En definitiva, tu vida tiene un sentido y vives en propósito en todo lo que haces en tu vida.

¿Te sientes así? Vas por buen camino. Si todavía no te sientes así, no te preocupes. Sigamos…

2# Ley de la Correspondencia: romper con tu necesidad de aprobación

Esta ley nos dice que: “Como es arriba es abajo. Como es dentro, es fuera”.

Hay una correspondencia plena entre los tres planos: físico, mental y espiritual.

No hay separación entre lo físico y lo espiritual porque todo el Universo se genera en una única fuente, la Mente Universal.

Quiere decir que nuestros pensamientos (dentro) manifiestan nuestra vida diaria (fuera). En este caso, es esencial hacer un trabajo consciente de cuidar nuestros pensamientos y emociones para vivir aquello que realmente deseamos experimentar.

Esta ley también tiene relación con la Ley del Espejo que nos dice que los sentimientos tienen su origen en nuestro interior (dentro), y los demás actúan como espejo (fuera), reflejando tanto nuestra luz como nuestra sombra, por lo que en realidad el mundo exterior es un reflejo de nuestro propio interior.

Pero ¿cómo nace esta necesidad de aprobación?

En realidad la necesidad de aprobación es una necesidad ancestral que data de la época de las cavernas en las cuales vivíamos en tribu. Y al vivir en tribu estaba en cierta manera asegurada nuestra supervivencia. No estar en tribu podía significar nuestra muerte. Por tanto, la aprobación del clan significaba seguir formando parte de la tribu, tener sustento, etc. y aseguraba nuestra supervivencia más básica.

Pero ya no estamos en la época de las cavernas y no moriremos si no nos aprueba alguien de nuestro entorno.

Sin embargo, cuando esperamos la necesidad de aprobación constante, nos paralizamos, nos bloqueamos o no hacemos nada. Y de esta manera, sentimos mucha frustración, vacío, etc. Seguro que te suenan todas estas sensaciones.

Sin embargo y siendo realista, también es necesario aceptar que somos seres sociales y, aunque es posible romper con la necesidad de aprobación, en cierta manera siempre tendremos esta necesidad, pero podemos elegir que no nos paralice. El poder está en el equilibrio.

Es decir, utilizar el poder de las preguntas poderosas como hacemos en coaching y preguntarnos “¿Deseo o necesito que aprueben mis decisiones para hacer esto?”, “¿Qué cubre en realidad esta necesidad?” y la mejor: “¿Cómo puedo cubrir yo misma esta necesidad?”. Las respuestas a estas preguntas te darán grandes aprendizajes y una guía para continuar.

También te sugiero que te observes y cuando te des cuenta de que estás esperando la aprobación de los demás para actuar o actúas esperando que valoren lo que haces, párate, respira, agradece esta necesidad que durante un tiempo te ha servido (todo tiene una intención positiva) y decide ahora mismo soltarlo. Decide que desde este mismo momento tú empiezas a valorarte a ti misma. Te sentirás muy liberada.

Recuerda que aquello en lo que te enfocas, eso es lo que atraes. Observa tus pensamientos y enfócalos hacia pensamientos más positivos, pero siempre realistas, que te lleven hacia donde realmente quieres ir.

Así que, como ves, todo empieza en nosotros. El poder una vez más está en nuestro interior.

3# Ley de la Vibración: aprender a liderar tu vida

Esta ley nos dice que: Todo lo que existe en el Universo es vibración. Somos energía. Las energías o vibraciones similares se atraen.

Las emociones también son vibración. Cuanto más elevadas y positivas son nuestras emociones, más alta es la vibración. Por tanto, si vibras alto, atraes situaciones similares llenas de amor y aceptación a tu vida.

Quiere decir que nosotros podemos también controlar esa vibración a través de pensamientos más elevados y emociones más bellas.

Así que, en definitiva, puedes liderar tu vida. Liderar tu vida significa elegir cómo quieres vivir, cómo quieres vibrar, cómo te vas a sentir y pensar.

Y de aquí puede surgir una gran pregunta que por otra parte puede ser muy habitual, ¿los líderes nacen o se hacen?

Para responder a esta pregunta, vamos a reflexionar por un momento… Piensa en tus situaciones más retadoras o caóticas. Es posible que ante estas situaciones en muchas ocasiones te hayas quedado parado, paralizado, sin saber qué hacer… Pero seguro que, en muchas otras ocasiones, sin darte cuenta, el líder que llevas dentro se muestra en todo su esplendor sacando lo mejor de ti para resolver la situación.

Lo que en coaching solemos decir es poder ver los “problemas” como oportunidades.

Y ¿cómo te conviertes en el líder de tu vida? Todo empieza con un primer paso, con el poder de una decisión. Tú decides si liderar tu vida o quedarte esperando a que otros decidan por ti o vengan a salvarte.

No. No funciona así. Observa los mayores líderes de todos los tiempos. ¿Crees que lo tuvieron fácil? ¿Crees que no hubo momentos de dudas en su vida? Incluso, al igual que tú, muchos de ellos también tuvieron ganas de tirar la toalla. Sin embargo, continuaron adelante. Caminaron a pesar del miedo, con acción enfocada en el objetivo.

Un líder reconoce sus habilidades. Tiene claro cuáles son sus metas. Sabe con qué recursos cuenta y los aprovecha pasando a la acción.

Y por supuesto, un líder tiene una buena percepción de sí mismo y se valora positivamente. Un líder se dedica tiempo a sí mismo, a su crecimiento y su evolución, siendo consciente de que todo empieza por uno mismo. Y sin duda, un líder se conoce.

Así que si quieres empezar a liderar tu vida, responde a la pregunta, ¿qué deseas realmente en tu vida?

Ahora pasa a escribir cómo deseas que sea esa vida en el mejor de los casos. Sueña en alto y escribe todo lo que se te ocurra por imposible que te parezca.

Después, visualiza lo que has escrito con emoción, conecta con esa emoción para elevar tu vibración. Conecta con pasión con eso que estás visualizando como si ya estuviera sucediendo en realidad.

Y a partir de aquí, inicia el camino con acción enfocada a conseguir ese objetivo.

4# Ley de Polaridad: aceptarte y amarte incondicionalmente

Esta ley nos dice que el universo es dual. Todo tiene dos caras. Incluso las cosas más contrarias son las dos caras de la misma moneda.

Entonces, podemos de manera consciente cambiar nuestros estados emocionales, podemos pasar del miedo al amor si practicamos con constancia esa polarización.

Los pensamientos positivos y el amor son clave para aprovechar a nuestro favor dicha ley.

Elijo conscientemente en qué polaridad quiero encontrarme. Por tanto, vibrar en el amor o en el miedo depende de ti. Tú puedes elegir qué emoción sentir. Y, por tanto, también puedes elegir amarte y aceptarte incondicionalmente.

Para muchas personas pensar en amarse a uno mismo puede resultar extraño, ya que parece que tenemos que hacer muchas cosas por los demás, amarles, hacerles felices… Nos olvidamos de nosotros mismos. No tenemos tiempo para cuidarnos. Priorizamos todo lo demás por encima de nosotros…

Todo esto son patrones aprendidos y cada vez nos damos más cuenta de que no nos sirven para vivir más felices. Y es que todo empieza en ti, y si tú no te amas, nadie podrá hacerlo por ti realmente.

Cultivar tu autoestima es un camino no exento de obstáculos, pero es un trabajo precioso que te permite ver los frutos, aún pequeños, de manera casi inmediata.

Por otro lado, aceptarse no significa que te guste todo de ti. Sino aceptar que todo es perfecto tal cual es. Tratarse bien. Dedicarse tiempo. Cuidarse. Tener citas con uno mismo y disfrutar de tu compañía.

Una autoestima sólida y saludable es la base de nuestro bienestar, así que es básico dedicarle tiempo a diario.

Y al tener una autoestima saludable también te desetiquetas de tus supuestos defectos y te das cuenta de que tu ser va mucho más allá. Te liberas de las etiquetas y aceptas que estás en continuo cambio y evolución.

Al amarte y aceptarte completamente, la necesidad de aprobación desaparece y empiezas a fluir con la vida y a sentirte en paz y en amor contigo mismo. Valoras tus cualidades, habilidades y te ves como al resto de personas, ni inferior ni superior.

Y aquí entra de nuevo en juego el poder de las decisiones conscientes. Date cuenta del poder que tienes y empieza a decidir a partir de este momento y cada día: “Sólo por hoy voy a amarme”. Verás qué gran cambio.

5# Ley del Ritmo: mantener tus emociones equilibradas

Esta ley nos dice que todo fluye, nada permanece. Es como si el Universo estuviera regido por un péndulo que se mueve constantemente: de arriba abajo, de izquierda a derecha… Un movimiento hacia un lado compensa el otro.

Como en la vida misma, es imposible estar siempre arriba teniendo todo lo que deseas, habrá momentos de bajón, crisis, dificultades… Y lo mismo pasará cuando estás mal, llegará el momento de tocar fondo y salir a flote.

Y a veces los sueños tardan en llegar. Tal vez no es el momento ahora. Pero a menudo nos obsesionamos con obtener el resultado y nos apegamos a él con todas las fuerzas: como si la vida misma dependiera de él.

La ley del ritmo viene a mostrarnos que es normal sentir cómo fluctúan tus emociones. Lo importante es no desesperarte ni apegarte a una determinada emoción ni obsesionarte con un resultado concreto.

Y al no apegarte al resultado puedes mantener tus emociones equilibradas. Puedes disfrutar aquí y ahora y agradecer este momento sea como sea.

Las emociones son un tema también muy profundo y en ocasiones hasta malinterpretado. Las emociones son simplemente respuestas a estímulos externos o internos. Son mensajeras. Te aportan valiosos mensajes que, si los observas, puedes aprender muchísimo y por supuesto, evolucionar.

El problema muchas veces puede venir porque te identificas con tus emociones, cuando no eres tus emociones. Al igual que tampoco eres tus pensamientos.

Además es incluso contraproducente controlar la emoción para que desaparezca, pues no funciona así. De hecho, en muchas ocasiones su nivel aumenta.

¿Cómo puedes salir de esta espiral? Con la respiración y con la observación. Conectar con la respiración te devuelve a la calma y la paz que habita en ti. A continuación, y desde ese estado de calma, puedes observar la emoción para extraer su aprendizaje.

No tratas de controlar nada. No tratas de cambiar la emoción. Sólo observas y una vez observada, puedes dejarla ir. Puedes utilizar muchísimas técnicas que hay para la transmutación de emociones. Y de esta manera puedes volver al estado de paz que es donde está tu verdadera esencia.

¿Te das cuenta del ser tan completo y poderoso que eres?

6# Ley de Causa y Efecto: las decisiones que tomes hoy crearán tu futuro mañana

Esta ley viene a decirnos que los pensamientos son la causa que crea nuestra realidad (efecto). Todo lo que vemos manifestado en el mundo material tiene su origen en el plano mental, aunque no lo veamos claramente. Es como una semilla que tarda mucho en dar sus frutos, pero un determinado pensamiento en el pasado puede crear para ti una realidad en el día de hoy.

No existe la casualidad, sino la causalidad. Es importante ser conscientes hasta qué punto nuestros pensamientos, emociones y acciones determinan nuestra vida. Incluso aquello que consideramos “suerte” tiene que ver con cómo estamos pensando y cómo estamos vibrando por dentro. Todo tiene su sentido, aunque no lo estemos viendo.

La suerte la generamos nosotros.

Así que, recuerda las decisiones que tomes hoy crearán tu futuro mañana. Reconoce el poder de las decisiones conscientes.

Tal vez hayas oído muchas veces hablar de las decisiones conscientes, pero ¿sabes realmente en qué consisten? Podemos decidir de manera consciente cuando nos liberamos de creencias, patrones heredados, automatismos…

Es todo un proceso en el que tienes que vaciarte constantemente. Dedícate tiempo a observar lo que ya no te sirve y déjalo ir.

En definitiva, se trata de parar y observar si una decisión es tuya y, por tanto, asumes tu responsabilidad con sus consecuencias. Se trata de ser responsable de tu vida y elegir libremente. Cuestionarse si esa decisión es fiel a tu esencia y acorde a tus valores.

En consecuencia, una vez que tomas decisiones de manera consciente, sientes paz interior, independientemente de que sea una decisión “fácil” o “difícil”.

Y esto te da mucho poder porque sientes que eres el líder de tu vida y te conectas con tu poder ilimitado.

7# Ley de la Gestación: pasar a la acción, pese a la incertidumbre

Vivimos en un Universo dual: femenino y masculino.

El Universo está construido sobre los principios masculino y femenino y el género o la generación se manifiesta en todos los planos.

Todos tenemos ambas energías. Algunas cualidades femeninas son amor, paciencia o intuición. Entre las masculinas están la energía, lógica, el intelecto.

La unión de estos dos principios es lo que genera las cosas en el mundo. Por tanto, es importante tener en cuenta estas dos energías.

Para crear algo debes unir tus polos opuestos, tus energías masculinas y femeninas, que son los dos principios de la creación. Así que, en definitiva, se trata en pasar a la acción pese a la incertidumbre.

Vivimos en un mundo VUCA (siglas en inglés que significan volátil, incierto, complejo y ambiguo). Adaptarse a los cambios exponenciales de la nueva era, que se han agudizado más que nunca con la pandemia del coronavirus, nos presenta enormes retos.

De ahí que equilibrar nuestras dos energías: masculinas y femeninas sea la clave.

Según la última de las 7 leyes universales, todo se crea en base a estos dos principios en el mundo: lo masculino y femenino.

Lo masculino es lógica, tenacidad, lo social, lo extrovertido, conseguir objetivos, marcarnos planes de acción y estrategias.

Lo femenino es la intuición, el amor, lo privado, lo íntimo, fluir y gestionar la incertidumbre, confiando en la vida.

La acción masiva (energía masculina) confiando en que, a pesar de la incertidumbre, las cosas saldrán bien (energía femenina) son la clave para que se produzcan resultados en tu vida.

Si una de las dos energías falla, los resultados pueden no llegar.

Imagínate por un momento que deseas emprender un negocio digital, pero te falta la energía masculina de la acción. Si sólo cuentas con la energía femenina, fluirás con tus ideas, confiarás… pero no habrá acciones concretas ni estrategia para conseguir tu propósito.

Si, por el contrario, te falta la energía femenina y tienes mucha acción, tratarás de controlar el resultado en vano, pues nada es controlable en el mundo incierto en el que estamos viviendo. Y te frustrarás, te impacientarás, creyendo que algo falla en ti y no serás capaz de disfrutar del camino.

Conclusiones

Hemos llegado al final de este artículo, aunque podría hablar horas y horas de este tema que me apasiona.

¿Conocías las Leyes Universales? ¿Tiene sentido cómo te lo he explicado?

Y sobre todo… ¿has identificado en qué parte del camino te encuentras? No se trata de ver que estás lejos de donde te gustaría, que no tienes la vida que deseas y mereces o que no te conoces. Sólo se trata de darte cuenta desde dónde partes para ponerte en acción y empezar a dar pequeños pasos para alcanzar tus objetivos.

Si has reconocido estas 7 claves y son una verdad en tu vida, entonces ya sabes que tienes un gran poder.

Y si no sabes por dónde empezar, no te preocupes, permanece atento porque seguiré hablándote de ello en mis correos diarios. Únete a mi lista aquí y recibe contenidos exclusivos sólo para mis suscriptores que no publico en abierto.

Mientras tanto, te espero en los comentarios para que me compartas tus opiniones, percepciones y que me cuentes en qué punto te encuentras y qué vas a hacer para salir de ahí. Como siempre, me encantará leerte.

12 comentarios

  1. Hola María, como apasionada de este tema me ha encantado el artículo donde explicas cada ley de forma clara y sencilla. Se agradece esa pincelada de coaching que nos lleva a la reflexión para saber donde estamos.
    Gracias!!

  2. Hola. Muchas gracias por el articulo. Una vez más, me llega la información adecuada cuando ya estoy lista para recibirla y entenderla. Ahora toca a trabajar con ello. Un abrazo!

  3. María muy interesante el artículo. Estoy en la 7° Ley de gestación. Muchas ideas, muchas cosas para hacer y me falta la acción. Siempre tan generosa, te agradezco esta información

  4. Las conocí por medio de ti y gracias a SelfCoaching: saber cómo funciona el universo, te sirve de patrón. Si te tuviera que contestar en qué parte del camino me encuentro, sé que tengo que integrar varias de estos aprendizajes en mi día a día. Creo que me falta mucho trabajar la asertividad, el poner límites. Gracias por compartir este artículo porque este enfoque práctico a la espiritualidad te ayuda mucho. Un abrazo y muchas gracias!

    1. Gracias como siempre Silvina. La asertividad y poner límites es algo que tenemos que trabajarnos día a día. Me alegro que el artículo te haya gustado. Ahora a poner en práctica lo aprendido. Recuerda poner una acción, integrar y ver los cambios y después otra acción… Siempre paso a paso. Avanzando y observando. Verás cómo puedes integrar paso a paso los aprendizajes en el día a día. Abrazo grande!

  5. Hola, María. Tu artículo me ha servido para aclararme. Por mucho que ya había leído acerca da las siete leyes, la manera práctica y sencilla en que la planteas es bastante accesible para mi. Algo tengo andando, me doy cuenta de mis dificultades con la 7ma ley. Espero tus próximos artículos, gracias por tu amor que reflejas en todo lo que escribes.

    1. Buenísimo Tania. Me alegro mucho que el artículo te resulte práctico y sencillo. Ahora toca ponerse en acción para integrar lo aprendido. La séptima ley creo que es la que más nos cuesta a todos porque muchas personas se quedan en las ideas y otras sólo accionan sin sentido. Así que, para integrar esta ley puedes empezar por pequeñas acciones sencillas y verás cómo poco a poco es más fácil integrarla. Gracias por tus bellas palabras y por pasarte por mi blog. Abrazo grande!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.