Autorrealización: ¿para qué necesitamos realizarnos?

Claves_del_articulo

Llega un momento en la vida en el que te planteas muchas cosas. Crisis de los 30, 40, 50... O simplemente crisis sutiles a las que muchos nos enfrentamos en nuestro día a día.

Así es la vida del ser humano: etapas, cambios, retos, dificultades, momentos duros y muy duros (enfermedades, pérdida de un ser querido, quedarse sin trabajo de la noche a la mañana, perder tu casa, etc.)

Aunque la crisis, etimológicamente, no es más que cambio o transformación: pasar de lo viejo a lo nuevo. Yo siempre he sido defensora de las crisis y de esa necesidad que tenemos como seres humanos para crecer.

Es casi siempre en medio de una crisis cuando empezamos a plantearnos nuestra vida: ¿qué estoy haciendo bien?, ¿qué hago mal?, ¿qué puedo mejorar?, ¿cómo puedo lograr mejores resultados?, ¿qué camino debo tomar?

Puede tratarse de una crisis personal, profesional, familiar, de pareja... Según el coaching estratégico, estaríamos ante un tipo de problema llamado problema de calidad.

Problemas de calidad

Un problema de calidad es un buen problema, un problema que merece tener. Se trata de una situación que implica dos cosas a la vez: crecimiento y riesgo. Por eso el miedo suele estar muy presente en este tipo de problemas, pues ponemos en el asador algo muy importante para nosotros: crecer como personas. Pero no tenemos la certeza absoluta de conseguir lo que queremos, pues no depende enteramente de nosotros.

Ejemplos de problemas de calidad: cambiar de trabajo, dejar un trabajo, iniciar un nuevo proyecto, separarse o unir tu vida a otra persona, mudarte de ciudad o país, comenzar un negocio, etc.

Como ves son problemas importantes, son situaciones que no están totalmente bajo tu control, hay otras personas o circunstancias involucradas. Nadie puede garantizarte que yéndote a otro país te irá genial, que tu negocio funcione o que al separarte o casarte con esa persona tu vida será tal como te lo planteas.

Sin embargo, al implicar un beneficio muy grande para tu crecimiento, te seducen y si lo que deseas es lo suficientemente importante para ti, es bastante probable que te atrevas a dar el paso. O no.

En mi vida adulta he tenido que tomar muchas decisiones de calidad, como te habrá pasado a ti seguramente. Una de las más importantes fue decidir qué carrera estudiaría. Tenía 18 años, era apenas una niña a nivel emocional y por supuesto no pude valorar el alcance de una decisión tan importante como ésta. Escogí una profesión “segura”, por miedo a quedarme en paro, pues pensaba que esto era exactamente lo que me pasaría si me guiaba por intuición y estudiaba algo vocacional.

Otra de las decisiones importantes que tomé fue dejar mi empresa en la que llevaba más de 7 años trabajando y mudarme a otro país (Alemania). Era una situación de alto riesgo, por eso pedí una excedencia de un año, por si me iban mal las cosas en el extranjero. También es verdad que me fui con un trabajo en prácticas, de modo que tenía cierta seguridad económica (aunque bastante escasa).

Ésta fue una de las decisiones más importantes en mi vida. La siguiente llegó dos años después, cuando volví a mudarme de país, esta vez a Holanda. No encontraba trabajo por cuenta ajena y no me sentía nada motivada para trabajar para otros de cualquier cosa, con el mero propósito de sobrevivir, por lo que abrí mi blog y decidí que emprendería de algo que me llenara realmente. Dejé de buscar trabajo y me enfoqué en buscar mi propia vocación.

Tardé unos meses en encontrar la respuesta: horas de lectura de libros, blogs, conferencias y vídeos... Barajé la posibilidad de dedicarme a la escritura, pues ésta siempre ha sido mi pasión desde que era niña. Pero finalmente encontré mi propósito: ayudar a otras personas.

Aún no sabía exactamente cómo lo haría: si a través del Reiki, terapias alternativas, Mindfulness, PNL o Coaching. Me formé en varias disciplinas y finalmente me decanté por el coaching, porque reunía precisamente mis mejores cualidades y mi pasión: ayudar a otros a través de la conversación, la comunicación y la escritura, todo ello centralizado en un blog.

En este vídeo promocional de mi curso, cuento brevemente cómo me sentía antes de dar el paso para autorrealizarme:

Y por supuesto yo no soy el único ejemplo de personas que se han reinventado, buscando su pasión y su autorrealización. En mi sección de entrevistas a personas que han reinventado su vida tienes más de 20 ejemplos de gente valiente, que en medio de una crisis o por una necesidad vital, decidieron romper con su vida de antes y se atrevieron a dedicarse a su verdadera pasión.

Qué es la autorrealización

¿Pero qué entendemos por autorrrealización? No hay una definición única, por eso quiero ofrecerte la que yo comprendo que es la autorrealización. Si tienes otra idea acerca de ello, me encantaría que la compartieras en los comentarios de este artículo.

La realización personal muchas veces se asocia con la plenitud o felicidad. Es la última necesidad de la famosa pirámide de Maslow, la necesidad más elevada, que va más allá de uno mismo, y a través de la cual puedes crecer en todos los sentidos y contribuir al mundo. La autorrealización es una manera de vivir tu vida con significado, de sentir que lo que haces tiene sentido, aporta valor, es una forma de dejar huella, de ir más allá de tus propias necesidades y aportar tu granito de arena para crear un mundo mejor.

Suena demasiado bonito para ser verdad, ¿no? Pues créeme que conozco a muchas personas viviendo en su día a día esta emoción, y me considero una privilegiada por formar parte de este grupo de gente.

Realización y Valores

Y es que la realidad muchas veces nos muestra lo contrario. Seguro que conoces a no pocas personas (probablemente muchas) que no llevan una vida plena: odian su trabajo, se quejan constantemente, se sienten víctimas de sus circunstancias, culpan a otros de su malestar, saben que no viven bien pero no hacen nada por mejorar sus vidas, descuidan su salud, viven enganchadas a relaciones tóxicas o a vicios emocionales, aplazan continuamente sus verdaderas metas, viven autoengañadas y se dejan manipular por los medios de comunicación...

No es mi intención juzgar a esas personas. Es más, yo también en no pocas ocasiones me encuentro en ese otro lado. Somos seres humanos, al fin y al cabo, y nadie puede tener una vida perfecta las 24 horas del día.

La pregunta aquí es: ¿por qué nos comportamos así muchas veces?, ¿qué nos impide realizarnos y vivir plenamente? 

La respuesta tiene mucho que ver con conocer nuestros valores. Saber qué es importante para cada uno de nosotros, por qué lucharíamos, qué nos da plenitud, felicidad y sentido a nuestra vida.

Porque no hay un sólo camino. Decir que para autorrealizarte debes tener un trabajo que te apasione sería muy limitado. Hay tantos caminos como personas en el mundo. Tal vez tu realización personal esté en tu ámbito familiar o en un deporte, un hobby, o en una actividad altruista como voluntariado que realizas en tu tiempo libre.

Entonces, ¿para qué necesitamos realizarnos?

El problema es que si no llenamos nuestra vida de ese sentido, sentiremos un gran vacío e insatisfacción personal y trataremos de llenarlo con actividades muchas veces tóxicas o innecesarias como vicios emocionales, patrones de comportamiento destructivos, actividades inútiles y emociones nada agradables.

Por eso, si aún no conoces tus valores, voy a pedirte que vayas a este post sobre cómo descubrir tus valores y hagas este ejercicio de autoconocimiento. Lleva su tiempo pero merece la pena. ¿Y si te das cuenta de que lo que más te preocupa en estos momentos es crecer como profesional pero tu trabajo actual no te lo permite? Te aseguro que de un análisis de valores pueden salir muchas respuestas a tus problemas o dificultades.

Volviendo a la pregunta inicial de este post: ¿para qué necesitamos realizarnos? Creo que la respuesta está bastante clara: para sentirnos más felices con nuestra vida, para experimentar satisfacción personal, plenitud, autoestima. Por supuesto, cada uno elegirá su propia respuesta. Pero ésta podría ser a grandes rasgos la idea principal detrás de este término que usamos tanto en el coaching y desarrollo personal.

Autorrealización y Cambio profesional

Por último, no puedo irme sin mencionarte lo más importante. Muchas personas asociamos la autorrealización a un trabajo con sentido, una actividad profesional que nos llena, nos aporta satisfacción y se convierte en nuestra misión o propósito en la vida.

Desde luego, si el trabajo ocupa un tercio de nuestra vida consciente, poder unir nuestra actividad diaria con ese propósito vital podría ser un gran acierto, ¿no te parece?

De hecho, mi labor como coach consiste en ayudar a las personas a encontrar su vocación, su misión o propósito en la vida a través de un trabajo que amen, que les guste y les haga sentir realizadas. Porque sé lo increíble que es sentir que tu trabajo te encanta, que no te importa estar un domingo a las 18:14 (hora real mientras estoy escribiendo esto) haciendo esa actividad que te proporciona placer, satisfacción, te enriquece y contribuye a otros.

No sé para ti, pero para mí ésta es la fórmula perfecta para sentirme realizada.

Maneras de autorrealizarte en el trabajo

Muchas personas que acuden a mí como coach, solicitando mis servicios, vienen precisamente por eso: porque también desean encontrar su pasión y quieren realizarse a través del trabajo, bien sea por cuenta ajena o emprendiendo su propio proyecto personal.

Y después de llevar sus procesos de reinvención, de autodescubrimiento y conocer de cerca sus principales miedos y preocupaciones, he llegado a la siguiente conclusión. Las personas que sienten una necesidad de reinventar su vida y dedicarse a algo que les haga realizarse profesionalmente suelen buscar una salida en aquellas profesiones que engloban un propósito vital o una misión personal. Más abajo hago un breve resumen de qué actividades son más propicias para reinventarte y conseguir la autorrealización.

Por cierto, ésta es una imagen que circula bastante por internet, en la que se muestra claramente cómo un propósito vital es la confluencia de varios factores, tales como la pasión, el talento y habilidades, sin olvidar que deberían pagarte por ello, para que puedas vivir de esta profesión, por lo que es necesario que mejores la vida de otros con lo que haces:

proposito-de-vida-diagrama-venn1

Ideas para reinventarte a través de tu pasión

No olvides que no se trata de encontrar sólo lo que te apasiona, sino comprobar que tienes habilidades o talento para ello, sin olvidar que es necesario también encontrar la manera de vivir de ello, cobrando por ese trabajo que te llena:

  • Ayuda a otros

    • psicoloíga, coaching, terapia, sanación

    • voluntariado

    • trabajo social

  • Creatividad y expresión artística

    • literatura, moda, fotografía, cine, vídeo, música, danza, manualidades

  • Transmisión de conocimiento que ya posees o vas adquiriendo

    • blogging, marketing, finanzas, cocina, nutrición, viajes, espiritualidad, etc.

  • Innovación, internet y tecnología

  • Educación, enseñanza y formación

  • Ecología, medioambiente, defensa de derechos humanos

Son sólo algunos ejemplos y desde luego hay muchos más que podríamos añadir a esta lista.

¿Y tú te has reinventado ya? ¿De qué manera lo has hecho? Y si aún estás en el camino, ¿se te ocurre cómo podrías reinventarte después de leer este artículo?

Y si todavía no sabes cuál es tu vocación y deseas encontrarla, te animo a echarle un vistazo a este curso online en el que a través de coaching, PNL e Inteligencia Emocional te ayudo a encontrar tu vocación y reinventarte profesionalmente.

____________________________________________________________________________________________________

18 comentarios

  1. Hola María!
    Qué bien me viene tu artículo en esta época en la que me he tenido que enfrentar a una compleja decisión.
    Se me ofreció un trabajo que he rechazado. Como tú dices, si dedicamos 1/3 de nuestra vida (en mi caso diría que 2/3, porque cuento no sólo el tiempo real en el trabajo sino el tiempo que paso pensando en el trabajo), no me compensaba.
    He pasado un año con un mentor, ayudándome a encontrar esa combinación perfecta entre lo que me gusta, lo que hago bien y lo que puede ayudar a los demás, como para dejarlo a un lado.
    Para mí, NO TENÍA SENTIDO escoger ese otro trabajo que podía aportarme buenos ingresos, porque no me iba a sentir realizada. No estaría aportando lo mejor de mí, no es lo que más me gusta… Ayudaría a otros, sí, pero no me sentiría realizada.
    Muchos me animaban a intentarlo, a confiar, a soltar el perfeccionismo, a disfrutar… pero me he dado cuenta de que no concuerda con mis valores y mis necesidades. He escogido la realización frente a la independencia económica, y aunque aún me cuesta hacerme a la idea, la ilusión que siento al pensar en mi proyecto online, me ayuda a confiar en que ha sido la mejor elección que podía hacer.
    Gracias por este artículo, que me ha afianzado en mi decisión.
    Un abrazo.

    1. Hola Irtha. Como siempre, me hace ilusión verte por aquí, dejando tu comentario y compartiendo con todos una situación real. Eres un claro ejemplo de qué es perseguir tu auto-realización personal y profesional. Es justamente en estas situaciones de dilema interior: ¿cojo el trabajo que me da seguridad o apuesto por mi proyecto que me llena de ilusión?, cuando entendemos lo que es importante para nosotros. Además mencionas una frase que me parece vital: “no tenía sentido”. Es precisamente la búsqueda de sentido lo que nos lleva a dejar trabajos que no nos aportan ese valor que buscamos y nos permite ir más allá de lo cotidiano, lo establecido, el status quo… Sé que no es fácil: diariamente oigo historias de personas que renuncian a su sentido en la vida por tener seguridad económica o por perseguir un estatus social. Pero sólo cuando eres consciente de cuáles son verdaderos valores, cuál es tu propósito en la vida (lo cual no es siempre fácil averiguar), eres capaz de romper con esas barreras mentales y con las creencias de la gran mayoría. Para mí eres un claro ejemplo de persona valiente, inconformista, y desde luego con tu historia puedes inspirar a los demás. Muchas gracias por regalarnos tanta inspiración! Un abrazo 🙂

  2. Hola María.
    Como sabes, yo estoy ahora en un proceso de reinvención, de autoanálisis, búsqueda y ejecución de mi talento y vocación. Para mí la autorrealización está consistiendo en permitirme escucharme, sentir, profundizar en esas sensaciones de vacío, de insatisfacción, de no sentirte realizado al 100%, y buscar respuestas en el interior para comenzar a implementar pequeños cambios que te van dando más información e inspiración. Mi vocación siempre ha sido ayudar a mejorar la vida de los demás, y por eso elegí conscientemente una profesión sanitaria. Sin embargo, durante muchos años he tenido señales de que algo faltaba, y en vez de escucharme, ponía el foco fuera, observando a compañeros, y decidía que necesitaba más formación, más experiencia… Para mí el conocer mis valores, contravalores, y talentos ha sido una pieza clave para poner luz al proceso de reinvención que estoy llevando a cabo. Acabo de terminar el módulo 5 de tu curso de mailcoaching y ha resultado muy revelador. Muchas gracias por permitirte autorrealizarte y utilizar tus talentos y vocación para ayudarnos a muchos. Un saludo.

    1. Hola Eduardo! Me encanta leer historias en proceso de reinvención, porque son las más auténticas. Además siempre digo que reinventarse es también un proceso, no es algo que sucede de la noche a la mañana. Lo que cuentas es un poco así: haces autoanálisis, realizas una búsqueda interior, buscas inspiración… Y poco a poco vas viendo más claro este camino. Me alegro mucho de que estés más cerca de conocer tu vocacación o esa actividad que podría hacerte sentir más realizado. Un abrazo y a seguir con esa actitud tan positiva 🙂

  3. Hola Masha:
    Como siempre tus artículos son muy buenos y me ayudan a la reflexión. Para mí la realización personal consiste en sentirme bien en todas las facetas de mi vida actualmente. Siento que en general si que me siento satisfecha con mi vida aunque siempre se tienen que ir mejorando las cosas. De nuevo gracias.

    1. Hola Silvia. Me encanta tu definición de la realización: sentirte bien en todas las facetas de tu vida. Yo creo que has dado en la clave, porque cuando pensamos en una vida plena, no sólo pensamos en que nos va bien profesionalmente, sino también en lo personal, en los social, en la salud, en las finanzas… De verdad que me parece increíble lo mucho que aportan comentarios como el tuyo a estos artículos. Mil gracias por dejar aquí tu valiosa aportación. Y lo mejor: que viene de una experiencia de vida real, no pura teoría. Un abrazo, amiga! 🙂

  4. Hola María,

    Para mí el camino de la autorrealización es algo que una vez que se empieza, ya no acaba nunca. En mi caso fue un laaaargo camino en el que estuve dando muchas vueltas hasta llegar casi de nuevo al principio. Como dice Daenerys Targaryen en Danza de Dragones, a veces para avanzar, hay que retroceder! Terminé la carrera de psicología, no encontré lo que buscaba y decidí que quería probar otras cosas que siempre había querido hacer pero por miedo o mandatos parentales no me había atrevido antes… Hice teatro, me fui a vivir a Londres, luego a trabajar en una multinacional…. y ahí fue donde toqué con esa sensación de vacío de la que hablas y me vino el click. Pero si yo había estudiado la carrera por vocación! Y ahí fue donde empecé a reciclarme y retomé mi pasión, de la que vivo ahora y me siento superfeliz de mi decisión.
    A veces puede parecer un camino duro, aparecen “distracciones”, a veces uno puede pensar en si merecerá la pena tanta consciencia… pero al final, si escuchamos a nuestro cuerpo y miramos hacia atrás, la sensación de satisfacción y crecimiento merece realmente la pena.

    Muchísimas gracias por tu post, un abrazo!!

    1. Muchas gracias por tu comentario, Cristina. Me encanta ver las distintas versiones de lo que supone la realización para cada uno de vosotros. Unos se buscan y no se encuentran, otros se reencuentran, al final, como bien dices, la realización no es un final del camino, sino un verdadero proceso de ir descubriéndote, de ir probando, equivocándote, encontrando tu camino, disfrutando de él, creciendo. Ahora que lo pienso, ¿podría entenderse por realización el propio crecimiento? Para mí está claro que es así, porque el crecimiento y la superación es uno de mis principales valores. Jeje, el otro día mi hermana me dijo: te van a llamar la coach-penurias 😉 Parece que siempre estoy superando dificultades. ¿Pero no es esto lo que realmente nos hace crecer? Si todo fuera tan fácil y bonito, ¿podríamos de verdad valorar lo que alcanzamos, celebrar nuestros logros? ¿O acaso conocemos a alguien que tenga una vida realmente fácil? Para mí los obstáculos son la mayor fuente de crecimiento y realización! Un abrazo, Cristina!

  5. Hola Maria,
    Muy buen articulo. Es un tema muy actual para mi. He tomado la decision de calidad cuando deje mi país, mi trabajo, mi familia y vine a Madrid por amor. Seguí mi voz interna, mi intuición y empece con mi reinvención. Aprendí muchas cosas, ser mas flexible, resiliente. Tuve que pasar por los momentos agradables y menos agradables. Pero todo es una experiencia, lo importante es aprender de ello. Ahora, como sabes, estoy en un proceso de creación de mi proyecto personal. Tengo claro que quiero ayudar a la gente. He trabajado muchos años en el ámbito de servicios en diferentes de sitios. Pero ahora el enfoque ha cambiado, quiero ser mi propia jefa, conciliar mi vida personal, familiar con mi trabajo en casa. Confieso es complicado en cuando empiezas. Lo bueno es, que tu curso me ayuda a auto descubrirme en nivel mas profundo. Todavía estoy en la mitad del curso y se que tengo mucho trabajo por delante. Necesito aclarar muchas preguntas sobre mi proyecto. Admito que necesito ayuda. También se, si no sigo adelante me arrepentiré muchísimo después. La auto-realización es cuando sabemos, somos conscientes que nosotros somos capaces de desarrollar nuestro potencial, vamos a por ello, crecemos cada día, haciendo nuestros sueños realidad. Es auto descubrimiento que da sentido a tu vida. Gracias por compartir y tu ayuda. Un abrazo!

    1. Hola Elena! Me encanta leerte, porque además compartimos muchas cosas en común. Si te das cuenta, tu vida está llena de decisiones de calidad, verdaderos cambios vitales que te han hecho crecer y eso significa que tienes una capacidad y potencial enorme dentro de ti. Tienes muchísimas cosas de las que estar orgullosa. Lo que te espera ahora en realidad no es mucho más difícil, porque tú ya te has demostrado que puedes con todo. Es otro momento clave en tu vida y tienes todo lo que necesitas para afrontarlo. La clave está en ponerte un horario, una disciplina e ir poco a poco: desde lo más fácil y así cada día. Me alegro que mi curso te esté ayudando. Por cierto, el último módulo te vendrá genial para tu proyecto, porque te ayudará a aclararte con tu marca personal y el público objetivo. Espero de corazón que lo aproveches y veamos pronto por la red tu precioso proyecto!

  6. Hola Maria !!!

    Felicitaciones por este espacio maravilloso, que irradia paz y tranquilidad. Te da la certeza que has encontrado el sitio adecuado para buscar ayuda, ayuda con alguien que ha vivido quizá lo mismo que están viviendo muchas personas. Genial !

    Yo también tenía un mundo seguro y lo dejé todo en cuanto éste perdió todo sentido para mi. Empezar de cero en otro país en medio de la inseguridad de lo desconocido, cuesta y mucho. Sin embargo es ahí en ese momento crucial que sientes de verdad empiezas a vivir el primer día de una vida dentro de tu vida, te hace sentir mejor ser humano y todo empieza a tener sentido.

    Felicidades !

    1. Hola Carolina! Muchas gracias por comentar y por tus palabras tan positivas. Me alegro que tú también hayas dado el paso para lanzarte a lo nuevo en tu vida. Un abrazo!

  7. Gran post como siempre!
    Para mi ” reinvertarme o morir” ya no es solo una frase hecha. Me sentia perdida, con miedo a todo, desgraciada, sin ganas de vivir. Gracias al coaching y al propio plan de acción que yo me fije , comence con mi proceso de transformación tanto física (he adelgazado 56 kg) como emocional (tenia una trastorno de depresion y ansiedad) y profesional (era ingeniero agronomo pero no me sentia realizada) Ahora soy coach nutricional y ayudo a otras personas a adelgazar a aumentar su autoestima y a creer que todo lo que te propongas se puede conseguir.

    1. Wow, Virginia. Lo tuyo sí que ha sido reinventarte en todos los sentidos. Mi más sincera enhorabuena! Yo creo que el coaching está muy ligado a la autorrealización, porque se trata de saber lo que quieres alcanzar y romper con los bloqueos que te lo impiden. Un bonito y muy necesario proyecto el tuyo. Un abrazo!

  8. Me gusta mucho este artículo, pienso que la autorrealización es algo que vamos formando mientras disfrutamos del viaje de la vida y ciertamente no es un destino o algo acabado que obtenemos o a lo que llegamos algún día, es algo que tenemos que experimentar todos los días y siempre estar en constante transformación y renovación, debemos fluir y dejarnos llevar por nuestro interior.

    Un saludo

  9. ¡Hola, María!

    Interesante artículo, en especial la parte referente a los problemas de calidad y a la utilidad de las crisis vitales para nuestro desarrollo personal.

    Yo mismo soy arquitecto, y tras alguna de estas crisis he reorientado mi carrera profesional (y mi vida), y sin abandonar la arquitectura, ahora me dedico al coaching (especializado en arquitectos y estudios de arquitectura). Y estoy en el lugar al que quería llegar.

    Me ha gustado. Comparto en redes sociales.

    ¡Un saludo!

    1. Gracias por tu aportación, Joan. Me encanta ver a personas valientes que se reinventan y crecen. Así damos ejemplo a otros a seguir expandiendo nuestro potencial. Un abrazo y gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *