Las 9 creencias que limitan tu abundancia y prosperidad

Claves del artículo:

Hoy por fin publico un post que me hace especial ilusión compartir contigo. Se trata de un post invitado de una de las personas que conocí hace un par de años en una formación y con la que trabajé como mentora recientemente. Es el caso de Laura Cubero, experta en coaching y descodificación biológica, a la que ayudé a definir su proyecto digital y que tras lanzarlo ya ha conseguido sus primeros clientes a través de la web. No puedo sentirme más orgullosa de Laura, puesto que el trabajo que realiza es muy necesario, es una gran profesional y además se implica al 100% en todo lo que hace. Así se consiguen resultados, dando lo mejor de ti y no rindiéndote ni buscando excusas.

Además, cuando le pedí un post invitado, porque el tema de la descodificación biológica y el transgeneracional me apasionan, me trajo un artículo muy potente, hablando de las creencias que limitan nuestra abundancia y prosperidad. Como quizás conozcas, yo misma he padecido una mentalidad de escasez durante casi toda mi vida, como lo contaba en este artículo.

Gracias al coaching, la PNL, la biodescodificación y otras herramientas, he ido trabajándome mis creencias limitantes poco a poco y lo cierto es que a día de hoy mi vida está llena de abundancia. Pero cuántas personas a día de hoy seguimos con la mentalidad de escasez que nos bloquea, ¿verdad?

De hecho, parece que se ha juntado mucha información de valor sobre este tema en las últimas semanas. Hace poco enviaba un email invitando a mis suscriptores al entrenamiento gratuito de un gran experto en transgeneracional, Saúl Pérez. Aún estás a tiempo de apuntarte.

Y volviendo al tema de la abundancia y las creencias que nos limitan, aquí te comparto el magnífico y completo post que nos ha preparado Laura Cubero y que espero te resulte útil, que puedas identificar cuáles son las creencias que te limitan en este aspecto y si te animas, que compartas tus conclusiones con todos en los comentarios de este post.

Las 9 creencias que limitan tu abundancia y prosperidad

Desde que decidí iniciar mi camino de emprendimiento, fui consciente del importante papel que tiene la mentalidad (el famoso “mindset”). Puesto que trabajo con coaching y Descodificación Biológica para mi ir conocer el origen de lo que me ocurre es fundamental. Desde mi punto de vista el origen para alcanzar el éxito y vivir haciendo lo que amas es tener una mentalidad abundante.

A nivel personal me enfrenté a mis miedos más profundos y tuve que trabajar un montón de factores que me estaban limitando a distintos niveles. Desde el merecimiento, la autovalidación, el miedo al fracaso, el miedo al triunfo hasta las creencias relacionadas con el dinero y la abundancia.

¿Has oído hablar de las creencias limitantes? ¿Sabes que se denominan creencias porque están tan grabadas en tu mente que no te planteas cuestionarlas? ¿Y sabes que se conocen como limitantes porque te impiden alcanzar tu máximo potencial? Pues sí, una vez que las aceptas puede resultar difícil verlas y plantearte si pueden ser falsas, ya que para ti son “verdad, verdadera”.

Algunas de estas creencias provienen del país en el que nacimos, otras de la religión, muchas las heredamos de nuestra familia y otras las hemos fabricado nosotros mismos.

Las creencias que heredamos de nuestros ancestros entrarían dentro de lo que llamamos Transgeneracional. No solo heredamos parecidos físicos o genes, sino creencias, comportamientos, maneras vivir, maneras de pensar, etc.

Antes de pasar con las creencias me gustaría contarte lo que para mí es abundancia y prosperidad. Abundancia es la capacidad para generar dinero y prosperidad es la capacidad para hacer crecer este dinero.

Las 9 creencias que limitan tu abundancia y tu prosperidad

Vamos a conocer esas creencias a continuación. Lee atentamente cada enunciado y trata de ver con la mayor honestidad posible si se corresponden o no con tu forma de pensar.

Creencia limitante 1: “Toda la gente que tiene dinero lo gana engañando, prefiero ser honrado y pobre”

Asociar el dinero con el engaño o la mentira puede hacer mucho daño a tu bolsillo. Si entre tus valores más importantes están la honestidad, la honradez, la transparencia, la confianza, la justicia, la generosidad, etc. Pues jamás podrás ser rico o tener suficiente dinero porque estas yendo en contra de tus principios. Los valores pueden cambiar a lo largo de tu vida, pero seguramente que tus valores principales los mantengas siempre.

Nueva creencia: “Se puede ser rico y honrado. La honradez tiene que ver con la integridad, el respeto, la honestidad y la nobleza”.

Creencia limitante 2: “No se puede tener todo en la vida”

Hay poco que explicar de esta creencia. La vida se puede dividir en distintas secciones, por ejemplo: desarrollo personal, familia, salud, trabajo, amigos, amor, dinero y hobbies.

Para que se cumpla esta creencia siempre una o varias de estas áreas tienen que ir mal, así es que mucho cuidado con ella.

Nueva creencia: “Puedo y merezco ser abundante en todas las áreas de mi vida”.

Creencia limitante 3:  “Las cosas no pueden ser tan fáciles”

Se puede aplicar a nivel personal, de relaciones, de trabajo y económico. Imagínate cuánto daño te puede hacer creer esto. Cada vez que haces algo nuevo, te enfrentas a nuevo reto, conoces a alguien, etc. vas a buscar la forma más difícil, más enrevesada, que más tiempo te va a llevar… porque para ti si es fácil no es válido.

Cada vez que realizas un trabajo, que tienes una reunión de venta o algo similar imagina cómo te puede afectar si piensas que las cosas no pueden ser fáciles.

También puede afectar a tu autoestima, porque aquello que te resulta fácil no lo valoras, y seguramente no estarás reconociendo muchos de los logros que consigues a diario.

Nueva creencia: “ Las cosas fáciles también son valiosas, importantes, pueden suponer grandes hitos y significan que estoy en conexión con la abundancia, que estoy fluyendo”.

Creencia limitante 4: “El dinero no es importante, lo importante es ser feliz”

Si tienes esta creencia estás asociando que para ser feliz no hay que tener dinero. Como además piensas que no es importante tendrás otras prioridades antes que la económica. La definición de la felicidad es tan particular como personas existimos.

Me voy a permitir suponer que para alcanzar la felicidad es necesario que las distintas áreas de nuestra vida funcionen y estén en equilibrio. Imagina que valoras de 1 a 10 las distintos aspectos. No sirve de nada que familia, amor, trabajo y amigos los valores con 10 si en el área dinero tienes un 2. Ese área descompensaría el resto, no te sentirías completamente satisfecho, algo te faltaría.

Nueva creencia: “El dinero es tan importante para mi felicidad como el amor, la familia, la salud, el trabajo y mi crecimiento espiritual”.

Creencia limitante 5: “El dinero está para gastarlo”

Efectivamente el dinero está para gastarlo pero también para ahorrarlo. Para tener abundancia económica es necesario ahorrar para poder invertir. Si tienes esta creencia es posible que no tengas problema en que el dinero llegue a ti. El problema lo tendrás en que igual que llega te lo gastas, lo que implicará que siempre irás justo de dinero (ganes lo que ganes). Ahorrar una cantidad mensual de dinero te va a permitir disponer de un colchón económico y esto a su vez invertir para generar más ingresos.

Nueva creencia: “El dinero está para gastarlo y para ahorrarlo”

Creencia limitante 6: “Yo no soy bueno vendiendo o vendiéndome”

Si tienes esta creencia, te estas identificando con la acción de vender. Cambiar una creencia de identidad es muy difícil porque cambiarla implicaría ser otra persona. Es mejor pensar que no se te da bien vender porque implica que puedes aprenderlo. Aprender a vender es cuestión de que leas algún libro sobre el tema, te fijes en alguien que lo haga fenomenal, te cuenten como se hace y por supuesto mucha práctica. La práctica te acerca al dominio y la excelencia.

Nueva creencia: “Aprendo y practico cómo vender mis productos y servicios”.

Creencia limitante 7: “Mi familia es una familia humilde”

Asociar la humildad al dinero en el aspecto negativo implica que ser humilde es no ser rico. Piensas que tu familia nunca ha sido rica.

La auténtica humildad es conocer cuáles son tus virtudes y tus áreas de mejora y actuar en consecuencia a ello. Si tienes esta creencia por fidelidad a tu clan y para no sentirte excluido de tu familia, vas a estar en su mismo nivel de “humildad”. No vas a permitir ser menos humilde, lo que implicaría ser mas rico que ellos.

Nueva creencia: “Puedo tener abundancia económica y tener a mi familia que me quiere”.

Creencia limitante 8: “No es posible ganarse la vida haciendo lo que me gusta”

Esta creencia viene de la cultura del sacrificio, implica que haciendo lo que te gusta no vas a ganar el dinero suficiente para vivir cómodamente. Si analizas casos de éxito, hay muchísimas personas que viven muy bien haciendo lo que les gusta porque se divierten, son creativos trabajando, están motivados constantemente, trabajan con pasión y amor por lo que hacen. Posiblemente sólo es factible ganarse la vida haciendo lo que te gusta.

Nueva creencia: “Trabajar en lo que me gusta me conecta con la abundancia”.

Creencia limitante 9: “El dinero llama al dinero”

Si tienes millones en tu cuenta no cambies esta creencia. Pero si te cuesta llegar a final de mes o te gastas el dinero según entra y normalmente no tienes un duro en el banco, revísala. Si no tienes dinero ahora, no pasa nada. Puedes trabajar para ganarlo y ahorrar. Poco a poco tu cuenta irá creciendo y cada vez tendrás más dinero. Para ganar dinero necesitas tener una buena idea, talento, ser creativo, resolver problemas…

Nueva creencia: “Yo genero mi dinero”

Preguntas poderosas

(Te invito a que las contestes honestamente)

¿Te sientes merecedor/a de éxito?

¿Qué relación ha tenido tu familia con el dinero?

¿Ha habido alguien en tu familia que se haya arruinado?

¿Qué oías en casa de pequeño/a con respecto al dinero y a la suerte?

¿Qué pasaría si ganases 1.000.000 de dólares o euros este año? ¿Cómo se lo tomaría tu familia? ¿Se alegrarían todos por ti o habría alguien a quién le molestaría?

La respuesta a estas preguntas te está dando muchas pistas de cómo te relacionas con el dinero, la abundancia y el éxito.

Si en tu familia ha habido algún caso de ruina, han robado a algún familiar y lo pasó mal, se repite el fracaso… es interesante que prestes atención a tus sentimientos, a tu postura con respecto a estos hechos.

¿Por qué es importante revisar lo ocurrido con tus ancestros? Porque aquellas situaciones que hayan provocado dolor entorno al dinero, se van a repetir una y otra vez hasta que este dolor sea reconocido y liberado. Y porque por lealtad y fidelidad a tu familia, para no ser excluido, puedes estar repitiendo el mismo patrón con respecto al dinero o al éxito.

Ejercicio para conocer y rebajar el estrés que te crea el dinero

Toma un folio y escribe 1.000.000 €

Pégate el folio al cuerpo, sabiendo que es un millón de euros.

Cierra los ojos y sabiendo que tienes un millón de euros, escucha tu cuerpo.

Observa que sensaciones corporales tienes, ¿estás cómodo/a? ¿tienes alguna molestia? ¿te pica la garganta u otra parte del cuerpo? ¿sientes calor? ¿se acelera el pulso?

Localiza al menos tres sensaciones corporales desagradables y obsérvalas una a una hasta que desaparezcan.

Una vez agotadas las sensaciones desagradables observa cómo te sientes, cómo se ha quedado tu cuerpo, qué sensación tienes.

Si has sentido alguna sensación desagradable es porque había algún bloqueo o rechazo entorno al dinero.

Tranquilo/a, si has agotado la sensación corporal, el estrés que creaba ese conflicto ya está rebajado.

Espero haberte hecho cuestionar y reflexionar acerca de tu relación con la abundancia y la prosperidad. El sendero de la abundancia es un camino que nunca termina, es importante seguir atento/a.

Cuando estás en conexión con tu esencia, con tu propósito, la abundancia se manifiesta de forma natural.


Mi nombre es Laura Cubero, trabajo como coach y acompañante de Descodificación Biológica. Mi misión es acompañarte y disolver tus bloqueos inconscientes para ayudarte a sentirte a gusto con tu cuerpo y alcanzar la vida que deseas. Todo lo que has vivido se queda grabado en tus células. Puedes suscribirte a mi blog y llevarte mi curso gratuito Sobrepeso Emocional, donde abordo los conflictos inconscientes relacionados con el peso a través de la descodificación biológica.

15 comentarios

  1. Hola a las dos,
    En primer lugar dar las gracias por implicaros en que las personas ganen en calidad de vida (se sientan, se comprendan, se acepten, se quieran,…). En mi opinión es un trabajo tremendamente generoso.
    En segundo lugar quisiera felicitaros por vuestros éxitos y desearos lo mejor.
    Y, por último, haceros un comentario sobre este artículo. Si la abundancia y la prosperidad tienen que ver con el dinero que la tenga el mundo entero.
    Yo más bien creo que “la abundancia y la prosperidad” es otra de esas creencias y conceptos limitantes, al igual que todo en el mundo. Conceptos que aprendemos de nuestra cultura, familia, religión,…
    Si preguntamos a una adolescente saharaui, que viene a España a estudiar durante el año y va a su país, junto a su familia, en verano, lo que entiende por esos conceptos, te dirá seguramente otra cosa. Al tener contacto durante mi vida con estas personas, imagino que sus respuestas serán parecidas a estas: tener una casa que no sea de hormigón, comer helados, jugar con mis amigas y amigos en vez de cocinar y lavar para la familia, disfrutar de risas en vez de escuchar dificultades,… Se me ocurren mil cosas, y si pienso en lugares donde hay conflictos armados aun muchas más distintas al concepto que podamos tener en una sociedad con privilegios con respecto a otros países y a millones de personas que viven ellos).
    Que ha de haber equilibrio en todas las áreas, por supuesto, y que nuestro deseo implica a todas las personas del mundo sin diferencias es algo que doy por supuesto. El inciso que hago es exponer mi idea de dejar lo ostentoso de una parte de la sociedad para equilibrar humanidad. Es duro ver cómo las necesidades básicas no están cubiertas en el mundo, cómo dejamos a un lado la justicia que nos hace partícipes y responsables, en cierta medida, al mirar a otro lado sin unirnos ni solidarizarnos con la ciudadanía compañera, la vecina de países desprotegidos, razas o géneros machacados por el capitalismo y el patriarcado.
    Un fuerte abrazo.

    1. Hola Marta. Coincido contigo en que la abundancia y la prosperidad son conceptos que tienen que ver con la visión de cada uno, su situación, etc. No sé si sabrás, pero yo he sido también refugiada política cuando llegué a España con mi familia, 3 niñas entre 1 y 11 años y sus padres, con 300 dólares en el bolsillos, huyendo de la muerte y una guerra de la que nadie hablaba en esos momentos. No teníamos nada, sólo esos 300 dólares, varias maletas, habíamos perdido todo en nuestro país: casas, muebles, amigos, todo. Así que créeme que habiendo salido de una guerra, haber conseguido sobrevivir en primera persona siendo niña, sé lo que es abundancia para alguien que no tiene nada. Cuando veía las tiendas repletas de comida aquí en Madrid, alucinaba en colores. Yo que estaba acostumbrada a comprar un kilo de mantequilla con un talón correspondiente al mes por familia. El comunismo era aún peor que el capitalismo, porque la gran mayoría éramos muy pobres y no teníamos apenas posibilidad de prosperar. Sólo unos pocos, los del poder, gozaban de lujos ostentosos, el resto, sobrevivíamos como podíamos. Por eso, creo que incluso un refugiado que huye de la guerra y se asienta en un país que lo acoge y le da oportunidades, como ha sido en nuestro caso en España, puede soñar con una vida mejor, con unas comodidades que antes no tenía, puede estudiar, emprender, crear la vida que desea. No por el hecho de que el mundo esté lleno de injusticias, debemos tratar de igualarnos todos en la pobreza. Es más, si yo consigo ser rica, contribuiré a un mundo mejor. Si sigo pobre, poco podré hacer por el mundo. No sé qué opinas de esto. Pero desde luego es un debate muy interesante. Si soy pobre, ¿acaso mejoro la vida de alguien o la mía? Si soy rica, creo que tengo muchas más posibilidades. Es más, si no tuviera para sobrevivir, este blog no existiría, porque trabajaría de cualquier cosa para llegar a fin de mes. Abrazos!

    2. Hola Marta! Muchas gracias por tu comentario.
      Estoy de acuerdo contigo al igual que con María en que la abundancia y prosperidad abarcan mucho más que el dinero. Desde mi punto de vista están presentes en todos los aspectos de la vida. Puedes ser y tener una vida abundante y próspera con la familia, amigos, trabajo, propósito… puedes sentir abundancia interior… lo que sí creo es que cuando eres abundante en todos los aspectos, se verá reflejado en el económico.
      Un abrazo enorme!

  2. Hola
    Buenas tardes.
    Agradezco que haya llegado este e-mai, encuentro mucho material interesante para trabajar.
    son muy generosas al compartir información que pueda ayudar a muchas personas.
    encontré muchas creencias , bueno casi todas , pero confieso que hasta para aceptar esta información gratuita me lo pienso mucho.
    Estoy despertando en mi consciencia y se que hay un buen trabajo que seguir haciendo

    gracias

    1. Hola Edilsa. Es normal que nos cueste aceptar este tipo de cosas, porque nuestra mente racional se resiste a reconocer que no es perfecta o no lo sabe todo. Lo bueno es que al leer este material ya estás abriéndote a ello, así que ánimo y a seguir aprendiendo. Un abrazo!

  3. Hola Maria M., ahora que dispongo de nuevo de prestaciones económicas (ayuda al ser cuidadora de mi Tío), cuidar seis horas semanales a los tres hijos de una vecina, mañana seguramente sabre si trabajo como Conserje tres meses dentro del Plan de Empleo del Ayuntamiento de mi pueblo, me siento abundante economicamente porque ahora puedo devolverle la ayuda económica que me ha presatado mi familia y ahorrar dinera para lo que necesito, que lo he evitado al no tener dinero.

  4. Muy importante.Menos la 1 y la 4.El resto soy yo en todo.Voy a poner en practica lo de poner la plata en mi cuerpo y ver que siento.Tengo mucho problema con el dinero.Pero viene de familia de años.Voy a cambiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.