Cuando todo cobra sentido: Vivir del Coaching

Claves del artículo:

Lunes, 31 de marzo. Madrid, Barajas, 13:58 del mediodía. Mi avión con destino a Amsterdam tiene más de una hora de retraso. Tengo dos horas para pensar, para escribir, para poner en orden mis ideas. Acabo de tomarme un café bastante malo por 1.55 en la cafetería frente a la Terminal 2, aprovechando los últimos para mí rayos del sol de esta primavera ibérica en todo su esplendor, y preparándome mentalmente para los días grises de lluvia de Holanda.

Empecé escribiendo esas reflexiones en una servilleta mientras me tomaba ese café tan caliente e insípido en un vaso de plástico, al tiempo que el sol me quemaba la cara: Reflexiones de una Coach nómada. Tengo 35 años y estoy reinventando mi vida. De hecho mi proyecto de fin de curso habla precisamente de esto: de cómo cambiar de profesión y en definitiva de vida, para reencontrarnos con nosotros mismos y poder vivir de acuerdo a nuestra esencia, pasión, talentos... en coherencia con nuestro propósito vital. Un proyecto en el que creo, bello y necesario, sin duda alguna.

Pero esto es sólo el comienzo, me dice mi mente o mi intuición. Ahora comienza la vida real, comienza mi proyecto aplicado a la vida de otros, tratando de ayudar, de aportar ese valor a los demás. Y comienza la inseguridad y los miedos. Ser Coach no significa haberte curado de todos tus miedos, la diferencia es que ahora sientes que eres capaz de superarlos, que tienes las herramientas.

Por otra parte —estaba pensando— no hay nada seguro en mi vida, ni siquiera tengo planes concretos más allá de este mes. Nada, salvo la fecha de regreso a Madrid a finales de abril. Pero mientras trataba de poner en orden tantas ideas, ilusiones, preguntas, una frase apareció con claridad en mi mente: La vida son Proyectos. Vivir es tener proyectos por cumplir, sueños concretos que alcanzar, sean pequeños o grandes. Si quieres ser feliz, ponte una meta. Pero que sea una meta importante para ti, que resuene contigo, con tus sueños y deseos reales.

Hoy por ejemplo, al hacer una parada en el trayecto al aeropuerto, tuve clara una de estas metas: el lugar en el que desde hace años he querido vivir. Y lo alcance o no, ya lo tengo en mente; no es un sueño imposible, la cuestión es hacerlo real, encaminar mis pasos a la realización de este sueño. Y sobre todo, muy importante, verbalizarlo, atreverse a soñar en voz alta, incluso compartirlo con los demás. ¿Por qué a veces nos avergonzamos de nuestros sueños? ¿Acaso creemos que nos merecemos menos? ¿Quién pone los límites? Gran pregunta. Y gran respuesta: Casi siempre somos nosotros.

Lo importante es convertir esos sueños en proyectos, en objetivos. Ahora que oficialmente soy una Coach profesional, con más de 350 horas de teoría y práctica durante el intenso curso que he superado y más de 50 horas de sesiones individuales con clientes, la idea que me mueve es que por fin he conseguido reunir mis pasiones y mis talentos en lo que es hoy mi nueva profesión: escribir desde el alma para transmitir, comunicar, crear, idear, escuchar, ayudar y viajar... De repente toda mi vida cobra sentido.

El año pasado por estas fechas me encontraba en la playa, en ese momento largo de desconexión, buscándome a mí misma. Aun no sabía si sería Coach, PNL Practitioner, Maestra de Reiki o Escritora. Un año después conseguí uno de los objetivos más importantes de mi vida: sentirme realizada como profesional, amar y disfrutar de lo que hago. Y parafraseando a una maravillosa compañera del curso que me ha aportado muchísimo con su increíble calidad humana —¡gracias, Almu!—, ahora lo veo claro: mi adicción también son las personas. Personas como yo, que sueñan, en voz alta o en voz baja, que buscan, preguntan, se equivocan y caen, se levantan, se hacen fuertes, progresan, cambian, vuelven a caer y vuelven a levantarse, a encontrarse, a buscar una vida mejor.

La gran lección que he aprendido en mi humilde trayectoria como Coach es la grandeza de las personas. Y esta grandeza es amor. Amor a esas personas —absolutamente todas— que llevan dentro ese gran potencial, fortalezas y debilidades, miedos, sueños, corazón y alma que todos compartimos. Cuando veo esa grandeza en las personas al tratarlas como Coach, me veo realizada, me veo grande yo también, partícipe de sus sueños, y vibro en sintonía con sus emociones, su búsqueda de propósito en la vida, su propia realización. Y éste es el mayor regalo que puedo llevarme de esta profesión. Por eso sé que estoy en el camino adecuado.

He aprendido muchísimo de mis compañeros del curso en estos 7 meses: ellos me han enseñado cosas sobre mí con su pasión, inconformismo, coraje. Todos hemos crecido como personas y como profesionales. Y ahora nos espera un nuevo comienzo y todos nos preguntamos: ¿y ahora qué?

Ahora, proyectos, sueños con fecha, metas, compartir, crear juntos, ayudar, buscar ser útiles al mundo, a las personas. Por eso coincido con mi profesor y director de la escuela, el Coaching es una de las profesiones más bonitas que hay, porque saca la grandeza que hay en cada persona.

Ha pasado una media hora y ya me queda menos para coger el avión que me devuelve a mi vida nómada. En España luce el sol, en Holanda me espera el frío. Pero ahora tengo más claro que nunca que quiero volver, que ya sé cuál es mi lugar en el futuro. Y también sé que vuelvo junto a una persona maravillosa, la persona que más ha creído en mí, sin la cual hoy no habría alcanzado el sueño de realizarme como profesional ni sería Coach: esa persona es mi marido, y mañana cumplo 5 años a su lado, 5 años que me han cambiado la vida. Y ahora es cuando todo cobra sentido.

Y espero que todos vosotros, mis lectores actuales y futuros, forméis parte de este proyecto maravilloso que comienza para mí ahora, pero sobre todo, que comienza para vosotros. ¡Gracias por acompañarme en este apasionante viaje!

12 comentarios

  1. Hola Maria. Me alegra muchísimo que ya seas oficialmente coach y te deseo mucho ánimo para ayudar a otras personas…Mi enhorabuena también por tener a esa persona próxima, que siempre ha creído en ti y te ha apoyado. No todos tenemos esa suerte. Por lo demás, ya estaremos en contacto. Un abrazo.

    1. Hola Javier. Gracias por tu comentario. Y por tus palabras. La suerte nos llega a todos, sólo hay que saber esperarla y estar abiertos al cambio. Tú ya estás en este camino. Ahora es todo cuestión de tiempo, paciencia, ganas, pero lo más importante lo has hecho: dar el paso y decidir que quieres cambiar. Y esto es maravilloso. Un abrazo y ahora contesto a tu email. Que pases una feliz Semana Santa 🙂

  2. Hola María, Me gusta lo que escribes.
    Te felicito por esta nueva profesión que has elegido y acreditas con esa ilusión ,esfuerzo, y horas de meterte en el alma. El título es aparte, porque quien te lo va a conceder al fin y al cabo somos los demás, y no es fácil, escribir desde el alma como tu dices.
    Animo, y ya formas parte de aquellos primeros Coach, como Dale Carnegi, Clement Stone, Napoleon Hill, Og Mandino, que todos hemos leído, y que nos han ayudado a lo largo de nuestras vidas.
    Otra vez mi enhorabuena y Animo

    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Ricardo. Es una profesión que encaja con mis valores, mis talentos y mi forma de ser y espero a través de ella ayudar a las demás personas a encontrarse a sí mismas. Ya sabes que también formo parte de vuestro proyecto. Muchas gracias por confiar en mí. Nos vemos pronto. Un abrazo.

  3. HOLA, MARIA , AYER YA TE FELICITÉ POR TU TÍTULO, AUNQUE NO ME IMPORTA HSCERLO OTRA VEZ, TE LO MERECES, TAMBIÉN QYIERI FELICITARLE POR TU 5° ANIVERSARIO DE MATRIMONIO, OS DESEO MUCHOS MÁS AÑOS , Y CREANDO FELICIDAD A VOSOTROS, A TUS FAMILIARES Y TUS LECTORES, EN LO QUE A MÍ RESPECTA, ESPERO QUE APLICANDO EN MI TUBPROYECTO DEVFIN DE CARRERA, SE HAGA, REALIDAS, AYER ME PREGUNTASTE, SU CON TUS SESIONES, VOY SIENDO MÁS OPTIMISTA. Y TE DIJE QUE UN POCO MÁS, PERO CREO QUE SI LO CONSEGUIRÉ CON TU AYUDA. DE MOMENTO PUEDES CONTAR CONMIGO PARA TU NUEVO PROYECTO, NO TE QUEPA DUDA MARIA.ESTOY SEGURO DE QUE DISFRUTARÁS CON LO QUE HACES Y TE SENTIRÁS REALIZADA COMO PERSONA. TE DESEO EL MAYOR DE LOS ÉXITOS PROFESIONALES (SOBRE TODO PORQUE AHÍ ESTOY INCLUIDO YO).UN ABRAZO MARIA, QUE DISFRUTES DE HOLANDA, Y ESPERO PODER VERTE
    DE NUEVO PRONTO.

    1. Gracias Justino. Como lo dije en el artículo, me he dado cuenta de que aprendo muchísimo de vosotros, mis clientes. Porque sois todos unos valientes e inconformistas y os estáis transformando, buscándoos, encontrando respuestas. Yo solo soy la guía, el verdadero cambio está en cada uno de vosotros. Gracias por ser uno de mis lectores más fieles, por leerme, comentar, y ser mi coachee (así es como llamamos a clientes de coaching). Un abrazo y nos seguimos escribiendo y hablando, amigo.

      1. ES UN PLACER SER UNO DECTUS LECTORES MAS FIELES, ME ENCANTA LEERVLO ESCRIBES, Y COMENTAR LOBQUE ME INSPIRA , Y SER TU COACHEE, ES UN AUTÉNTICO PLACER, COMO TE DIJE, HABÉIS CAMBIADO, Y SEGUÍS CAMBIANDO MI VIDA. UN SALUDO MARIA. SI YA SEGUIMOS EN CONTACTO

  4. Felicidades María,
    Al final ser valiente tiene su recompensa y seguro que sientes que nada de lo que ha pasado es casual.
    El mundo tiene suerte de contar con una profesional apasionada y dispuesta a prestar un servicio mágico que ayudará a cambiar miles de vidas.
    Tienes una extraordinaria facilidad para expresarte y transmitir belleza, así que el éxito lo tienes más que asegurado, no por el reconocimiento que te llegue desde fuera (que llegará) sino porque tu vida estará siempre llena de sentido.
    Un fuerte abrazo.

    1. Wow, Álvaro, me dejas sin palabras. La verdad que viniendo de un gran compañero de profesión como tú, es todo un honor para mí. Es verdad que me encanta expresar lo que siento y creo que por fin he encontrado el medio y la profesión adecuada para transmitir eso que he sentido siempre: la búsqueda del sentido, respuestas a tantas preguntas. Me encantaría que un día tomásemos ese café. Ya sabes que si te vienes a Holanda o coincidimos en España, sería genial vernos y charlar. Y si no, no descarto una visita a Estambul, uno de los lugares que tengo pendientes de visitar y del que me han contado maravillas. Gracias por tus palabras 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.