¿Ser o tener? ¿De qué depende el éxito?

Vivir con poco: capítulo 1

Hola, amigos. Aquí va la primera entrega de este primer mini-curso en vídeo, «Vivir con poco». Os recuerdo que el vídeo y el artículo que lo acompaña son dos cosas que se complementan, por lo que os aconsejo leer-ver ambos formatos.

Como algunos sabréis, mi vida últimamente es bastante inestable: he vivido en 3 países en menos de un año, he cambiado constantemente de vivienda (8 mudanzas en los últimos 4 meses), he viajado, y se han producido muchos cambios en mí a muchísimos niveles.

El verano pasado, dejé un trabajo cómodo en Alemania para trasladarme a Holanda por motivos personales, pero finalmente no conseguí encontrar un trabajo allí; abrí este blog, empecé a escribir artículos sobre espiritualidad y psicología; volví de nuevo a España a principios de este año, pero con miras a emigrar de nuevo al extranjero; y además estoy pensando en reconducir mi carrera hacia el coaching, psicología, inteligencia emocional, temas que tanto me apasionan. Ah… también estoy escribiendo una novela en estos momentos y es probable que pronto forme parte de un programa de radio.

Este es, a grandes rasgos (he tenido que obviar muchos más aspectos para no aburriros), el resumen de los últimos 12 meses de mi vida. Un auténtico caos. Pero a pesar de todo os diré: es la vida que he elegido. Podía haber seguido viviendo en España con un trabajo precario e “indefinido” que no me motivaba, pero teniendo cierta estabilidad en mi vida. Y sin embargo hace unos 3 años decidí romper con todo y empezar de cero, sabiendo que me enfrentaba a una vida mucho más insegura, ganando en principio menos dinero, emigrando a un nuevo país como era Alemania.

Me fue bien, aunque el cambio al principio fue duro. Sin embargo, desde que salí de España, no pude menos que darme cuenta de que ahora debía cambiar mi forma de vida: ahora tenía que aprender a vivir con una sola maleta, acostumbrarme a la idea de que ni siquiera podría apuntarme a un gimnasio por la sencilla razón de que no sabía cuánto tiempo permanecería en ese país o ese barrio, o no poder abrir una cuenta bancaria o contratar internet. Parecen pequeñas tonterías, pero son cosas básicas que todos necesitamos para vivir. No puedes comprometerte a nada más allá de dos semanas, un mes a lo sumo. Ni siquiera para alquilar un piso: el mínimo son 6 meses aquí en España y en muchos otros países…

Esto es para mí vivir con poco. Vivir con pocas pertenencias, vivir de forma temporal en un sitio u otro, cambiar de residencia, de trabajo, viajar, moverte. Vivir con poco no es simplemente tener o gastar menos (que también, especialmente en los tiempos que corren), sino entender que tu casa es cualquier lugar en el que te encuentres, por temporal que sea, que depender de tu armario, tu frigorífico, tus facturas de luz y de gas no lo es todo, que puedes vivir sin armario ni frigorífico propio, que puedes conseguir ser feliz aquí y ahora… eso sí, pasando a través de dos aspectos vitales: entender quién eres y aceptarte.

Vivir con poco es una filosofía de vida que va más allá de lo material, es una manera diferente de ser y de entender la vida.

¿El éxito depende de ser o de tener? ¿Cómo lograrlo sin logros externos? De esto os hablo en estos 4 minutos de vídeo que espero os resulte interesante (y de nuevo pido disculpas por la calidad del sonido… debo investigar más sobre cómo mejorar este aspecto para mis próximos capítulos). Os espero en los comentarios, amigos.

13 comentarios

  1. Muy interesante, vivir con pocos (bienes materiales), es algo para lo que mucha gente no está preparada ni mentalizada. Como la sociedad sólo valora lo que tienes y lo que eres, al final, esos prejuicios acaban por calar hondo en todos nosotros. De forma que hasta la gente más austera e idealista cuando no poseen, o pierden ese materialismo social que nos martillea y lava el cerebro a diario, se encuentra sin parte de su sustento vital, sin su motivación u objetivo primordial en esta vida. Yo me incluyo en ese amplio grupo, Maria Mikhailova, por lo que encuentro de lo más interesante tus vídeos y comentarios. Recibe mi felicitación.

    1. Hola Javier. Muchas gracias por tu felicitación. A mí me ha pasado últimamente que me sentía menos “importante” por no tener cierto estatus (un trabajo, una casa de la que presumir, etc) pero justo ahí fui indagando en mí misma para comprender por qué me sentía así y comprendí que no era menos valiosa que los que lo tenían todo. En realidad somos todos valiosos y todos somos diferentes, pero esto es maravilloso. El mayor error que nos puede pasar es dejar de valorarnos, de conocernos, de saber quiénes somos y cuál es nuestra misión. Ahora ya empiezo a entrever el camino. Espero poder compartir más descubrimientos que voy haciendo en mí y así motivar a los que se encuentren como yo: algo perdidos.

  2. Mucho ánimo, yo también sé lo que es tener una vida inestable que además la he elegido yo… por cierto hace unas semanas me bajé, los libros que tienes por acá… a ver si saco un ratillo este verano y te cuento!!!

    1. Hola Natalia. Me alegra que te hayas descargado mis libros, los escribí hace ya unos cuantos años jeje. A ver qué te parecen. Sobre lo de la vida esa tan inestable… creo que llega un momento que decides hacerlo. No es sencillo, pero te sirve para aprender muchísimo sobre ti misma, verdad?

  3. Hola María. He descubierto tu blog hace poco, así como tu videoblog, y me lo he guardado en favoritos para seguirlo, porque lo encuentro muy interesante. Creo que en tu primer vídeo hablabas de sonreír más, pues… ¡adelante! Aunque tiene que ser natural, si no te sale, no creo que merezca tanto la pena. Otra cosa que sí te recomendaría para hacer tus vídeos es mirar directamente a la cámara, aunque se te haga raro. Así los que te veamos tendremos la sensación de que nos hablas directamente a nosotros, con lo cual la comunicación será más directa y eficaz. Bueno, son un par de sugerencias. Por supuesto, tú sabes muy bien cómo llevarlo. Igualmente, creo que está fenomenal. Saludos y ánimo, a seguir “creando felicidad”!

    1. Muchas gracias, Gabriel, por tus consejos. No eres el primero que me dice eso de mirar a la cámara, voy a proponérmelo en mis próximas grabaciones. En cuanto a sonreír, lo mismo digo: creo que cuando adquiera soltura voy a poder hacerlo con más naturalidad, de momento trataré de no trabarme que ya es decir 😉 Un abrazo y muchas gracias por leerme, verme y seguir mi blog.

  4. La definición de “éxito” es algo muy personal, del mismo modo que los seres humanos encontramos la “felicidad” bajo formas muy distintas. Desde luego, la paz y el contento son estados que sólo pueden existir y ser alimentados en nuestro interior, pero creo también que venimos al mundo de lo material para experimentarlo. Si basamos nuestra existencia en la sola riqueza del alma, olvidamos para qué hemos nacido, por y para qué hemos adoptado un cuerpo. Los sentidos son para “sentir” y disfrutar las “cosas”. No veo un error buscar el éxito terrenal, el error es hacer que tu felicidad dependa de ello.

    1. Muy interesante tu reflexión, Cristina. Yo también creo que el éxito no es únicamente lo espiritual, al menos no para la gran mayoría de nosotros. Igual en el vídeo he hecho hincapié en lo interno por el hecho de que la sociedad nos empuja a ver el éxito únicamente desde fuera, desde el tener, más que del ser. Pero en mi humilde opinión, el verdadero éxito empieza dentro y luego se extiende hacia fuera y no al revés. Por supuesto, ésta es mi visión personal del éxito y es lógico que cuantas personas haya, tantas definiciones diferentes habrá de esta palabra. Muchas gracias por comentar aportando algo nuevo, es estupendo ver que los lectores no sólo leen lo que cuento, sino que aportan su propio punto de vista. Por cierto, estaré encantada de estar en contacto contigo para tratar esos temas tan apasionantes. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.