29 comentarios

      1. Están genial este tipo de artículos. Nos ayudan a todos a ver que pasa realmente detrás de las paredes de los despachos. Y eso es siempre positivo. 🙂 ¡Muchas felicidades a las dos!

  1. Hola a tod@s:

    Después de leer los dos artículos me gustaría dar la humilde opinión de una persona que ni es psicóloga ni coach, pero que si que en algún momento de su vida ha necesitado acudir a un profesional de la psicología. En mi modesta opinión no encuentro ninguna diferenciación entre las dos disciplinas y pienso que como muy bien ha dicho la autora de este artículo, más que ver las diferencias, hay que ver las semejanzas para un enriquecimiento mutuo entre las dos profesiones. Saludos.

    1. Hola Silvia. Me gusta mucho que aportes tu visión de paciente o cliente de estas dos disciplinas. A veces los coaches y psicólogos entramos en debates absurdos de quién es quién, pero en realidad, nuestra finalidad es ayudar a personas a crecer y ser más completas en todos los sentidos.

  2. Hola Silvia,
    muchas gracias por compartir tu experiencia y tu punto de vista.
    Es muy enriquecedor tener la opinión desde todos los ángulos, tanto del que “da” como del que “recibe”.
    Me alegra mucho encontrar que mi recomendación de verlas como algo complementario no es tan descabellado.
    Y que hay personas que acuden a uno u otro profesional con esta visión.
    Un saludo.

  3. Irtha, te superas.

    Enhorabuena por este pedazo de artículo que a partir de ahora será una biblia para mí. ¡Muchas gracias por escribirlo y por compartir tu opinión!

    Efectivamente creo que por encima de distinciones hay que distinguir a cada profesional y elegir a aquel con quien mejor conectes. Gracias por estas perlas que nos has compartido.

  4. Que bueno e interesante tu artículo, María, por algo lo he compartido y divulgado por Linkedink, yo la verdad es que no soy, precisamente, ningún experto en esto, y menos en diferenciar a unos y otros, lo que si puedo decir es que , los psicólogos, van más tirando a la medicina, al aspecto clínico, normalmente, sobre todo en los lugares públicos (hospitales, etc) están coordinados con los psiquiatras para tratar algún problema de un paciente. Hacen muchas preguntas , quizás en ocasiones no para conducirte por un camino, o para hacerte cambiar la mentalidad, sino para encontrar la raíz del problema y encontrar después vías de solución, junto con una determinada medicación. En cambio los coachs, van más encaminados por otros caminos, aunque al final la meta sea muy parecida, los ejecutivos, etc, aunque también hay de salud, pero van más al ámbito privado, no tanto como una enfermedad mental de una persona, sino para encauzarla en una dirección. De todas formas en mi opinión, mi criterio, es posible que esté muy equivocado en parte o en todo lo que he dicho. Un saludo María

  5. Gracias Irtha por este gran artículo. Creo que es necesario que haya textos como el que tú has escrito en los que se esclarecen de forma clara, coinciliadora y amena las diferencias entre dos disciplinas que pueden a llegar a confundirse. Es muy positivo que la gente tenga el conocimiento necesario sobre aquellos servicios o tratamientos que están a su alcance. En mi caso, soy fisioterapeuta y osteópata y sucede exactamente lo mismo. Ambas disciplinas coinciden en ciertas técnicas y formas de proceder, pero el enfoque, la filosofía y la formación son diferentes, lo cual crea confusiones que no benefician a nadie. ¡Un abrazo y enhorabuena!

    1. Me alegro de que te haya parecido ameno y conciliador, Ubay.
      Creo que para poder aportar información clara sobre los servicios que están a nuestro alcance, como tú dices, hay que hablar no sólo de las diferencias, sino también de las semejanzas. Y más cuando hablamos de profesiones tan relacionadas entre sí ,)

  6. Hola Justino,
    no estás equivocado, lo que pasa es que hablas de una pequeña parte de los psicólogos. Como bien dices, son los que puedes encontrar en la sanidad pública, y ellos, claro, tienen que seguir unos criterios más médicos, coordinarse con psiquiatras, hacen preguntas más dirigidas a establecer un diagnóstico correcto para poder intervenir de manera más adecuada, tomar decisiones de internamiento, ofrecer ayudas, etc.
    A lo mejor hay alguno que no actúa así, pero es difícil porque están trabajando para el Estado y tienen que ceñirse a lo que éste les pide.
    Pero fuera del ámbito público, como comentaba en el artículo, los psicólogos mostramos una gran diversidad. Y no sé decirte si somos muchos o pocos los que nos alejamos de esta descripción que haces de los psicólogos, pero lo que sí es cierto es que no todos somos así ,)
    Por eso la confusión.
    Gracias por tu comentario y por compartir. Ayuda a ampliar y enriquecer la idea que tenemos acerca de cómo actúa un psicólogo ,)

  7. Gracias Irtha por compartir y reflexionar, y hacernos reflexionar. Soy Psicólog@ y Coach.
    Lo que nunca entenderé es por qué el empeño de comparar Psicología y Coaching. Para mi entender, la gran diferencia es que Coaching es una herramienta de trabajo, una forma de trabajar con las personas para favorecer su crecimiento. Podría ser comparado con la Psicoterapia. NUNCA con Psicología. Que es mucho más. Y por supuesto es mucho más si nos vamos a otras áreas como Social, Educativa, Experimental, …
    Es como empeñarnos en comparar conductor, piloto profesional, mecánic@ o ingenier@. Seguramente todos conducen. Llevan un vehículo de un sitio a otro. Los conocimientos de un@s y otr@s a la hora de entender el procedimiento y, sobre todo, que hacer en caso de avería, no tienen nada que ver.

    1. Así es, Juan Carlos.
      No tiene mucho sentido. Pero la cuestión es que el Coaching tiene una larga historia detrás, unas raíces fuertes en la psicología y la filosofía, los negocios y el deporte, y está creciendo y expandiéndose mucho. Por eso surgen todos estos debates.
      Ser licenciado/graduado en psicología no te transfiere todas las habilidades y conocimientos de los muchos psicólogos que te precedieron en la historia. Has estudiado una parte de su legado, eres parte de un colectivo con un gran prestigio y desarrollo, pero no te convierte en ellos. Tú no eres ellos.
      ¿Por qué creernos entonces más que los coaches, que también han estudiado su historia, y parte de la nuestra, y han adquirido tantas o más habilidades que los psicólogos?
      La Psicología es una ciencia que ha aportado y aporta mucho conocimiento a todos. Pero también hay coaches innovadores e investigadores, que aportan nuevos conocimientos aplicados.
      Una vez más, no se trata de “el coaching” o de “la psicología” (o del mecánico y el ingeniero), sino de lo que cada uno ha aprendido, lo que está haciendo y lo que puede hacer ,)
      Creo que individualizar e ir más allá de la “etiqueta” de la profesión nos acerca más a la realidad.

      1. Me encanta tu claridad, Irtha! A todos nos has dejado boquiabiertos con lo bien que te has expresado en cuanto a este tema tan peliagudo… Todavía estoy viendo muchos comentarios en redes como Facebook de personas poniendo a los coaches como intrusos o poco profesionales por tener menos años de estudio. Y se olvidan de lo más importante: de cuál es la función de ambas profesiones, que es ayudar a los demás de la mejor manera posible.

        1. Gracias, María.
          Aunque más que por la claridad, creo que los que han expresado su apoyo y agradecimiento, lo han hecho para expresar que compartimos la misma visión.
          Otros artículos pueden ser igualmente claros y concisos, pero transmiten unas ideas con las que no estamos de acuerdo.
          A mí lo que más me sorprende de mí misma, con humildad, es la valentía de expresar una opinión tan radical y diametralmente opuesta a los comentarios que estamos acostumbrados a oir, como los que sigues recibiendo en las redes sociales: que lo más importante es la formación, y por eso los psicólogos somos mejores.
          Decirle a otra persona: “confia en ti mismo y en el profesional al que acudas, en su humanidad, en sus buenas intenciones, y en que te sabrá ayudar lo mejor que sabe o si no, reconocerá sus limitaciones y te recomendará a otro profesional, del tipo que sea”, es más subjetivo, menos “profesional” y más arriesgado que decirle “vete a cualquier psicólogo, que seguro que sabrá más y te ayudará mejor que cualquier coach”.
          Mucho tiempo me sentí culpable, y en ocasiones aún me asalta ese sentimiento, por no tener un criterio más objetivo, por no defender la “profesionalidad”, los métodos validados y los profesionales certificados…
          Pero ahora sé que no soy la única que considera que hay “otras cosas” que valorar, y saber que hay personas que piensan como yo, como tú, como todos los que han comentado en este artículo fue lo que me animó a escribir un artículo con el que nos pudiéramos sentir identificados y representados.

          1. Pues me alegro mucho de que seas una valiente, Irtha, personas como tú hacen falta en este mundo, que no se dejan llevar por los dogmas o lo que se supone que es correcto (lo académico, lo establecido), sino con criterio propio, sentido común y sobre todo mucha asertividad y humanidad.

          2. Excelente artículo, excelente comentario Irtha.

            Siento admiración por los psicólogos (así como por todas aquellas personas que estudian y dedican tiempo y corazón al desarrollo humano) y son mis aliados, siendo paciente y como coach certificada y formadora.
            Más que felicitar lo claro, felicito el nivel de asertividad, en tomar el riesgo de expresar lo que piensa y siente cuidando la ecología, respetando su punto de vista sin anular o invalidar el de otros. A mi criterio, eso es una maestría que se aprende con la práctica y el amor por el ser humano!
            Un gran saludo para ti y para María.
            A seguir brillando y acompañando a otros a brillar!

  8. Amén Irtha! Ya sabes que yo trabajo con coaches, terapeutas, psicólogos… y este artículo va a salir en mi newsletter porque realmente es una reflexión fantástica que muchos deberían hacer. Eliminemos clasificaciones y limitaciones innecesarias, y pongamos el foco en ayudar a las personas con todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance.

    Un abrazo, y gracias a ti y a Maria por este contenido tan útil!

    1. Cierto, Ana. Has resumido perfectamente la idea que quería transmitir con el artículo.

      Y este artículo ha sido posible en parte gracias a profesionales como tú, que nos ayudan a ver lo importante que es dejar de vernos como “psicóloga” o “coach”, y empezar a pensar en nuestro cliente, y en lo que realmente podemos hacer por ellos.

      Para mí ha sido necesario recorrer ese camino, vivir ese proceso de quitarme y ponerme una etiqueta para terminar quedándome con lo que YO soy como profesional, con todas las herramientas que me han aportado los dos estudios, mi experiencia, lo que he podido aprender de manera autodidacta… y preocuparme más por lo que yo puedo aportar a mis clientes a conseguir, sin diferenciar si la técnica que estoy empleando a cada momento me la “enseñó” la psicología o el coaching.

  9. Muy interesante y completo el análisis de ambos campos, efectivamente tan unidos. Hay áreas que se pueden abordar desde cualquiera de las profesiones, mientras que si existe un problema reconocible, una patología, la ética del coach le haría derivar al cliente a un psicólogo. Finalmente y como en todo en la vida, la valía personal es fundamental en el trato con clientes y pacientes, así como la existencia de una formación mínimamente regulada, pues hay coaches que apenas están respaldados por un curso a distancia y por otro lado hay psicólogos con formación totalmente obsololeta y escasísimas cualidades personales para el desempeño de su profesión. María, tú, afortunadamente para todos sus seguidores, eres una gran profesional con enormes inteligencia emocional.

    1. Muchas gracias por aportar tu granito de arena, Alicia! Y por las palabras que me dedicas. Me esfuerzo en dar lo mejor de mí y no dejo de formarme continuamente (como te conté acabo de empezar un curso de coaching estratégico). Un abrazo, guapa!

  10. Como opción creo en mi experiencia que el coaching es una herramienta más para el psicólogo.

    El coaching a secas está muy bien y es muy motivador y que debería (por su bien) tener más formación (de años). Es un «debería» que suma, no resta; que se le da una connotación negativa.

    Saludos.

    1. Muy interesante tu observación, Marta. Por eso nunca dejo de formarme: después de Coaching, sigo formándome en PNL, en Coaching Estratégico, etc. Cuando la profesión es vocacional, formarse no es una obligación, sino crecimiento personal, pasión, ilusión y ganas de mejorar ayudando al otro. Esto es lo que me motiva y lo que hago cada día de mi vida, por eso creo que un curso sin más no lo es todo y hay que profundizar. Un saludo!

  11. Considero que ambas disciplinas se complementan, aunque cabe destacar que las disciplinas ahí están, la cuestión es quien o quienes las aplican, ya que al Coach se le sugiere aplicar autocoachig, mientras que a los psicólogos no, por otro lado el Coaching se apoya en experiencias propias y ajenas, mientras que el psicólogos se apoya en teorías y a menudo con muy poca práctica, sin embargo ambas disciplinas caen en la prueba y el error, perdón (investigación o experimentación), lo siento por el sarcasmo, pero la verdad conozco muy pocos psicólogos buenos y menos coaches honestos, a mi personalmente me gusta el Coaching, y eso que he trabajado hombro con hombro con psicólogos, pero particularmente me encana el Coaching, realmente me está ayudando mucho más que la psicología, aunque se muy bien que el Coaching está cimentado en ella, me quedo con el término COACHING. Saludos.

    1. Hola Albert. Muchas gracias por dar tu punto de vista. Como bien dices, hay de todo en esta vida. Yo personalmente trato de aplicar el coaching con honestidad, desde la experiencia y la práctica, y por supuesto, el autocoaching es mi pan de cada día. Hay también mucho vendehumo en esto del coaching, por desgracia, pero pasa en muchas áreas, especialmente cuando algo es nuevo y no está regularizado. En cuanto a psicólogos, no puedo opinar, pues no he trabajado directamente con ninguno, pero imagino que igualmente ocurre un poco de todo: los hay mejores y peores. Lo que no les quito es el mérito de años de carrera universitaria, de estudio profundo del ser humano y su psique, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.