Descubre tus necesidades primarias

Claves_del_articulo

¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Qué nos mueve a tomar una decisión frente a otra? En realidad todo lo que hacemos tiene un beneficio final, aunque esté oculto. Y es que los seres humanos somos más simples de lo que parece. Nos mueven dos cosas: buscar el placer y huir del dolor.

¿Pero por qué nuestra búsqueda del placer a veces nos lleva al dolor y por qué pretendiendo huir del dolor, también estamos evitando placer?

De todo eso se encargan las necesidades humanas, necesidades que absolutamente todos tenemos, lo que cambia es la manera de cubrir esas necesidades.

En este nuevo vídeo educativo de mi canal de Youtube al que te animo a suscribirte, te cuento más sobre las 6 necesidades humanas. Aunque te recomiendo leer también este artículo, porque completa muy bien esta información.

Conoce las 6 necesidades humanas

Desde el punto de vista del coaching estratégico existen 6 necesidades humanas básicas, aunque por supuesto existen muchas más.

Las 4 primeras se consideran materiales y las 2 últimas espirituales.

  1. Seguridad. Se trata de control, confort, comodidad, evitar dolor, conseguir placer, estabilidad, protección, confianza, rutinas, hábitos, necesidades primarias: comer, beber, dormir...
  2. Variedad. Pasar de un estado a otro, posibilidad de escoger, libertad, diversión, aventura, riesgo, cambio, libertad... (la variedad no siempre implica riesgo, pero sí supone un cambio de estado emocional).
  3. Amor / Conexión. Es muy importante esta necesidad para el ser humano, pues su ausencia produce un gran dolor. El amor es el estado más profundo de esta necesidad, mientras que la conexión con otras personas es más superficial pero igualmente válida. Aquí hablamos del afecto, deseo, pasión, sexo, simpatía, amistad, lazos familiares, pertenecer a un grupo, encajar...
  4. Importancia. Hablamos de valoración interna y/o externa, autoestima, orgullo, sentirnos especiales, destacar, nuestros logros, el trabajo, sentirnos diferentes por nuestra riqueza o pobreza, nuestros problemas sin resolver (la baja autoestima por ejemplo, te hace sentir importante porque destacas en algo, sea de forma positiva o negativa).
  5. Crecimiento. Desarrollo personal, profesional, emocional, espiritual, aprendizaje, expansión, progreso, avance, no estancamiento.
  6. Contribución. Se trata de la autorrealización, misión o propósito de vida, aportar valor, ayudar a otros, dejar huella...

No pienses de forma lineal, a veces una misma necesidad la cubrimos de formas muy curiosas o una misma actividad nos cubre una o muchas necesidades. Así por ejemplo, la espiritualidad podría cubrir mi necesidad de seguridad, variedad e importancia, no sólo o no necesariamente la de crecimiento y contribución.

Analiza tus necesidades primarias

Te invito a analizar todas tus actividades diarias y ver qué necesidad o necesidades cubre cada una. Porque todo lo que haces siempre es para satisfacer alguna de estas 6 necesidades (o varias).

Un hecho interesante es que  hablamos de adicción cuando un hábito o una actividad nos cubre varias necesidades de golpe. Así el hecho de fumar puede cubrir tu necesidad de seguridad (si fumas cuando estás nervioso, por ejemplo, deseas fumar para calmar esos nervios y sentirte seguro), tu necesidad de variedad (cambio de estado: del nerviosismo a la calma), tu necesidad de importancia (te sientes especial o diferente cuando fumas).

Especialmente detecta aquellas actividades que te cubren más de 3 necesidades a la vez. Esas actividades no necesariamente tienen que ser tóxicas o malas. Pueden tener que ver con algo que te gusta mucho, te apasiona, como tu trabajo o tu relación con los hijos o de pareja.

Lo importante aquí es que esas actividades que te cubren varias necesidades a la vez no se conviertan en una obsesión ni te quiten tiempo para otras actividades vitales, como ocuparte de ti misma, cuidarte, tener una vida plena en todos los sentidos...

Por eso, presta especial atención a frases como “mi trabajo lo es todo para mí” o “mi pareja lo es todo”. Siempre que no interfiera en otras actividades vitales, no pasa nada.

¿Cuáles son las necesidades más importantes para ti?

Ésta es la pregunta más importante: ¿cuáles son las necesidades más importantes de tu vida? Ponlas por orden de prioridad. Escribe las 3 necesidades que más valoras y observa la primera de todas. ¿Está satisfecha? Si no lo está, puedes estar viviendo una vida poco satisfactoria y dolorosa.

Te pongo un ejemplo, como siempre. Si para ti la seguridad es lo más importante, es probable que no te atrevas a hacer grandes cambios en tu vida ni quieras arriesgarte. Pero eso no significa que no puedas cambiar. Simplemente debes encontrar la mejor manera de seguir cubriendo esta necesidad para que no entre en conflicto con tus ganas de cambio.

Imagínate que quieres emprender pero como la seguridad es algo vital en tu vida, te cuesta muchísimo salir de tu zona de confort, tienes miedo a equivocarte, a fracasar. Tal vez la mejor forma de emprender para ti no sea de golpe, rompiendo con todo, sino poco a poco, conservando mientras tanto tu empleo habitual.

Siempre hay maneras de satisfacer tus necesidades, de una forma u otra. De esto se trata en el coaching: no de cambiar de raíz lo que es importante para ti, sino entender primero qué es realmente importante y cómo conseguir eso que deseas de la manera más ecológica posible.

También es interesante que observes si entre tus 3 necesidades primarias existe algún conflicto de necesidades. Imagina que tus 2 necesidades primarias son seguridad y crecimiento. Puede que te pase que sientas que no puedes dejar un trabajo insatisfactorio pero estás incómodo porque quieres expandirte y crecer.

Tener problemas también cubre tus necesidades primarias

Un hecho curioso en relación a las necesidades humanas es que nuestros problemas o incluso peleas muchas veces también son vías de satisfacer nuestras necesidades básicas. Por ejemplo los problemas nos pueden dar variedad (cambio de estado, personas que se pelean porque se aburren), importancia (tengo tantos problemas en la vida que no dejo de hablar de ellos, sintiéndome especial), conexión (gracias a compartir mis problemas conecto con otras personas, familia, amigos...).

Incluso las famosas quejas también son vehículos de llamar la atención, parecer importantes, ser el centro de atención, conectar o pedir amor de forma encubierta.

Se trata de un beneficio oculto o la satisfacción de una necesidad primaria lo que está detrás de nuestros problemas, estados emocionales negativos o incluso enfermedades psicosomáticas.

Ayudar a otros también puede ser adictivo

Las personas que trabajamos en el mundo del desarrollo personal o simplemente nos gusta, solemos estar de alguna manera enganchadas a ayudar a otros, porque esta actividad (la contribución) cubre automáticamente todas las necesidades anteriores.

De hecho, en mi caso, la contribución, sea a nivel personal o profesional, me proporciona seguridad (me siento más segura de mí misma si ayudo a los demás o a mi familia o a mi pareja); me proporciona conexión con otras personas (si les ayudo, siento que estoy aceptada por un grupo social o por mi familia); y además eso me hace sentir importante (es bastante frecuente sentirte importante o diferente o especial cuando ayudas a otros). Ya con esos 3 componentes podemos estar hablando de una cierta adicción.

Por eso es tan importante que no nos pasemos en este aspecto, como lo contaba en este artículo: ¿Das más de lo que recibes? Ya que una excesiva dedicación a otras personas y un descuido de nuestra propia vida puede resultar negativa para nuestra salud, nuestro ocio, vida social o incluso finanzas.

¿Llevas tiempo luchando contra un problema sin resolverlo?

Piensa en un problema que tienes desde hace tiempo y te molesta o te preocupa mucho. Puede ser un tema de salud, alimentación, finanzas, relación de pareja, hijos, familia, trabajo... Conscientemente quieres resolverlo, buscas la manera de hacerlo, pero no lo consigues... Seguramente la presencia de este problema te ayuda a cubrir alguna necesidad importante.

Puede tratarse de tu necesidad de seguridad (es un problema que conoces bien, que aunque no te haga feliz, te proporciona seguridad porque es lo que siempre has hecho, es un hábito en tu vida, como por ejemplo el hecho de fumar). O de tu necesidad de importancia (se trata de una problema que te hace sentir especial y lo justificas con frases como “es que soy muy impaciente”, “es que tengo una baja autoestima”).

Por ejemplo, no dejas a una pareja tóxica, porque dices que tienes baja autoestima. El seguir con la autoestima baja te justifica seguir en una relación tóxica que temes abandonar por miedo a la soledad. Porque a lo mejor tu pareja cubre muchas de tus necesidades primarias: seguridad, conexión, importancia..

Un poco de autocoaching

Como ves, el tema de las necesidades humanas es muy profundo, muy rico y puede ayudarte a entender mejor tu actitud, las decisiones que tomas a diario, reemplazar hábitos tóxicos por hábitos positivos.

Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Cómo cambiaría realmente mi vida si ese problema que tanto me preocupa desapareciera?
  • ¿Cómo mejoraría mi vida?
  • ¿Y cómo empeoraría?
  • ¿Qué perdería si ese problema no está en mi vida?

Por último, observa tu día a día y descubre lo siguiente:

  • ¿Qué actividades cubren todas tus necesidades?
  • ¿Hay alguna necesidad descubierta o que tiene muy pocas actividades que la cubren?
  • ¿Tienes alguna actividad que cubre más de 3 necesidades a la vez? ¿Es positiva? ¿Te perjudica?

Pon por orden de prioridad 6 necesidades para ti (no cómo te hubiera gustado que fuera ese orden, sino siendo totalmente sincero contigo).

Observa si hay algún conflicto entre las necesidades que ocupan las primeras posiciones.

Por último piensa cuál es tu principal obstáculo en estos momentos, tu gran problema que intentas resolver y no lo consigues. Y si ves que a solas no puedes solucionarlo, recuerda que acudir a un coach para que trabaje contigo puede ser justo lo que necesitas en esta etapa de tu vida. Te invito a escribirme sin compromiso, en caso de que necesites acompañamiento para mejorar la calidad de tu vida.

 

____________________________________________________________________________________________________

3 comentarios

  1. Muy interesante tu post Maria. Me ha venido bien para entender cuales son mis necesidades importantes. Amor y seguridad. Gracias por inspirarme cada semana con tus mensajes. Gracias!!!

    1. Gracias a ti, Ana, por comentar. Para mí vuestros comentarios son importantes porque así sé si lo que escribo os inspira, si os ayuda en algo. Ya sabes que aquí estoy para cualquier duda que tengas. Un abrazo!

  2. En esta semana asisti a un evento de coaching y alli descubri lo de las necesidades primarias, los valores entre otras cosas para el crecimiento a nivel espiritual y personal y entre al artículo MARIA MIKHAILOVA muy bien explicado, muy interesante y gracias porque se que mi búsqueda esta por un buen camino. Gracias y un saludo me ayudo mucho ver y leer este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.