La importancia de la confianza en el mundo online

Claves del artículo:

La confianza es uno de mis valores principales. Y si sueles leerme con frecuencia, será que también es de los tuyos. Confiar en uno mismo, confiar en los demás, confiar en la vida. Por ejemplo, el primer pilar de mi curso SelfCoaching por el que ya han pasado casi 200 personas es la confianza.

La confianza no viene sola. La confianza se gana y viene asociada a la honestidad, transparencia y humildad. Al menos en mi caso.

Si quiero confiar en los demás, yo confío en ellos primero. Si quiero confiar en la vida, confío en mí. Y así sucesivamente.

¿Qué ocurre cuando traicionan tu confianza?

¿Pero qué ocurre cuando traicionan tu confianza? ¿Cuando has ayudado a esa persona o les has comprado un producto o servicio y resulta que lo que te prometían no es lo que esperabas que sucediera?

Esto nos sucede a menudo. Según Un Curso De Milagros, significa que hay algo en mí que debo trabajar: a menudo la confianza en ti mismo.

Como sabes, me encanta escribir estos posts reflexivos, llenos de aprendizajes, de sinceridad y de descubrimientos.

Puede que te sientas identificado conmigo. Estoy segura de que a todos en algún momento dado nos han traicionado la confianza, a todos nos ha pasado.

La cuestión es: ¿qué podemos aprender de ello?, ¿qué hacer en estos casos?

Hoy quiero hablarte de este tema tan profundo que nos podemos encontrar tanto en nuestra vida privada como profesional.

La importancia de la confianza en el mundo online

Ya sabes que este es mi medio natural de trabajo. A nivel online no siempre vemos a la persona físicamente, de ahí que sea tan importante generar esa confianza. Algo que no surge de la noche a la mañana en muchos casos.

La mayoría de mis clientes fieles son personas que me llevan siguiendo desde hace meses o años. Personas que me han visto crecer, han leído mis artículos más personales, han compartido mis victorias y mis derrotas.

Al final, es como la vida misma: confías cuando hay un trato cercano con alguien, cuando hay alguna conexión... y sientes que esa persona comparte tus mismos valores.

En el mundo online se colabora mucho y la colaboración es una de las cualidades más importantes del mundo digital.

Por qué debes transmitir total transparencia y confianza en el mundo online

Porque sin esa cualidad, probablemente no puedan confiar en ti y eso significa perder oportunidades de colaboración, posibles clientes, etc.

Sinceramente, me ha pasado alguna vez que han traicionado mi confianza y eso me hizo sufrir mucho. Pero ahora que ya es pasado, puedo mirar hacia atrás y darme cuenta de que he aprendido muchísimo de estas situaciones.

Primero, saber con qué tipo de personas quiero relacionarme, no dejarme llevar por el halago fácil (ahora más que nunca huyo de los halagos exagerados).

Segundo, aprender a poner límites desde el primer momento, sin esperar a que la situación conflictiva se resuelva por sí sola.

Tercero: poder crecer gracias a la situación.

Porque a lo mejor esa persona que ha traicionado tu confianza te está enseñando a tener aún más paciencia, te está mostrando que la confianza ciega no es la solución, te está permitiendo ser más asertiva y reclamar tus derechos. 

Una amiga y coach a la que confié mi problema me dijo que esa situación me estaba mostrando mi falta de autovaloración que creía superada. Porque llegué a pensar que a lo mejor no debía reclamar nada, que debía dejarlo ir... ¿Pero y tu tiempo?, ¿y tu esfuerzo dedicado en vano?, ¿y todos los años que te llevó cosechar una buena relación con tus seguidores?, me preguntó mi amiga, ¿acaso eso no vale?

El mundo en el que vivimos se basa en la confianza

Situaciones como éstas se producen a menudo, es parte de la experiencia humana. Un amigo / amiga que te da la espalda. A veces incluso tu propia pareja o un ser querido muy importante. Y eso duele, más todavía cuando has depositado toda tu fe y amor en esa persona. Pero de nuevo: son situaciones de aprendizaje, de crecimiento y evolución personal.

O también esas situaciones cotidianas cuando compras en una tienda online y resulta que el producto es de una calidad pésima (me ha pasado recientemente) y tienes que pagar gastos de envío bastante elevados para devolverlo. Compañías telefónicas que te siguen pasando y reclamando facturas meses después de darte de baja y te obligan a llamarles cada mes para solicitar que retiren esa factura, explicando lo mismo una y otra vez.

En situaciones como éstas te preguntas: ¿me convierto en una desconfiada y sospecho de todo el mundo?

¡Para nada! La vida es una experiencia continua, es búsqueda de equilibrio, de sentido común y crecimiento constante. El mundo está lleno de personas dignas de confianza, he colaborado con muchos bloggers y sólo puedo decir cosas positivas del 99% de ellos.

Si la gente no confiara en mí como profesional, no tendría clientes ni podría vivir de mi pasión.

Por favor, no dejes de confiar... eso sí, hazlo de forma consciente.

Cómo ganarse la confianza en el mundo digital

Yo también vendo productos: mis cursos online. Cuando un cliente tiene un problema, se lo resuelvo lo antes posible. Si por lo que sea no le gusta, le devuelvo el dinero, siempre que esté en plazo. Si tiene dudas, ahí estoy para contestarle a la mayor brevedad posible. Siempre doy más de lo esperado y me involucro todo lo que puedo en el trabajo personal.

Porque el mundo en el que vivimos se basa cada vez más en la confianza. Y con más razón el mundo online. Vivimos en un mundo conectado, globalizado, donde las recomendaciones y las redes sociales han hecho posible que por pequeños que seamos tengamos voz, denunciemos situaciones de abuso que nos parecen injustas y si eres un blogger, coach o tienda online, da lo mismo, no puedes traicionar la confianza de tus clientes y colaboradores.

¿Cómo generar más confianza en el mundo online?

Observa tus políticas de funcionamiento, respeta los tratos acordados, contesta siempre las peticiones de tus clientes o lectores, comunícate con ellos y no des las cosas por hecho, la comunicación es la clave de una confianza sana.

Como blogger tu valor máximo ha de ser la confianza que despiertas en tus lectores

El mundo de blogging es altamente colaborativo y comunicativo. Ayer estuve en un evento en Madrid donde coincidí con personas maravillosas, algunos de los cuales considero amigos y forman parte de la comunidad digital de España. Hemos colaborado en el pasado, nos hemos ayudado, hemos sido afiliados y eso es maravilloso.

Y es que que hablen bien de ti depende de la confianza que despiertas en otras personas, sean colaboradores o clientes. Muchos clientes llegan a mí precisamente por eso: porque sienten cierta confianza, aún sin conocerme en persona. Y yo lo valoro muchísimo: trato de darles siempre el mejor trato posible.

Como dice mi amigo, escritor y conferencista, Francisco Alcaide, al que le realicé una entrevista en vivo este verano, para vivir de tu negocio debes aportar mucho valor. Estoy totalmente de acuerdo. Pero también debes ser una persona digna de confianza y tener coherencia. Si hablas de conciencia, esencia, valores... el primero en tenerlos y mostrarlos al mundo eres tú.

Conclusiones

Si eres un blogger, emprendedor online, etc. recuerda que la confianza de tus clientes no es fácil ganarla pero sí muy fácil perderla. Si construyes una relación sólida basada en la confianza, honestidad y transparencia, esto sumado a la profesionalidad, hará que no te quede más remedio que triunfar en tu profesión.

Sí, las personas buenas podemos y debemos tener éxito. Odio la manipulación y el engaño y estoy segura de que si lees esto, te pasa como a mí. Como profesional del desarrollo personal trato de respetar siempre mis valores, aunque no los compartan todos conmigo.

No te dejes llevar por los halagos o posibles oportunidades futuras. Yo puedo pecar de impulsiva y sé que es una parte de mí que debo trabajar: no tomar las decisiones llevada por la ilusión del momento, sino dándoles una vuelta, en frío.

Espero que este post personal y reflexivo te haya aportado valor y hoy me encantaría oír tu opinión al respecto. ¿Alguna vez alguien ha traicionado tu confianza? ¿Qué sueles hacer en casos así? ¿Cómo consigues que confíen en ti tus clientes y colaboradores?

21 comentarios

    1. Hola José. Quiero compartir contigo una pequeña historia de mi vida. Yo durante muchos años había tenido relaciones de pareja donde siempre me sentía engañada y traicionada. Parece que la vida me estaba mostrando algo que yo no quería ver. Pero un día conocí a un hombre que me parecía muy diferente a mis anteriores parejas. Como había aprendido que los hombres siempre me engañaban, iba con mucho cuidado con esa persona, ponía distancia y trataba de no caer de nuevo, enamorándome de nuevo con todas mis fuerzas… Pero su actitud me mostraba lo contrario: parecía digno de confianza. Y así, un buen día, recuerdo que escuché mi propia voz que me decía: ¡arriésgate, no te cortes, dalo todo…! Puede que no salga bien esta vez tampoco, sí, pueden hacerte daño, pero si no te implicas al 100% no disfrutarás esta relación, no te darás la posibilidad de que algo maravilloso suceda. Y entonces decidí confiar, sabiendo que podían hacerme daño, sabiendo que me iba a mostrar vulnerable, sabiendo que corría el riesgo de caer otra vez en la trampa. Decidí confiar y tenía miedo y cuanto más tiempo pasaba, más me enamoraba, y ya no había vuelta atrás. Ahora agradezco esta decisión, porque ese hombre sigue a mi lado, hoy es mi marido y cada día le quiero más. Si no me hubiera atrevido a entregarme sin condiciones, a lo mejor no tendría la vida que tengo hoy. Ni sería feliz en el amor. Sí, confiar puede darnos miedo, pero la recompensa puede ser enorme. Yo preferí arriesgarme y apostar. Si quieres una vida diferente, haz cosas diferentes. Pero sólo será tu decisión, dependerá íntegramente de ti. de que te permitas dar el paso sabiendo que sí, que pueden hacerte daño. al final, tú eliges, siempre elegimos. Espero que te haya servido mi historia. Un abrazo grande!

  1. Hola María! Hace tiempo que te leo pero nunca te había comentado, así que quiero aprovechar para darte las gracias por tus posts, newsletters y todo el valor que aportas. Me parece muy interesante el tema de la confianza, no ya en el mundo online sino en el mundo en general: no podríamos vivir sin confiar en los demás, desde cosas tan simples como cuando cruzas un paso de peatones, confias en que la persona al volante no va a acelerar, por ejemplo. Me parece que no se puede vivir teniendo miedo de los demás por sistema. Sin embargo, ya en el mundo de las relaciones, creo que es muy cierto que a veces un solo error puede hacer que se pierda la confianza ganada durante años, y en mi caso al menos, si alguien me ha dañado una vez no suelo darle la ocasión de que lo haga de nuevo. Por último, sobre la autoconfianza, que creo que está directamente relacionada con la autoestima, opino que las personas con una tendencia hacia la baja autoestima necesitamos estar constantemente trabajando para mejorarla, es decir, no vale con decir, “yo ya trabajé mi autoestima o autoconfianza en un momento de mi vida y ya superé ese obstáculo”, más bien como yo lo siento es que es algo que o seguimos trabajando constantemente o se nos vuelve a “caer” cuando menos nos damos cuenta. Pero creo que en el tema de la autoestima tú eres la experta, ¿crees que es así? 😉
    Te mando un abrazo y gracias de nuevo,
    Gloria

    1. Hola Gloria. Lo primero de todo, me hace mucha ilusión que comentes por primera vez. Es como conectar con la parte más auténtica de cada persona, incluso a distancia o sin vernos la cara. Pues tienes toda la razón en lo que dices. No podemos vivir sin confiar en los demás, sin confiar en la vida. Si no, estaríamos todo el rato asustados, alerta, pensando que todo el mundo nos quiere hacer daño y caeríamos en la paranoia y no podríamos llevar una vida normal. La verdad es que es un tema que da para mucho…y me encanta.

      En cuanto a confianza y autoestima y que lo tengamos que trabajar toda la vida, totalmente de acuerdo. Yo siento que por más que avance la vida siempre te sorprende con una situación que no sabes cómo abordar, momentos de baja energía, de no confiar en ti por algo que ha sucedido. Y si antes me frustraba, ahora trato de verlo como un regalo, aceptando y viendo qué me quiere decir esta situación, dónde puedo crecer, qué nuevos aspectos de mi vida puedo trabajar para seguir avanzando. Es un camino apasionante, porque entonces toda tu vida cobra un sentido diferente, ¿no te parece?

      Mil gracias por tu valioso comentario y por hacerme reflexionar sobre estos aspectos. Te mando un gran abrazo y espero verte más veces por aquí!

  2. ¡Hola María!
    Aprovecho tu post para saludarte y charlar un poco contigo. Verás, yo creo que las relaciones humanas son un juego en este plano en la que los jugadores nunca van a conseguir el grado de maestría. Sobre las relaciones humanas se ha escrito mucho, se ha hecho mucha literatura incluso la épica y las guerras no son más que juegos estratégicos de relaciones interpersonales. No hay medalla de oro para los jugadores porque aquí, nunca alcanzaremos la perfección, siempre va a haber desconfianzas, traiciones etc, de ahí que las relaciones personales hayan sido el motor de la literatura y el cine y otras artes como la pintura o la música.

    La desconfianza , la decepción , siempre van a existir, no hay que tomárselo como algo que nos deba hundir, sino como un elemento más del juego , no es bueno ni malo, sino necesario .Si algo he aprendido estos últimos meses o años, es que nadie es lo suficientemente perfecto como para ser ejemplo de nadie, nos podemos inspirar en personas que admiramos, pero incluso esas personas meten la pata y traicionan la confianza a veces sin quererlo. Digo que lo hacen a veces sin querer porque escuchando testimonios de grandes profesionales, he escuchado como metían la pata en algunos datos, o como se contradecían en lo que decían en un sitio y después en otro. No es una crítica ¡somos humanos! es normal que después de hablar en varios sitios, metas la pata o te contradigas, pero ya deja de ser alguien en el que tú deposites su confianza 100%, lo cual no lo convierte en mal profesional ni mucho menos, pero ahí te das cuenta , que no es mejor que tú, sino una persona igual que tú que se ha atrevido permitirse alguna equivocación.

    Después está la traición para mi gusto más dañina, que es la dirigida por el afán de éxito o de protagonismo. Debo confesar que soy muy desconfiada por naturaleza, eso me ha salvado de muchas cosas pero me ha frenado en muchas otras. Observando un poco el “modus operandi” del mercado on line, me doy cuenta de que aunque es un paso más en nuestra evolución y está cambiando la manera de relacionarse, seguimos siendo humanos on line y metemos la pata. En el afán de hacer redes de contactos y promocionar a otras personas, he notado una falta de coherencia en el sistema de afiliación. No termino de creerme que se haga con toda sinceridad, me gustaría pensar que cuando se promociona a una persona se hace porque se cree firmemente en sus capacidades y en su proyecto, no por interés o por dinero, y eso no lo tengo muy claro en todos los casos, por eso me produce mucha desconfianza la promoción a terceros, nunca sé que se esconde detrás de esa promoción, si es sinceridad o interés.

    Como ves, la desconfianza sigue ahí, y en un mundo on line donde no nos vemos las caras, puede ser incluso aun mayor, es una barrera que tenemos que ir superando pero es imposible de controlar 100% , forma parte de las relaciones entre humanos,no la podemos eliminar del juego aunque queramos, como siempre , lo único que nos queda, es aceptarlas reglas del tablero 🙂

    Un fuerte abrazo
    Susana

    1. Ay qué gustazo leerte Susana! Cómo se nota que eres una mujer reflexiva, profunda y además escritora. Efectivamente, la decepción y los malos entendidos son parte de la naturaleza humana y no lo podemos negar. ¿Quién no ha decepcionado a alguien alguna vez o muchas veces? Yo la primera. El peligro incluso está en lo contrario: en tratar de agradar a todos para que no haya conflictos, pero aún así, siendo ésta la tónica de mi vida, he generado conflictos y he metido la pata en más de una ocasión. La parte buena de todo esto es que lo puedes reconocer, aceptar y hasta pedir perdón o rectificar. Es lo más humano que existe, es lo que nos permite darnos cuenta y crecer.

      Por último, quiero comentar brevemente el tema de la afiliación en el mundo digital. Es cierto que hay veces que sólo es por interés y además se nota. Pero a nivel personal, te cuento que en mi caso me muevo por afinidad personal y profesional. Es decir, si hay un profesional que me cae bien y veo que tiene un producto interesante, me apetece mucho compartirlo con los demás. Y si de paso gano algo, pues perfecto.

      Reconozco que ha habido alguna vez que me he equivocado y luego me arrepentí de esta afiliación, sólo sucedió en una ocasión puntual. Pero aún así creo que la gente que accedió a la compra se llevó mucho valor, al menos la mayoría de ellos.

      Situaciones como ésta me muestran cómo reenfocar mi trabajo en el futuro en este ámbito. Ya sabes, todo lo que sea hecho con buena intención, que sea bienvenido. Eso sí, nadie está exento del error, como bien indicas.

      Te mando un fuerte abrazo y te agradezco de corazón tus magníficos comentarios! A ver si en vacaciones tengo más tiempo y me paso por tu blog y escucho tus podcast, que no tienen desperdicio. Besitos guapa!

  3. Hola Maria,!
    Se nota que la confianza es uno de tus principales valores porque es lo que transmites. A mí sin duda me transmites mucha confianza ya que hablas y actúas desde la honestidad, la coherencia y la vulnerabilidad y por eso quise trabajar contigo y confío en ti y en todo lo que haces.

    Sí que es verdad que me he sentido un poco defraudada por algún curso online que he comprado, bien porque no cumplía todo lo que decía o porque la persona que lo imparte casi no aparece. Pero si sé que su intención no es mala, pongo en una balanza el precio y mis expectativas y acabo por olvidarlo.

    Con tu cursos y servicios siento que aportas más de lo esperado, en contenido, atención, seguimiento, y eso es lo bueno, que superas las expectativas del cliente. A mí me sorprendió muy gratamente el seguimiento que haces de tus alumnos por Facebook, cómo nos motivas y nos respondes atentamente a cada uno de nosotros, las palabras cariñosas que nos dedicas… Eso no tiene precio, la verdad es que no se lo he visto hacer a nadie y mira que he comprado unos cuantos cursos.

    Si tengo el móvil de la compañía telefónica que me genera más confianza jejej A nivel personal me ha traicionado de una de las formas más duras posibles y después de mucho reflexionar he llegado a la conclusión que comentas, que no puedo confiar ciegamente en todo el mundo, no todos tienen buenas intenciones e incluso yo que las tengo a veces meto la pata, como alguien comenta por aquí. Para mí fue un momento para el perdón más difícil y también un momento para conocerme mejor a mí misma y para aprender a poner límites.

    Los comentarios son muy buenos. Es verdad que la afiliación a veces puede ser rara al principio pero es algo muy sencillo como bien describes, si algo te gusta porque no recomendarlo?

    Me encanta lo que has compartido con José, es precioso! 🙂
    Muchas gracias por aportar tanto!

    Un abrazo fuerte!

    1. Hola bonita! Me hace mucha ilusión verte por aquí de nuevo. Y sobre todo mil gracias por palabras cariñosas que me dedicas. Supongo que está en la manera de ser de cada uno. Yo siempre he procurado dar el máximo de mí a los demás, aunque como bien decimos por aquí, seguramente he fallado a alguien o no he sabido superar sus expectativas. Pero lo importante es la intención. Y rectificar o reconocer que te has equivocado o pedir perdón o simplemente aceptar que no puedes gustar a todo el mundo. Si la intención es pura, todo tiene sentido. Un abrazo enorme. Sé que si te gusta mi forma de proceder es porque eres así tú también y este es el servicio que darás a tus clientes y alumnos. Besitos preciosa!

  4. En mi caso personal, fuiste tú María el primer contacto que tuve con el mundo Online y el Blogging, confiaste en mí, sin conocerme de nada, y me propusiste un guest post para tu blog. En ese momento yo no sabía ni lo que era, apenas llevaba un mes con mi blog y ni en mis mejores sueños habría imaginado escribir en tu blog, del cual soy fiel lectora. Por lo que puedo decir alto y claro, que siempre te estaré agradecida por haber confiado en mí, y apoyarme y animarme a seguir escribiendo y a vivir de mi pasión 🙂

    La conexión, los valores, el respeto y el trato cercano que tenemos por la otra persona, son la base de toda relación de confianza. Eso no quita que aprendamos a protegernos poniendo ciertos límites desde el primer momento, para evitar la situación conflictiva que como dices no se resuelve por sí sola.

    ¿Alguna vez alguien ha traicionado mi confianza? Más de una. ¿Qué suelo hacer en casos así? Intento analizar en qué punto debí haber marcado el límite, y/o ser más asertiva y no lo hice, sin llegar a juzgarme por ello, pero sí aprendiendo de lo que ha pasado para no volver a cometer ese “error” y crecer con ese aprendizaje.

    ¿Cómo consigues que confíen en ti tus clientes y colaboradores? Ofreciendo todo lo mejor de mí, estando al otro lado siempre, y mostrándome tal cual soy desde mi esencia, sin dobleces y sin pretensiones, aportando todo el valor que soy capaz de aportar.

    Tus post ayudan a muchas personas, y el que hayas tenido una experiencia en la que hayan traicionado tu confianza, forma parte de tu crecimiento en el sendero de tus sueños María 😉

    ¡Un Fortísimo Abrazo y gracias por el valor de todo lo que aportas!

    1. Hola Mariví! Es verdad lo que dices. Tengo una facilidad para confiar en los demás… como me pasó contigo. Cuando veo talento y buena voluntad, me apetece mucho hacer aunque sea algo pequeño por esa persona, porque siento que contribuyo y este es mi valor fundamental. Y así me pasó contigo. Supongo que los que estamos en el mundo del desarrollo personal tenemos una voluntad muy fuerte de ayudar y contribuir, es nuestra esencia en gran parte.

      Así que me siento afortunada de tenerte en mi blog, porque hiciste un post precioso que gustó mucho.

      Gracias por compartir tus ejemplos personales de cómo superas esos momentos de cuando te han fallado. Así lo hago yo también: reviso dónde he podido fallar yo, puesto que somos espejos. En el caso particular por ejemplo, me di cuenta de que traicioné ciertos valores personales y apoyé a una persona en la que no confiaba de entrada por un comportamiento anterior, amparándome en que hay que darle siempre segundas oportunidades a la gente y no prejuzgar.

      Pero a menudo esas voces de desconfianza interna nos indican: por ahí no, cuidado… Puede ser intuición, que la tengo bastante desarrollada pero no siempre le hago caso.

      Pero como bien dices, todo se nos da para crecer, así que esta situación me ha enseñado mucho. Un abrazo preciosa y gracias por pasarte por aquí. Nos vemos pronto!

  5. Hola María, la verdad es que tienes mucha razón en lo de ganarse la confianza de la gente, y quizás re ha faltado que para que la gente confíe en uno,debe darse a conocer bien, para una confianza plena, yo confío en ti plenamente, por que tus trabajos ayudan, porque eres una buena profesional, y te conozco en persona, una gran suerte por cierto,pues eres como te conozco,hasta el punto de que te considero,además, una amiga,pues has logrado,mi confianza, pero aunque no se conozca a las personas en vivo, hay que darse a conocer mucho, que la gente sepa como eres y trasladarlo a los servicios que se presta. Y en el mundo online estoy de acuerdo totalmente en los consejos que has dado.
    Un saludo,amiga.

    1. Gracias Justino! Lo de la confianza es mutuo. Yo también la siento contigo y me considero amiga tuya. Ya ves, hay que ganársela y dar lo mejor de ti, ser coherente, escuchar y estar ahí para el otro, así se llega. Te mando otro abrazo para ti guapo! Besitos.

  6. Hola María.
    Excelente reflexión 🙂
    Como mencionas, a veces hay personas que traicionan nuestra confianza sin embargo creo que eso no deberá ser motivo para dejar de confiar con alguien más.
    Aquellas personas que traicionan nuestra confianza solo se muestran como realmente son.
    El dolor proviene de a diferencia entre la persona que creemos que es y la persona que realmente es.
    Creo que lo mejor es, ser personas confiables, desarrollar nuestra comunicación y darnos la oportunidad de confiar, porque detrás de la confianza mutua se construyen grandes relaciones. 🙂
    Un saludo 😉

  7. Hola. Comentando lo relacionado a la confianza. Pues yo compraba por internet y desafortunadamente una vez me defraudaron. Quería comprar una computadora portátil y nunca me llegó nada. Mis ahorros los tire prácticamente a la basura. Confíe demasiado. La página de internet se veía bastante confiable. A los días siguientes me llegó un pensamiento abrupto diciéndome: “y si no te llega tu computadora?, Por que no hace más búsqueda?”. Busque nuevamente la página y ya no podía entrar, estaba dada de baja (solo pasaron 2 días despues de la compra,). Llamé por teléfono, mandé correos y nada. Se mencionaba en el correo, que me enviaron después del pago, me enviarían un código de seguimiento del paquete y pues nada. Hice la denuncia en mi país y pues me dijeron que sería difícil arreglar el asunto. Pregunté a un abogado y me dijo que las leyes respecto a las compras por internet aún en están en “pañales” y que saldría más caro hacer toda la investigación. Fui a otras instituciones que según defienden al consumidor pero que el consumo por internet era casi imposible proceder.
    En fin la verdad ese acontecimiento me dolió mucho. Me sentía muy mal. Pensaba que no tenis tanto problema con la relación con el dinero pero está situación me decía lo contrario: tiras el dinero como si no lo mereciera….
    Trato de ser más precavida pero la verdad intento ya no comprar por internet.

  8. Hola María
    Siempre es un placer leerte, estuve leyendo los comentarios y con mucho gusto me doy cuenta que eres una gran persona, digna de confianza. En este año empecé a leer tu blog y desde esa primera vez me inspiraste mucho porque te siento sincera y muy auténtica, Sin conocerte puedo saber que se puede confiar en ti. Es algo sorprendente lo que se puede lograr con un blog ☺
    Me identifico mucho contigo y con tu primer respuesta de los comentarios veo porque 🙂 yo también pasé por muy malas experiencias en el amor, me hice desconfiada pero nunca dejé de creer y gracias a ello conocí a un hombre maravilloso.
    “Amigas” que traicionaron mi confianza, me hicieron aprender y me di cuenta que nunca estuve atenta a las señales, si lo hubiera hecho me habría dado cuenta que no eran sinceras, me costó mucho trabajo perdonar pero finalmente logre soltar.
    Gracias por tan buenas reflexiones y consejos

    1. Gracias Teresita por tus palabras. Me alegro de que tú también decidiste confiar y conociste a una persona maravillosa. Te mando un abrazo muy grande y te agradezco de nuevo todo lo bonito que me comentas. Es un placer que te guste lo que comparto. Un abrazo muy grande guapa!

  9. Gracias Maria ! Muy acertado tu blog me gusto mucho ! El tema de la confianza es muy importante, es la base de todo. Te felicito ! Muchas gracias por todo lo que nos aportas ! es un gusto haberte conocido !! 😉

  10. Hola María, al hilo de lo que comentabas en los primeros párrafos me he sentido identificado con el hecho de que algunas veces que te sientes engañado (sobretodo con cursos online) son por “culpa” de nosotros mismos. Me ha pasado varias veces que he comprado curso online de personas de primera en el mundo del blogging, pero me he sentido defraudado y que no cumplían lo que vendían. Luego he ido aprendiendo que lo que sucedía es que no estaba preparado para ese tipo de formación, no era el momento correcto.
    El hecho de no tener claros mis objetivos y dejarme llevar por la bola que brilla ha hecho que “pierda” dinero en algunas formaciones de las que no he podido sacar todo el provecho; sin embargo, ese aprendizaje sobre mí mismo, tiene un valor muy superior.
    Otro punto importante es la asertividad, pero al hilo de lo anterior, si no tenemos nuestro reino bien definido, poco asertivos vamos a poder ser.
    Un abrazo y comparto este post, me encanta tu vulnerabilidad, es mi asignatura pendiente 🙂

    1. Hola Adri. Gracias por tu comentario. Sí, a menudo la decepción con alguien o algo es nuestra propia perspectiva de la realidad. Pero también confieso que he hecho cursos online muy básicos de gente que consideraba muy top, a lo mejor simplemente yo no era público objetivo o me esperaba más.

      Y sí, la asertividad es super importante. Justo me escribió un email una persona comentando que di mala imagen en un webinar gratuito que ofrecí porque no logró entrar. Yo normalmente era super amable con esta gente, pidiéndoles disculpas. Pero sinceramente no era mi culpa que no pudieran entrar todos: yo avisé que había sólo 100 plazas y se llenó. Así que en lugar de pedir disculpas, dije las cosas de manera clara y firme, tal como las sentía. Sin llegar a ser agresiva pero defendiendo mi postura y no permitiendo que nadie me critique cuando ofrezco tanta información gratuita de valor. Eso es un gran aprendizaje para mí. Y en ello estoy 🙂

      Un abrazo guapo!

  11. Hola María, genial artículo. Generar confianza es exactamente lo que haces tú y sin estrategia. Hablar desde la experiencia, la generosidad del querer compartir el camino que tú has recorrido y sigues recorriendo, con la voluntad sincera de ayudar a los demás. Comunicar sin posicionarte en un pedestal, sin ir de gurú, mostrar tu vulnerabilidad, compartir éxitos pero también fracasos, todo eso genera una inmensa confianza. Por eso algunos te elegimos para trabajar contigo, aprender de ti y te estamos enormemente agradecidos. Tener un ejemplo como el tuyo a mí me ha animado también a mostrarme tal como soy, lo que va haciendo que cada vez más personas, a su vez, confíen en mí.
    Eres, en verdad, una persona digna de total confianza. Gracias, gracias y más gracias

    1. Mmil gracias por tu apoyo, Alicia! Desde luego para mí eres un ejemplo a seguir: valiente, luchadora, sensible, humana y auténtica. Me siento afortunada de haber trabajado contigo y que hayas confiado en mí. Además tienes un proyecto precioso, con mucho sentido, muy necesario y muy sincero. Así que todo lo que ves en mí, yo lo veo reflejado en ti. Siempre atraemos a personas que vibran parecido a nosotras, ¿verdad? Ojalá nos veamos en Navidades en Madrid. Creo que vas a la cena bloguera, tengo muchas ganas de darte un super abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *