6 Tips de Coaching para Evitar la Dispersión

reinventarme como coach

Claves del artículo:

Hoy te traigo un post muy interesante y muy necesario, de la mano de una de mis clientes favoritas de mentoring, una estupenda coach, experta en productividad, Benghi Guerola. Y sobre todo, una bellísima persona por dentro y por fuera. Nos conocimos el año pasado a través de mi blog y aunque ella vive en República Dominicana, hace poco tuvimos la ocasión de conocernos en persona en Madrid. Benghi es una persona sensible, práctica, sencilla y sobre todo una gran profesional. Su punto fuerte es la organización y la productividad y con su blog ayuda a personas que quieren emprender una nueva vida a organizarse mejor y a encontrar equilibrio entre su trabajo y su vida personal.


¿Te sientes culpable por dispersarte en tu trabajo?

Hola, hoy te traigo un post para responder a algo que muchos de mis clientes y seguidores me comentan, les preocupa y me preguntan: ¿Qué hago contra la dispersión?

Recuerdo esta sensación con claridad, confieso que solía sucederme, sentía que me dispersaba fácilmente, me ponía trabajar en algo y terminaba haciendo otra cosa; y lo peor es que me sentía tan mal con esta actitud que me bloqueaba al querer hacer algo al respecto; me sentía frustrada y hasta decepcionada de mí, me decía: “ahí éstas tú otra vez, queriendo hacer una cosa, y dejándola a mitad por encaminarte en otra”; me sentía incapaz de concluir algo al punto de dudar de si valía la pena realmente trabajar en lo que me había propuesto hacer y, a la larga, eso hacía que dudara de mi misma.

Es por eso que hoy te cuento lo que hice, funcionó y sigue funcionando para cuando la dispersión quiere volver de nuevo al ataque…

¿Es realmente tan mala la dispersión?

En mi opinión, el hecho de dispersarse no es algo que hay que catalogar en principio como “malo”; y esa es mi primera recomendación: evita etiquetarla, es contraproducente, caerás fácilmente en la creencia limitante de  "estoy mal porque me disperso", "tengo un problema", "no lo lograré porque me disperso demasiado", “tal vez no vale la pena dedicarme a esto”, “si realmente lo quiero, no me dispersaría”…cosas así, te quitan energía. Es decir, más que sumarte, te restan; y con menos energía, te alejas de lo que quieres alcanzar.

Así que sin más preámbulo, quiero compartirte aquello que aplico y me funciona para evitar dispersarme.

6 Claves para evitar la dispersión 

1# Reflexiona y clarifica

Es lo que muchos llamarían trabajar tu mindset (tu mentalidad).

Identifica y reconoce si tu dispersión está tan presente en tu día a día, al punto de convertiste en un obstáculo que te está impidiendo llegar a donde quieres.

Pregúntate: ¿qué tanto esta dispersión me está limitando lograr lo que quiero? ¿Es algo habitual? ¿Me pasa a diario o es eventual?

Formularte estas preguntas, te ayudan a tomar conciencia, darle un lugar a la “dispersión” y estar más empoderada frente a ella. Te estás permitiendo cambiar la perspectiva sobre tu ‘dispersión” y ubicarte desde una posición de acción, dándote la oportunidad de gestionarla en caso esté afectando el logro de tus sueños.

A veces son puros pensamientos negativos que tenemos frente a la dispersión, y ya sabes que tus pensamientos determinan tus comportamientos y estos en la calidad de tus acciones, y eso impacta finalmente en tu productividad; así que haz una pausa y observa tu patrón negativo de pensamiento que te está quitando y dispersando tu energía, y reviértelo; es un compromiso diario, y mientras más lo practicas te saldrá en automático.

2# Identifica la dispersión

Si detectas que la dispersión simplemente te permite tomarte unos descansos, unos lapsos de tiempo para recrearte, está bien, hazlo, date el descanso y luego sigue adelante, en este caso no tiene ya sentido que gastes energía en pensar que debes hacer algo contra tu dispersión.

Y si detectas que está convirtiendo en un obstáculo, identifica si hay algo en particular que causa tu dispersión para tomar acción al respecto. 

Primero identifica si hay algún tipo de distracción que la está generando y decide una acción puntual y directa; por ejemplo si las redes te dispersan, decide cerrarlo en tus horas de producción, de trabajo…son cosas tan sencillas como esas.

Identifica qué otras cosas hay que hacen que de disperses para que puedas revertirlo; por ejemplo, tengo casos de personas súper creativas que están trabajando en una cosa, y se les ocurre una nueva idea, se ponen a desarrollarla dejando el trabajo inicial que estaban haciendo; responsabilizan a su talento, su creatividad, como causal de sus dispersiones, es decir, encuentran una justificación perfecta para no hacer nada al respecto.

Mientras mantengas la justificación, difícilmente podrás pasar a un estado de acción; así que si es tu caso, elige llevar un cuaderno pequeño de notas para escribir la idea y luego continúa con el trabajo que venías haciendo.

Fíjate que en estas dos primeras propuestas apuntan a optar por el compromiso de ser consientes de lo que pensamos y hacemos para dispersarnos, para tomar acción proactiva al respecto.

3# Meta clara contra la dispersión

Ten una Meta, un objetivo muy claro de lo que quieres lograr que no tenga un plazo de cumplimiento demasiado largo para no caer en el riesgo de distraerte ni dispersarte (un plazo de cumplimiento entre 3- 6 meses va bien), y diseña previamente el Plan para lograrla.

Trabajar en el Plan es una etapa muy importante, en lo posible ayúdate de alguien que te pueda retroalimentar al respecto, y mirar aspectos que posiblemente no has considerado.

Al finalizarlo, pregúntate qué diría y/o te recomendaría la persona que más admiras respecto a tu plan, ¿qué consejos te daría? Haz ajustes y al concluirlo, escríbelo, ¡por favor! Escríbelo e inclúyelo en tu agenda (mensual, semanal, diaria).

¡Ojo! Ten claro cada paso de tu plan y su conexión con la meta que buscas, te evitará dispersiones. Asigna tus acciones en tu agenda, ¡no lo olvides! De nada sirve un buen plan si no lo agregas a tu día a día. Si quieres conocer más sobre metas y planes, puedes pasarte por La Mejor Meta  y El Mejor Plan de Acción.

4# Resultado siempre visible para evitar la dispersión

Pon en un lugar muy visible el resultado que esperas del proyecto o meta en el que te estás dispersando. En mi caso, como tengo más de 2 lugares de trabajo, pues lo pongo en todos.

Busca una forma de hacerlo diferente y divertido, llévalo en un cuaderno o agenda, etc. Encuentra la forma con la que más conectes, una frase un dibujo etc., agrega las emociones que experimentarás, cómo te verás, es decir, representa la razón por lo que quieres trabajar en ello, qué te aportará, a dónde quieres llegar haciéndolo. Esto además te mantendrá motivado en trabajar enfocado en la tarea que te has propuesto; y mantener tu motivación mientras trabajas evitará dispersarte.

Cuando trabajes en una tarea como parte de tu plan para lograr la concreción de tu proyecto, toma conciencia de cuánto esta tarea finalizada te acercará a lo que quieres; te aseguro que eso provocará un estado de continuar enfocada con tu tarea.

5# Recursos a tu disposición

Ten lo más claro posible desde el inicio los recursos que vas a necesitar: un espacio de trabajo, herramientas, equipos, un entrenamiento, etc. Puede que en el camino aparezcan algunos más; la idea es que aquello que puedas identificar y gestionar desde el inicio lo hagas para que reduzcas imprevistos que puedan distraerte y dispersarte.

6# Bloques de tiempo para evitar la dispersión

Crea bloques de trabajo en tu calendario semanal, para crearte la disciplina sobre a qué meta/proyecto te dedicarás por periodo de tiempo en los diferentes días de la semana.

Por ejemplo los lunes por la mañana dedicarte a escribir, por la tarde a desarrollar el plan de un nuevo proyecto, etc.

No soy de las que propone trabajar en una sola meta o proyecto a la vez, yo creo que depende de la personalidad de cada uno, por ejemplo si eres una persona que disfruta la diversidad, que no es lo tuyo dedicarte a un tema a la vez, pues no creo que sea conveniente que te fuerces a dedicarte a una sola cosa, ya que afectaría tu productividad.

Para mí el secreto es que tengas bloques de tiempo, (horas en el día) asignados en tu calendario semanal para tareas específicas y no necesariamente sobre una meta únicamente. Te sugiero que identifiques los rubros a los que te dedicas, puede ser la cantidad de clientes o empresas o proyectos que tengas, o las líneas de trabajo de un proyecto, etc; busca la forma de hacer la selección que más se ajuste a tu realidad y según eso puedes crear tus bloques de tiempo para trabajar en ellos.

Resumen 

  1. Trabaja tu mentalidad: Atiende tus pensamientos. Evitar etiquetar tu dispersión como algo negativo, toma conciencia del rol de la dispersión en tus acciones diarias y decide hacer algo al respecto.
  2. Tener claro tu meta y un plan coherente, y muy importante: ten claro la conexión de cada etapa de tu plan hacia el logro de tu meta; en lo posible, no le pongas un plazo muy extenso de cumplimiento.
  3. Mantener la motivación. Tener presente la importancia de trabajar en cada una de las tareas que te has propuesto, lo que buscas experimentar al concluir tu proyecto, las razones por las que estas haciéndolo.
  4. Identifica y gestiona los recursos que vayas a necesitar para trabajar con más fluidez.
  5. Crea bloques de trabajo en tu calendario semanal.

Espero que las propuestas te hagan sentido y sean de utilidad, y sobre todo, que elijas y pongas en práctica aquellas que más se ajusten a tu situación


Soy Benghi Guerola, coach ejecutiva y personal, especializada en una productividad práctica y funcional; acompaño a todos quienes quieren crecer, desarrollarse, avanzar, sacar su máximo potencial para marcar una diferencia y lograr mejores resultados con más equilibrio y Bien-Estar en sus vidas. Suscríbete y llévate Tu Planner Gratis.

11 comentarios

  1. Hola Bengui, este artículo me ha parecido excelente y me ha hecho pensar en otros puntos de vista que no había pensado antes, ¡muchas gracias! Yo propondría, además de lo que nos has dicho, crear una lista de tareas totalmente innegociables, de esas que pase lo que pase debes hacer sí o sí. Esto a mí me ayuda mucho a priorizar y mantener el foco a nivel general. Otra técnica que encuentro muy interesante es la tabla o la matriz de Steven Covey, donde defines y distribuyes las tareas más o menos importantes junto con las más o menos urgentes. Un abrazo Bengui, ¡gracias por tus consejos! María, gracias por este post tan valioso, me encantan tus posts, están cargaditos de ideas fantásticas, como éste. Un abrazo muy grande, Alicia Rodríguez.

    1. Gracias por pasarte por aquí Alicia! Me encantan tus propuestas. Las dos son muy interesantes. La matriz de Covey es buenísima y alguna vez también la he utilizado. Tareas innegociables, me lo apunto! Un abrazo grande!

    2. Alicia, muchas gracias por tus comentarios y por los excelentes aportes!!! En ambas, lista de innegociables y la Matriz Covey, es determinante haber identificado qué es aquello que queremos conseguir, para así reconocer cuándo una tarea es o no importante y/o “innegociable” como tú lo dices…me gustó la palabra 😉 Gracias!!!

  2. Hola Maria y Benghi Guerola, interesante tema, este de la dispersión, pues a mi me ha pasado , y me sigue pasando y mucho, to creo que no es nada malo, si ls dispersión te lleva a objetivos coherentes que te pueden ayudar mejorar tu vida, a alcanzar nuevad metas siempre que no te perjudique tu teabajo actual. Actualmente lo estoy haciendo mucho, aunque de momento lo único que me lleva es mucha confusión, pero hay que trabajar la mente para evitar esto.
    Y María hace tiempo que queria proponerte un tema extraordinario ypotente para un post, por lo menos , pero no encontraba las palabras para titularlo, y mira por donde aquí las he encontrado: «tus pensamientos determinan tus comportamientos y estos en la calidad de tus acciones».No sé si has escrito algo sobre esto, pero creo que deberias tratarlo otra vez. Cómo hacer que estos influyan de manera positiva en tu vida. Muchas gracias María y un abrazote, amiga.

    1. Gracias Justino! Es un gran tema y tal vez lo reserve para uno de los guest post porque tengo a una cliente cuyo blog tratará de esto precisamente. Gracias por la recomendación. Un abrazo grande y gracias por aportar tu historia!

    2. Justino, muchísimas gracias por comentar y compartir tu experiencia. Así es, creo que todos, en mayor o menor escala nos dispersamos; el punto clave es determinar si esta dispersión nos está privando de vivir la vida que deseamos; si no es así: Viva la dispersión! ya que también tiene su lado positivo…pero si sucede lo contrario, si esta dispersión nos está generando un mal rollo, privándonos de conseguir lo que deseamos, pues tomémosla por las astas y aplicar estas propuestas 😉 Gracias nuevamente!!

  3. Hola chicas!
    Este post me viene como anillo al dedo ya que tiendo a dispersarme mucho y ahora al hacer el blog más todavia. A veces parece que me encanta dispersarme y saltitar de tarea en tarea (inacabadas claro) y dejarme deslumbrar por todos los objetos brillantes que me llaman para distraerme y hacerme sentir muy bien en ese momento. Pero después termino cansada, con una sensación de falta de foco y de improductividad. Ser consciente de lo qué es ya es un paso, darme cuenta de que probablemente estoy procastinando es el siguiente y creo que lo primero y mejor para combatirlo es lo que tu dices Benghi mantener muy clara mi meta, tener un plan y mantener mi motivación a tope. Y luego ya empezaré a trabajar en todo lo demás. Muchas gracias por el post me viene genial! Maria me les el pensamiento jajajaj Abrazos a las dos!

    1. Pues sí, parece que te leo la mente Pamela… Estamos conectadas! Me alegro de que este post te haya servido! Benghi es una gran profesional y sabe mucho de esto. Un abrazo y nos vemos muy pronto en el evento 🙂

    2. Gracias a ti Pamela por comentar y aportar! Como dices, el darse cuenta es el primer y GRAN paso, y tú ya lo diste! Así que mucho ánimo con clarificar la meta y el plan! Abrazos!!

  4. Hola, Benghi y María.
    Antes que nada, considero muy útil este tipo de posts. Hay muchas personas que sufren de dificultades para vencer la dispersión en el trabajo. Me incluyo entre ellas por momentos.
    Y de paso me siento obligado a compartir lo que a mí me ha ayudado.
    1- Específico diferentes áreas del trabajo y luego en cada una hago una pequeña clasificación de las tareas y las distribuyo. Queda como un esquema de áreas, tipo de tarea y tareas. Al revisar cada tarea, indefectiblemente visualizo a qué objetivo contribuye y cuáles me faltan para alcanzarlo. En otras palabras, me ayuda a recordar por qué hago lo que hago.
    2-Divido todo en pequeñas tareas y lo transformo en una especie de juego. Me propongo terminar cada una en determinado tiempo ( 20 minutos, por ejemplo), luego del cual me tomo un descanso. Si no puedo terminarla en ese plazo, analizo si existió algún motivo de dispersión y lo corrijo en la próxima oportunidad.
    Muchas gracias por el post y que tengan un lindo día!

    1. Me encanta tu estrategia Daniel. Muy interesante. Tomaré tu ejemplo. El otro día entrevistando a Joan Boluda me dio la suya: bloquear tiempos en su Google Calendar. Y así tener bloques de todo tipo de tareas: urgentes, importantes, etc. Así que probaré con ello! Pero sí la dispersión es muy frecuente la verdad, a ver cómo la abordamos. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *