Cómo Encontrar Tu Misión en Tu Vida (Guía Para Principiantes)

Claves_del_articulo

Este post está escrito por Dennis Leyton al que ya tuve el placer de entrevistar en mi blog en la sección de Personas que han reinventado su vida. Dennis es de Costa Rica y ahora reside en Rusia. Soy de Rusia originalmente y Costa Rica es uno de los países que más me han llamado la atención de todos los que he visitado. ¡Teníamos que conocernos! Además de ser emprendedor y blogger con otros proyectos desde hace años, Dennis tiene un nuevo e interesante blog en el que habla de temas como desarrollo personal, motivación y productividad. Hace vídeos y reseñas de libros, uno de los cuales, The big leap, me ha impactado muy positivamente.

Además, para hacer este artículo aún más especial y traerte todavía más valor, Dennis y yo hemos realizado una entrevista que te comparto a continuación, en la que abordamos temas como las diferencias entre misión, propósito y cómo encontrar esa habilidad única en la que eres naturalmente bueno. Te dejo con esta vídeo-entrevista y no olvides que es algo que complementa el artículo, por lo que es imprescindible que también lo leas, si quieres llevarte el máximo valor.

¿Alguna vez has oído hablar de la palabra “Ikigai”?

Si es la primera vez que la oyes mencionar, prepárate para algo que nunca olvidarás.

A mediados del 2016 me topé con esta palabra que viene de la isla de Okinawa y que significa “la razón por la que te levantas por las mañanas”. Me encanta.

¿Por qué es tan importante esta palabra en este lugar? Porque se ha demostrado que es una de las razones principales por las que Okinawa tiene una de las tasas de longevidad más altas de todo el mundo.

Y es precisamente el tener su Ikigai presente cada mañana lo que les ayuda a levantarse con ganas, con motivación y a tener un Norte que les permita llevar una vida más significativa.

Ellos tienen claro su Misión en la vida.

¿Sabes cuál es el tuyo? ¿Sabes ya cuál es tu Ikigai?

Si no lo sabes, entonces hoy es uno de esos buenos días, ya que te compartiré una serie de ejercicios que te ayudarán a identificarlo, o al menos, ponerte en el camino correcto para descubrirlo.

Misión vs. Propósito

Pero antes, pongámosle pausa a esto, porque hay que aclarar algo primero…

Dejando palabras japonesas de lado, si nos ponemos técnicos, existen los términos “Propósito” y “Misión” y a veces los tendemos a mezclar o confundir, ¿es que existe diferencia entre ellos?

Si me permites, te voy a dar brevemente mi opinión sobre qué es cada uno y cómo se pueden diferenciar. Pero de una vez te digo, que no hay interpretación buena ni mala, ya que, que yo sepa, no hay una “Real Academia Del Propósito” que diga cuál es la forma correcta de decirlo.

Pero pongámoslo simple...

Propósito

Llamado también “Propósito de vida” es es término común que se utiliza para hablar sobre “eso que hemos venido a hacer a este mundo.” Es lo que en el hinduismo se conoce como Dharma.

¿Pero no es básicamente lo mismo que la Misión de vida?

Pongámoslo así…

Yo soy un fiel creyente de que todos tenemos UN Propósito y MUCHAS misiones, y creo que nuestro propósito como seres humanos es uno por igual: conectarnos a esa versión elevada y mejorada de nosotros mismos (que reside dentro de nosotros) en todo lo que hacemos y usarlo en servicio de los demás y de nosotros.

Es decir, cerrar esa brecha entre tu máximo potencial y la persona que eres ahora. Se trata de vivir con propósito. Vivir con integridad.

Este es el propósito que todos compartimos y que tiene todo el potencial de convertirnos en personas más felices, realizadas y en armonía con nosotros mismos y nuestro alrededor.

Misión

Ahora, mientras que todos tenemos un propósito y la capacidad de vivir con integridad en cada momento que queramos, a lo largo de nuestra vida podemos pasar por varias misiones.

Porque tu Misión en este momento puede no ser la Misión #1 que vayas a tener en 5 o 10 años.

Por ejemplo, cuando conocí a mi esposa y me di cuenta que ella era la indicada, toda mi energía iba dirigida en una misma dirección (o Misión): hacer todo lo que fuera posible para que ella y yo estuviéramos juntos. Y dado que nos separaba un océano y más de 10 mil kilómetros, comprenderás que era algo retador. Nos tomó más de un año, pero lo logramos.

Hoy en día mi misión es otra: ayudarle a personas como tú a que construyan un estilo de vida por el cual les apasione levantarse todos los días. ¿Cuál será mi misión en 10 años? Solo el Universo lo sabrá.

El problema aquí (y la razón por la cual es conveniente hacer la diferencia entre Propósito y Misión) es que muchas personas se complican mucho con este tema y piensan que hasta que no encuentran su Misión en la vida, el resto de sus días son un estado de plena supervivencia y que no serán felices ni exitosos hasta que no encuentren ese santo grial.

Pero he aquí la clave: que cuando vives tu vida con propósito (tal y como te lo conté unos párrafos atrás), te será mucho más fácil llevar una vida más significativa, exitosa y feliz, y a su vez, se te facilitará el camino a descubrir tu misión actual en la vida y poner ese conjunto de habilidades y dones únicos al servicio de los demás.

Todo empieza con vivir con propósito aquí y ahora. ¿Y cómo lo puedes hacer? Aquí te va un super tip:

La próxima vez que quieras actuar con propósito (o bien con integridad con tus valores) sólo hazte esta pregunta:

¿Qué es lo que una versión más elevada/mejorada de mí mismo haría en estos momentos?

En cuestión de 30 segundos o menos tendrás la respuesta. Y al realizar esta práctica de forma constante, paciente y perseverante, irás automáticamente elevando tus acciones, tu mentalidad y tu espíritu, descubriendo poco a poco lo que más disfrutas de la vida, lo que más te empodera y lo que saca lo mejor de ti.

Si te llama la atención este tema, puedes ir a ver este artículo en donde te hablo más sobre cómo vivir en propósito (con una útil referencia para los fanáticos de Star Wars).

¿Pero importa tanto la diferencia entre Propósito y Misión? Honestamente no.

Todo está en cómo quieras ver las cosas y tu vida. Mi objetivo aquí es hacerte notar la importancia de que puedes vivir con propósito aquí y ahora en todo lo que haces, mientras llegas a ese punto clave en que encuentres tu Misión en tu vida.

Descubre Tu Misión

Ahora sí, a lo que veníamos, porque seguro ya quieres saber las técnicas que yo he utilizado y recomiendo a mis lectores para encontrar su Misión. Su Dharma. Eso que vinimos a hacer a este mundo. Eso que Gay Hendricks llama en su excelente libro The Big Leap como Vivir en tu Zona de Genialidad (haciendo eso que sólo tú y nadie más puede hacer de una manera única y formidable).

Algo que hay que tener en cuenta es que para tener más claro nuestra misión, tenemos que tener un alto (o medianamente alto) nivel de autoconocimiento (self-awareness). Es decir, tenemos que tener claro quiénes somos y qué es lo que queremos.

Y una de las mejores formas que he descubierto para hacerlo, es a través del Journaling, o bien llevar un Diario.

En qué consiste Journaling

Hablar sobre Journaling es tema para otro día, pero es básicamente la práctica de llevar un cuaderno, libreta o bloc de notas en donde escribes cosas para ti mismo, como por ejemplo: cosas por las que estás agradecido, tus objetivos del día, pensamientos sobre X situación actual, tus metas, tus logros, tus planes, lecciones aprendidas, visualizaciones, afirmaciones, etc.

Pero también sirve para hacer ejercicios de autoconocimiento y autorrealización como los que te voy a compartir aquí abajo.

Así que si tienes ya un Diario, es hora de que lo saques, tomes un bolígrafo y escribas las siguientes preguntas. Si no tienes uno, solo toma cualquier hoja o cuaderno y ponte a escribir, que estas preguntas están diseñadas para ayudarte a encontrar tu misión actual, o por lo menos, ponerte en el camino correcto para que la descubras.

Son preguntas que cuando me las hice, descubrí grandes cosas sobre lo que quiero de mi vida y me han ayudado a su vez a vivir con integridad y propósito.

Si este tema es importante para ti, tómate estas preguntas en serio. Recuerda que no hay respuesta mala ni perfecta, sólo sé honesto contigo mismo ya que esto es sólo para ti. Personalmente te recomiendo hacerlas todas, pero puedes empezar con la que más te llame la atención y si te gusta lo que vas experimentando avanzas con el siguiente.

Cómo Encontrar Tu Misión en tu Vida (Ejercicios Recomendados)

Ejercicio 1: ¿Y si tuvieras todo el Tiempo y el Dinero del mundo?

Este ejercicio lo descubrí gracias al libro “Las Siete Leyes Espirituales Del Éxito” de Deepak Chopra, dice así:

“Si tuvieras todo el tiempo y el dinero del mundo… ¿qué harías?”

Suponiendo que primero satisfaces algunos gustos materiales y luego de que vuelves a casa (o te estableces) luego de haber viajado por todo el mundo… ¿a qué te gustaría dedicar tu tiempo si no tuvieras limitaciones?

Imagina que además de eso, tampoco tuvieras miedo alguno, ¿qué harías?

Da rienda suelta a tu imaginación, haz una lluvia de ideas y comienza a descubrir lo que tu ser quiere verdaderamente.

Ejercicio 2: ¿Qué amas hacer?

Un ejercicio también descubierto gracias al libro “The Big Leap”. Hazte estas dos preguntas:

  1. ¿Qué es lo que amo hacer tanto que podría hacerlo por mucho tiempo sin aburrirme o cansarme (o inclusive pagar por hacerlo)?
  1. ¿Qué actividades hago en mi trabajo que me gustan tanto que no se siente como si estuviera trabajando?

Lo más pequeño importa, escríbelo aunque creas que no importa (porque sí importa). A veces las respuestas están escondidas detrás de lo que haces todos los días.

Ejercicio 3: ¿Cómo quieres ser recordado?

Imagina que estás en el funeral de alguien, pero ves que las personas en el lugar son todos tus amigos y tus familiares. Vaya, es tu funeral.

Una a una van pasando las personas al frente para rendirte tributo (inclusive el señor al que le comprabas el pan todas las mañanas) y comienzan a compartir con los demás el tipo de persona que eras y la marca que dejaste en ellos (o en el mundo)...

¿Qué te gustaría que dijeran?

Escribe varias frases, ojalá enfocadas en distintos aspectos de tu vida (familiar, profesional, relacional, humanitario, etc). Este ejercicio es poderoso, tómate el tiempo de responderlo.

Si estás no estás viviendo en integridad con esos tributos (a todos nos pasa cuando hacemos este ejercicio), ya sabes por dónde puedes empezar.

Ejercicio 4: ¿Qué te dirías si tuvieras 110 años?

No preguntes cómo sucedió, pero imagínate que alguien en el futuro descubrió la forma de viajar en el tiempo. Es así como tú, a tus 110 años de edad (¡la medicina también ha avanzado!) logra una oportunidad para usar la máquina y viajar al presente para hablar contigo.

Pero hay un detalle, el agujero en el tiempo sólo puede estar abierto por 30 minutos, luego de eso, tu versión de 110 años volverá al futuro.

¿Qué crees que esa versión tuya de 110 años te diría en esos 30 minutos?

¿Y si sólo fueran 10 minutos? ¿Y si sólo fuera 1 minuto? ¿Y si sólo fueran 30 segundos?

Tómate el tiempo nuevamente y escribe esas frases o consejos condensados que obtendrías de tu yo futuro. Para este momento seguramente irás notando patrones. Eso es bueno.

Este ejercicio tiene además otro beneficio: te demostrará que ya tienes toda la sabiduría que necesitas para cambiar tu vida (sin necesidad de tener una experiencia cercana a la muerte que nos haga despertar) y darle más sentido a partir de hoy mismo.

Ejercicio 5. ¿Cómo te ves en 3, 5, 10 años?

Volviendo un poco a un año más cercano, este es el último ejercicio que vas a hacer y es posiblemente el que te va a ayudar más en las siguientes semanas, meses y años por venir.

Respira profundo, cierra los ojos e imagina cómo te gustaría que fuera tu vida en 3, 5 o 10 años. Cómo sería tu día a día, qué actividades harías, en donde vivirías, con quién  pasarías el tiempo, las metas que te gustaría haber cumplido, tu estado de salud y mental, tu estado financiero, proyectos, tu nivel de éxito (personal y profesional)... todo todo eso.

Para muchos de nosotros el imaginarnos cómo sería nuestra vida en 10 años puede sonar imposible (¡lo fue para mí la primera vez que lo hice!) pero con un poco de práctica lo puedes lograr.

Puedes empezar con visualizar tu vida en 3 años. Se dice que solemos sobreestimar lo que podemos hacer en un año (me declaro culpable) pero que solemos subestimar lo que podemos lograr en 3 años.

Así que siéntete libre de imaginar tu futuro ideal de aquí a 3 años. Cuando lo tengas puedes pasar a cómo te gustaría que fuera (o en donde te ves) en 5 años.  Y cuando tengas ese, pasas al de 10 años ;)

Trabajo A Conciencia

Estos ejercicios como dije pueden convertirse en grandes aliados para descubrir tu misión en la vida, pero además para actuar con más integridad aquí y ahora. Tómate un buen tiempo a solas, sin distracciones y hazlo a conciencia.

Conforme vayas avanzando en ellos irás notando patrones, ideas que se repiten, deseos en los que piensas una y otra vez y en la de menos tendrás unos de esos momentos “A-já” en los que sientes que se abre el cielo de par en par y te das cuenta de algo en lo que no habías pensado antes.

Y por favor, ten en cuenta lo siguiente. Es muy común crear nuestros sueños y el cómo queremos que sean nuestras vidas comparándonos con otras personas.

Mi consejo: admira las cualidades de esas personas, sus virtudes y lo que hicieron día a día para lograr sus éxitos, pero recuerda que lo que otras personas hagan es totalmente irrelevante.

Tú eres tú. Yo soy yo. Ellos son ellos.

Hay algo que tú y nadie más que tú puede hacer de una manera única y formidable. Ese es tu Dharma y un día se convertirá en tu legado, y el Universo y todos nosotros estamos esperando ansiosos a que empieces a construirlo :)

Para Terminar

Si después de hacer estos ejercicios tienes ya una idea de cuál es tu misión, ¡pues enhorabuena! Ahora lo que te recomiendo es preguntarte lo siguiente:

¿Cuál es la cosa #1 que puedes empezar a hacer ahora que te llevará más cerca de tu misión?

Luego comienza a trabajar en ello. Y no te compliques, comienza con algo estúpidamente fácil para agarrar momentum (ímpetu) y luego ir por el siguiente paso.

Si no lo llegas a averiguar con los ejercicios, ¡no te preocupes! Que esto es un camino, y cada uno de nosotros debe llevar su propia búsqueda y las cosas se dan cuando se tienen que dar. Pero con haber hecho los ejercicios ya has dado un increíble paso.

Mientras tanto, recuerda que lo mejor que puedes hacer en tu día a día es vivir con propósito, con integridad, es decir, cerrar esa brecha entre lo que eres ahora y lo que podrías llegar a ser, actuando como la mejor versión de ti mismo en las cosas que haces.

Agradezco nuevamente a María por haberme permitido este espacio y poder aportar mi grano de arena en tu crecimiento y autorrealización.

Y si te gustó particularmente alguno de esos ejercicios me encantaría que compartieras el artículo con alguien más y que nos dejaras un comentario con la lección #1 que te llevas de todo esto.

Y si de paso conoces otro ejercicio que te guste para descubrir el propósito de vida, misión de vida o bien nuestro Ikigai, está de más decir que estás bienvenido a compartirlo con los demás en los comentarios ;-)


Soy costarricense, esposo, padre, emprendedor digital y fundador de Yo++. He creado este sitio para ayudarte a romper con la monótona rutina diaria, atreverte a expandir tus límites y crear un estilo de vida por el que te apasione levantarte todos los días. Si gustas he creado un curso gratuito de 3 días  llamado "Levántate Con Ganas" para levantarte con motivación y optimismo todos los días, para unirte haz clic aquí.

13 comentarios

  1. Dennis me ha encantado tu punto de vista de la diferencia entre propósito y misión de vida. Muchas personas se bloquean porque piensan que tienen que encontrar una única misión de vida y simplemente cuando les dices que puede haber más de una, se sienten liberados.
    Para mí el propósito de vida también está muy relacionado con convertirte en tu mejor versión, sacar tu máximo potencial y sobre todo vivir con integridad honrando tus valores.
    Muchas gracias por tu aportación para hacer del mundo un lugar mejor.

    1. Qué bonito tu comentario, Isabel! La verdad entre tantos expertos que somos en ese tema podríamos crear algo todos juntos! Tenemos mucho que aportar entre todos :) Yo también me sentí muy identificada con lo que cuenta Dennis de propósito y misión. E incluso una aportación extra (hoy entrevisté a Sergi Torres y estoy inspirada): la realización personal es vivir en plenitud cada instante. Entonces te das cuenta de que todo está bien, que ya puedes vivir con tu propósito aquí y ahora. Magia pura! Gracias por pasarte por aquí, hermosa!

    2. Hola Hola Isabel, me alegra que te haya gustado el contenido. Te soy honesto, lo de muchas misiones y un propósito lo descubrí durante el último año-año y medio, pero como dices me cambió muchísimo la forma en que veo las cosas. Ahora sé que puedo enfocar mi energía en distintos aspectos importantes de mi vida, mi crecimiento o mi familia por ciertos periodos específicos de tiempo, porque si algo es cierto que aunque muchas cosas se vean como predestinadas, a veces uno se tira unas sorpresotas totalmente inesperadas que ni para qué te cuento :)

      ¡Un abrazo y gracias por pasar por acá!

  2. Qué maravilla de artículo, qué bonito y qué completo.
    Si es que tu trabajo es excelente, no podrías rodearte de gente con menos talento.
    Me leí el libro Ikigai de Héctor García y Francesc Miralles hace cosa de un año y, como sabes, practico budismo desde hace más de diez, así que este artículo ha conseguido sacarme una sonrisa y reafirmar mi manera de ver la vida.
    Oh! Además yo también me enamoré de Costa Rica cuando me lo paseé de punta a punta en el 2005. Un placer descubrir a Dennis.
    Un abrazo grande a ambos.
    Lou
    slowlou.com

    1. Qué bueno Lou que hayas resonado con Dennis. Yo descubrí muy buenos libros gracias a él. Y ha hecho un artículo muy muy completo. La verdad es un lujo rodearte de gente tan buena. Me encantaría poder contar también con tu colaboración en el blog, siempre que quieras y tengas tiempo. Admiro tu trabajo y sé que tienes mucho que aportar! Un abrazo grande, amiga!

    2. «este artículo ha conseguido sacarme una sonrisa y reafirmar mi manera de ver la vida.»
      Lou, ya con eso me has hecho el día :) Te agradezco el comentario, yo feliz de que ayude a cuantas personas pueda. Un gran abrazo!

  3. Genial el artículo!!
    Acerca del propósito de vida: en ocasiones no podemos vernos con claridad que traemos al mundo. Por ello podemos ayudarnos del reflejo de los que nos rodean.
    A todos nos han dicho alguna vez: «es que tú eres muy…..lo que sea (impetuoso, impulsivo, meticuloso, demasiado bueno, enérgico, tranquilo, etc). Cuando nos dicen esto generalmente intentamos evitarlo, cuando lo que deberíamos hacer es ¡Acentuarlo!. Debemos ser eso que dicen de nosotros que somos demasiado prestando atención de serlo con «consciencia»

    Esto es de trabajo de procesos de Arnold Mindell. En esta filosofía se le conoce como mito de vida.
    Un abrazo y gracias por el artículo

  4. Gracias por este gran aporte!. haber leído tu percepción sobre el distingo entre percepción y misión , ha sido muy valioso para mí. Estoy haciendo el entrenamiento de coaching y me he quedado sin palabras ante el trabajo que nos dieron acerca de cuál es nuestra – mi misión-. un abrazo desde Misiones, Argentina.- Silvina

  5. Estoy perdida, cada día me levanto aplastada por mi miedo a no cumplir mi propósito…lo que he hecho lo hago incorrectamente, con la carga de las consecuencias. Pensé que estaba cambiando pero la sensación que experimento me dice que no está bien. Deseo ayudar a la gente pero soy torpe para llegar a ellos, quiero ayudar a los animales pero termino lastimando su existencia. Quiero proteger la naturaleza pero siento que camino en círculos sin resultado alguno…tal vez solo me engaño y mi misión ni es la correcta. Tomo cursos y hago autoanálisis que solo me hacen sentir peor…tal vez ya no es mi tiempo…y solo daño.

  6. Desesperada: Recuerda «deja de maltratarte, y decide amarte hoy». Tal ves las personas con las que estas en este momento no aprecian tu compañía, pero no por eso debes sentirte agobiada, recuerda ten fe. Nunca es tarde para iniciar. DTB.

  7. Me ha gustado mucho tu artículo. Vas al grano del asunto, con detalles y ejemplos valiosos. Un fuente completa de información que guía fácilmente.
    Gracias, lo compartiré.
    Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María Mikhailova Pogosova.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de mariamikhailova.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.