Cuando no te sientes suficiente o merecedora

Claves_del_articulo

Inauguro hoy una nueva sección en mi canal en Youtube: La pregunta de la semana.

¿Por qué lo hago? En realidad hace mucho que pensaba en crear una sección así, para poder dar respuesta a tantos emails que recibo con frecuencia y a los que no siempre puedo responder, por falta de tiempo.

También los lectores, a través de vuestros comentarios, así como mis alumnos del curso MailCoaching me planteáis frecuentemente interesantes preguntas y siempre me digo: tengo que escribir sobre ello, porque da para un artículo completo...

Pero el otro día decidí que la mejor forma de responder a esas preguntas sería a través del vídeo, porque es una manera más directa, más clara y más cercana de responder a preguntas que me planteáis.

Una de las recientes preguntas que me hizo una alumna de MailCoaching me dejó varios días pensando: era una pregunta muy importante, muy profunda, muy habitual y que además resonaba mucho conmigo.

¿Por qué no me siento suficiente o merecedora? ¿Cómo cambiar esta creencia limitante?

Para responder a ella, simplemente tienes que ver el siguiente vídeo. Sé que los vídeos de preguntas y respuestas suelen ser más cortos, pero al ser un tema tan complejo, no me resultaba fácil responder en pocos minutos, al final me han salido 10.

Ah y una novedad: ¿te gusta mi nueva intro al vídeo? La encargué recientemente y éste es el resultado. El otro día oí decir a una bloguera a la que sigo que cada persona tiene un tótem, un animal que de alguna forma nos acompaña en nuestro camino. ¿Adivinas cuál es el mío?

Yo lo tengo clarísimo: hasta en el vídeo de El Sendero de tus Sueños pasó una cerca de mí 😉

AutoCoaching

Y ahora te dejo con preguntas clave para que las respondas al terminar de ver este vídeo, sobre todo si esta pregunta te ha resonado como a mí (toma papel y lápiz y anota por escrito tus respuestas):

  • ¿Cuál es la intención positiva de esta creencia? ¿Qué beneficio te aporta seguir pensando así?

  • ¿Qué problema de seguridad estás manteniendo para no afrontar un problema de calidad en tu vida (y que te da mucho miedo)?

  • ¿Qué ocurre si cambias esta creencia? ¿Qué pensarás, cómo te sentirás?

  • ¿Qué cosas nuevas harás si cambias esta creencia por una más positiva? Haz una lista lo más detallada posible: qué cosas harías si esa creencia limitante no estuviera más en tu vida.

  • Cambia tu pregunta primaria por una más positiva (para ello, puedes servirte de uno de mis artículos que te comparto a continuación)

Otros artículos para integrar que eres suficiente y merecedora

También te comparto otros artículos en los que sigo profundizando en este tema o que pueden ayudarte a cambiar esa creencia limitante:

Cómo cambiar las creencias limitantes en 9 pasos (incluye vídeo paso a paso)

Cómo descubrir mi pregunta primaria

Problemas de seguridad y calidad

Cómo crear una mentalidad de abundancia

Cuando me amé de verdad... por Charles Chaplin

Si aún no lo conoces (aunque estoy casi segura de que sí), te invito a leer en voz alta un extracto que se ha hecho muy famoso en internet  y que pertenece al grandísimo Charles Chaplin:

«Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

«Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

«Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

«Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, sólo para conseguir aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (e incluso yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

«Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó a esa actitud egoísmo. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

«Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los grandes proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

«Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, me equivoqué muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

«Cuando me amé de verdad, desistí de seguir reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

«Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y eso es… ¡saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

¿Tienes alguna pregunta para mí?

Y por último, me gustaría preguntarte: ¿te has identificado con este problema de no sentirte suficiente o merecedora? ¿Te parece interesante la propuesta de este vídeo? ¿Hay algo que no te ha quedado claro y quieres preguntar?

Te invito a que lo comentes en este artículo para que pueda ampliar este tema y resolver tus dudas.

Y también te ofrezco la opción de formularme aquí mismo nuevas preguntas que te surgen en relación a tu autoestima, desarrollo personal, emociones recurrentes, miedos, tu reinvención profesional, etc.

Cada semana intentaré responder a las preguntas más interesantes a través de estos vídeos.

____________________________________________________________________________________________________

10 comentarios

  1. La verdad que me encantó el vídeo María. Casualmente ayer mismo me sentí un poco así al ponerme a pensar en mi futuro. Tengo 19 años y ahora mismo voy a cursar el segundo año de un fp y me da pánico pensar en las prácticas que tendré que realizar a finales de curso, que es como si fuese un trabajo en realidad. Como no he trabajado nunca ni he hecho unas prácticas anteriormente, pues me entra ese miedo y las clásicas dudas sobre una misma. Soy consciente de que tengo que cambiar el chip, reforzar mi autoestima y aprender a salir de mi zona de confort, ya que si dejo que el miedo me supere nunca voy a vivir satisfactoriamente y me perderé miles de experiencias increíbles que me ayudarán a crecer como persona. Responderé a las preguntas que formulaste en este artículo para entenderme mejor a mí misma, iré leyendo más sobre el tema, ver vídeos de coachs y me diré cosas positivas todos los días para ir cambiando mi mentalidad poco a poco.
    ¡Muchas gracias por tu vídeo y el artículo que me han venido de maravilla! 🙂

    1. Hola Paula! Me encanta ver a gente tan joven como tú en mi blog. Entiendo tan bien cómo te sientes… Pero ya sabes que son miedos irracionales de querer ser perfectos, de tener la aprobación de los demás, de encajar. Siempre le digo a las personas con las que trabajo: llévate tu miedo a la batalla contigo. Está para protegerte, pero no puede paralizarte. Incluso si te equivocas y lo haces mal, habrás aprendido muchísimo por el camino! Permítete equivocarte, no ser perfecta. Porque en realidad nadie lo es: ni siquiera los más grandes.

  2. Hola María!
    Por fin he tenido tiempo de leer esta entrada en tu blog 🙂
    Estas preguntas me suenan… Muchísimas gracias por dedicar tu tiempo a responderlas, muy muy agradecida! Curiosamente, después de plantear estas cuestiones en el grupo he vivido un periodo muy abundante en muchos aspectos de mi vida, ¿tendrá algo que ver el “soltar”, “abrirse”, “liberarse” o compartir estas preocupaciones con este periodo de plenitud?
    De momento voy a responder a las preguntas que planteas.
    Muchísimas gracias María 🙂

    1. Hola Marina! Me hace muchísima ilusión verte por aquí, porque efectivamente he estado pensando mucho en lo que me preguntaste y he tratado de encontrar la mejor manera de responder a tu pregunta. Y es genial que hayas tenido un momento de abundancia después de liberarte de esta carga. Yo siempre digo que compartir miedos ayuda muchísimo. Porque este es el verdadero poder de la vulnerabilidad. No somos de acero, somos humanos. Todos tenemos miedos, inseguridades, no es malo, es normal… Pero también podemos dejar de sentirnos así, si realmente lo deseamos. Y sobre todo, gracias por hacer preguntas tan interesantes y tan necesarias, así ayudamos entre todos a mucha más gente! Un abrazo y hasta pronto 🙂

  3. Maria que excelente este video, me conecto mucho con lo que nos estas diciendo,
    No tengo mucho tiempo para la lectura, entonces escucharte en el post es una excelente opción

    Gracias por dejarnos este video.
    Saludos.
    Yenny

    1. Hola Yenny, me alegro mucho de verte por aquí y que te guste el vídeo. A partir de ahora quiero hacer más vídeos, sobre todo con preguntas que me hacéis, así que si tienes cualquier pregunta, adelante. Ya tengo pendiente hablar de la abundancia, asertividad y sentirnos poco capaces. Creo que son temas importantes para muchas personas, yo la primera 😉 Nos vemos pronto! Un abrazo 🙂

  4. Que si me resuena, ya te digo que me resuena.
    He realizado este verano un trabajo personal intenso de autoestima.
    Lo cierto es que no lo quería ver, pero es la grasa que mantiene el engranaje interior en marcha, es la plataforma sobre la que despegamos, y es el sentimiento cálido y agradable que ayuda a percibir que incluso en los peores momentos esta vida tiene todo el sentido.
    El merecimiento ( junto a la otra pata, la competencia) da esa ambicionada paz interior a raudales.
    Mira que me gusta Chaplin, y no conocía esas frases suyas. Son geniales, como todo él.

    1. Magnífico Bea! Tu trabajo de autoestima sirve de ejemplo e inspiración para personas con las que trabajas. Puedes escribir posts acerca de ello y compartir tu experiencia. Me gustaría saber más de la otra pata: la competencia 😉 Así que espero impaciente ese post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *